¿Qué tiene asustado al maestro del miedo Stephen King?

22 de septiembre del 2019

Realidad imita a la ficción su obra de King, y eso lo asusta.

¿Qué tiene asustado al maestro del miedo Stephen King?

Stephen King no seguiría haciendo negocio si lo único que vendiera fuera miedo.

Dentro de cada historia terrorífica sobre un payaso asesino que cambia de forma, un padre homicida en un hotel embrujado o un virus mortal que acaba con la población del planeta, ha llenado sus páginas con sentimientos igualmente poderosos de fortaleza, altruismo e incluso esperanza. Es quizás por eso que tantos lectores, muchos de los cuales descubrieron sus libros en la infancia, se han mantenido fieles a lo largo de sus 45 años de contar historias.

Su sexagésima primera novela, “El Instituto”, es sobre niños que tienen habilidades superpoderosas y son reunidos a la fuerza para ser estudiados por una organización oscura que los desecha de manera brutal una vez que su utilidad se ha agotado. Quienes piensan en King principalmente como escritor de novelas de terror se sorprenderán por la calidez que hay en un libro que suena tan de sangre fría.

Cuando comenzó a escribir el libro, en marzo del 2017, no pensó en él como un relato de terror, sino como una historia de resistencia, con Luke, un genio telequinético de 12 años, Kalisha, una adolescente que puede leer las mentes, y Avery, un canalizador de poderes de 10 años, organizando una rebelión desde el interior de su centro de detención.

“Quería escribir sobre cómo la gente débil puede tener fortaleza”, dijo King, de 72 años, desde su casa en Maine.

King dijo que “El Instituto” comparte ese tema con “It”, su épica novela de 1986. Al meollo de ambas historias hay algo que el autor dice que le importa más ahora: no generar miedo, sino disiparlo.

“Uno de los desafíos cuando tienes tantos años como yo y crees que has explorado todos los rincones, es que tienes que preguntarte: ‘¿Qué es lo que realmente me preocupa? ¿Qué cosas me importan?’”, dijo King. “Bueno, me importa la amistad. Me preocupa un gobierno que es demasiado grande y que tratará de hacer cosas pensando que los fines justifican los medios. Me importa la gente indefensa que trata de encontrar la manera de defenderse. Todas esas cosas están en ‘El Instituto’”.

A medida que King se acercaba al final de “The Institute”, la cosa se puso extraña. En términos generales, la novela empezó a mostrar un paralelismo con lo que estaba sucediendo en la vida real: niños, que buscaban asilo en la frontera Estados Unidos-México, estaban siendo arrebatados de sus padres por la política de separación familiar de la Administración Trump. “En el curso de escribir el libro, Trump realmente comenzó a encerrar a niños”, dijo King.

Por lo menos siete menores de edad han muerto en custodia de las autoridades migratorias estadounidenses desde que se promulgó la política.

“Eso me puso la piel de gallina porque era como lo que yo estaba escribiendo”, dijo King. “Pero si dices la verdad sobre la manera en la que la gente se comporta, a veces te encuentras con que la vida realmente imita al arte”, dijo King. “Creo que en este caso sucedió así”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO