Apagón de Internet deja a Myanmar incomunicado

11 de julio del 2019

Fue ordenado por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones.

Apagón de Internet deja a Myanmar incomunicado

Las fuerzas de seguridad que realizaban patrullaje escanearon las colinas boscosas donde rondan los miembros de una insurgencia étnica. Un cráter en el camino lleno de baches daba fe a la habilidad de los rebeldes para elaborar artefactos explosivos.

El Estado de Rakhine, en la costa occidental de Myanmar, está aislado incluso en las mejores circunstancias, azotado por una guerra de guerrillas y limpieza étnica que se desarrollan lejos del escrutinio internacional.

Ahora, un apagón de internet que inició el 21 de junio prácticamente ha dejado al Estado incomunicado con el mundo exterior.

El apagón, ordenado por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones, era “en beneficio de la gente”, dijo U Myo Swe, ingeniero principal de la institución.

Las suspensiones de internet o redes sociales ordenadas por el Gobierno a menudo se consideran necesarias para silenciar el tipo de rumor que hace que multitudes en línea se catalicen en multitudes reales.

Pero los embargos a las telecomunicaciones pueden también estar diseñados para frustrar a miembros de la Oposición política. Y pueden dañar a comunidades vulnerables en zonas de conflicto.

“Me preocupa que haya más violaciones a los derechos humanos durante la suspensión de internet”, dijo U Aung Thaung Shwe, miembro del Parlamento y originario de un poblado en el norte del Estado de Rakhine, donde civiles han resultado muertos al aumentar las hostilidades entre insurgentes del grupo étnico rakhine y el Ejército de Myanmar.

La reputación de Myanmar ha resultado golpeada por la continua agresión militar, en su mayoría contra minorías étnicas.

Desde el 2017, más de 700 mil musulmanes rohingyas han sido expulsados de Myanmar. La carnicería a manos del Ejército de Myanmar recibió ayuda de multitudes de budistas rakhine.

Este año, estalló otra insurgencia de los rakhine. El Ejército Arakan, un grupo armado de la etnia rakhine que afirma tener 7 mil soldados, ha emprendido ataques fatales contra soldados de Myanmar.

La respuesta del Ejército de Myanmar ha sido feroz, dicen grupos de derechos humanos.

El apagón de internet en Rakhine volvió a ser atribuido a los excesos en las redes sociales, dijo el General Brigadier Zaw Min Tun, vocero del Ejército de Myanmar.

“Hay odio racial en Rakhine debido al discurso de odio racial y la propaganda en redes sociales”, afirmó.

“El Gobierno dice que el apagón de internet es en beneficio de la gente, pero yo no veo ningún beneficio para la gente”, dijo Kaung Mrat Naing, residente de Maungdaw, un municipio en el norte de Rakhine.

“Esto sólo genera problemas para la gente”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO