Aumentan los casos de dengue en Panamá: Minsa

25 de septiembre del 2019

Tres personas han muerto por la enfermedad.

Aumentan los casos de dengue en Panamá: Minsa

Foto: Pixabay

El Ministerio de Salud de Panamá MINSA, reportó el aumento a 1.689 casos con el virus de dengue y 7 de los reportes son de gravedad.

Del total de los casos, el MINSA aclara que la mayoría (1.542) se trata de dengue sin signo de alarma, mientras que con signo de alarma hay 137 reportes y otros 7 son casos graves.

Es decir, la mayoría de personas solamente presentan los síntomas normales: náuseas, dolor muscular, malestar general o algunas erupciones cutáneas. Malestares pertenecientes al dengue sin signos de alarma (DSSA).

Clasificación del virus

Las personas catalogadas con signo de alarma (DCSA), son aquellas que además de los síntomas generales del dengue, presentan dolor abdominal intenso y continuo, vómito persistente, derrame seroso, sangrados anormales, irritabilidad o somnolencia.

Mientras que los reportes graves (DG) ya tienen que ver con sangrados exagerados, compromiso del sistema nervioso central y de órganos vitales como el corazón.

El reporte del Ministerio señala además que las regiones con más altos índices de casos reportados de dengue son Colón, Panamá Norte, Panamá Metro, Panamá Oeste y San Miguelito.

Las autoridades ambientales y de salud han recomendado a la población mantener las precauciones para evitar la creación de pozos de agua en donde los mosquitos puedan reproducirse.

Dengue en el mundo

Según la Organización Panamericana de la Salud OPS y la Organización Mundial de la Salud OMS, en su último reporte sobre la situación del dengue en el mundo, alertaron sobre un fuerte aumento de contagio del virus.

Australia, Camboya, China, República Democrática Popular Lao, Filipinas, Singapur y Viet Nam son los países de la Región del Pacífico Occidental en donde más se han reportado brotes de dengue.

“Se calcula que cada año son hospitalizadas 500 000 personas con dengue grave, cuya tasa de letalidad estimada es del 2,5%. No obstante, muchos países la han reducido a menos del 1%, y la tasa de letalidad mundial ha disminuido en un 28% entre 2010 y 2016, gracias a que el tratamiento de los casos ha mejorado de forma significativa con la creación de capacidad en los países”, expresa la OMS en su informe.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO