¿Renunciará Naomi Osaka a su nacionalidad japonesa?

¿Renunciará Naomi Osaka a su nacionalidad japonesa?

12 de junio del 2019

Si alguien puede despertar el orgullo nacional japonés en este momento, es Naomi Osaka.

Osaka, la tenista número uno del mundo, es una de las mayores estrellas de Japón. Pero una fecha límite inminente, su cumpleaños número 22 en octubre, ha planteado la interrogante de si puede seguir representando a Japón en el circuito internacional de tenis.

Osaka, de madre japonesa y padre haitiano-estadounidense, tiene doble ciudadanía: japonesa y estadounidense. Bajo la ley japonesa, los ciudadanos con doble nacionalidad deben elegir una para cuando cumplan 22 años. Osaka nació en Japón, pero ha vivido en Estados Unidos desde que era joven.

“Estoy bastante segura de que es obvio”, dijo Osaka en una conferencia de prensa tras el Abierto de China en octubre.

“Estoy jugando para Japón. No quiero ser irrespetuosa ni nada, pero realmente no entiendo de dónde viene la conclusión de que es una decisión difícil para mí o algo así”.

En realidad, es posible que no tenga que elegir. Los expertos legales dicen que el Gobierno nipón rara vez hace cumplir la ley que exige que los ciudadanos decidan entre nacionalidades.

Pero algunos analistas advierten que sería difícil para el Gobierno aceptar que Osaka tenga la doble ciudadanía.

“Creo que para el Gobierno es un problema que siga teniendo abiertamente dos pasaportes”, dijo Sachiko Horiguchi, profesora asociada de antropología en el campus en Tokio de la Universidad de Temple. “Porque eso significa que el público sabría que en realidad no se está aplicando la ley”.

El origen multicultural de Osaka ha desafiado las nociones de identidad nacional de Japón en un país donde sólo uno de cada 50 niños nacidos cada año tiene un progenitor extranjero. Cuando ella era joven, sus padres decidieron que ella y su hermana, quien también jugaba, representarían a

Japón, en parte porque la federación de tenis estadounidense les prestó poca atención.

Los expertos legales dicen que en Japón hay una laguna legal gracias a la cual las personas con doble ciudadanía pueden conservar ambas nacionalidades. La ley sólo requiere que un ciudadano japonés “busque renunciar” a la nacionalidad extranjera.

Los japoneses más jóvenes se están acostumbrando a vivir y trabajar con vecinos y colegas internacionales.

“Los jóvenes de 20 a 30 años están ahora mucho más familiarizados con los extranjeros o los llamados ‘hafu’”, dijo Satoko Takeda, una investigadora visitante de la Universidad de Economía y Derecho de Osaka, utilizando el término japonés derivado de la palabra inglesa “half” (mitad), para describir a las personas de ascendencia mestiza, como Osaka.

“Son diferentes a las generaciones anteriores. Creo que hay esperanza”, comentó

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO