Aparentemente, todo puede ser convertido en meme

18 de mayo del 2019

Si los memes son suficientemente chistosos, se vuelven virales.

Aparentemente, todo puede ser convertido en meme

Hoy en día, una campaña para un puesto político exige una fuerte presencia en las redes sociales.

Para los más de 20 demócratas que se postulan para obtener la nominación y así representar a su partido en la elección presidencial del 2020 en Estados Unidos, esto incluye anuncios en Facebook, un sitio en internet y otras formas de contacto en línea.

Para Andrew Yang, un candidato relativamente desconocido que ha logrado cobrar impulso en línea, “ser una persona ‘memeable’” es importante, dijo Zach Graumann, su director de campaña, a The New York Times.

Yang ha intentado cultivar un público devoto en internet, conocido como el “Yang Gang”, que ha colocado su imagen en memes, canciones, videos musicales y hashtags.

Al situarse entre el 0 y el 2 por ciento en las encuestas, Yang explotó esta viralidad y una aparición en un popular podcast para alcanzar rápidamente las 65 mil donaciones requeridas para calificar para los primeros debates televisados, programados para fines de junio.

Explicar posturas políticas en componentes de tamaño miniatura que pueden ser expresados visualmente atrae a la gente más joven en línea, dijo Michael Bossetta, investigador en la Universidad de Copenhague especializado en participación política, a The Times.

“Es este concepto de política ligera”, señaló. “El contenido que en cierto modo es compartible, ligero en el sentido de que puede viajar a través de las redes sociales, y no pesado en términos de políticas”.

Los riesgos

El concepto no es nuevo. Richard Dawkins, profesor en la Universidad de Oxford, acuñó el término “meme” en un libro de 1976 para describir una unidad de cultura, un bloque de construcción de nuestra arquitectura mental, señaló un artículo reciente en The New York Times Magazine.

Los memes pueden capturar un momento cultural, al asumir el carácter de aquellos que los crean y los comparten, lo que no siempre funciona a favor de Yang.

El Yang Gang, señaló Kevin Roose en The Times, puede parecer “un grupo de revoltosos aburridos en internet que ven qué tan lejos pueden llevar una broma”. La línea divisoria entre organizarse políticamente y ser troll puede ser borrosa.

Y si la comunidad en internet puede burlarse de las elecciones, ¿por qué no también de la guerra nuclear?

¿Zozobra política?, hay un meme para eso

A principios de este año, cuando las tensiones a lo largo de la frontera entre India y Paquistán estaban a punto de estallar tras una serie de escaramuzas militares, los usuarios de las redes sociales en ambos lados del conflicto entraron en acción.

“Después de que comenzaron las hostilidades entre India y Paquistán, hubo una embestida repentina de humor acerca de la situación”, escribió Elia Rathore en The Times. “Cada suceso generaba un conjunto nuevo de memes que circulaban por toda la internet”.

En uno, dos estrellas de la televisión de realidad, uno etiquetado como India y el otro como Paquistán, parecían listos para pelear. “¿Vas a pegarme?, pregunta el que representa a Paquistán, quien blande una escoba etiquetada como Cachemira.

Si los memes son suficientemente chistosos, se vuelven virales. En una era en que las tensiones son elevadas, ya sea en la frontera India-Paquistán o en la contienda para destituir a Donald Trump, el uso del humor apacigua algo del estrés.

“Ya sea que enfrentemos discurso de odio o guerra nuclear, aparentemente no hay nada que no pueda ser convertido en meme”, escribió Rathore.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO