¿Por qué protestan varios sectores en Panamá?

1 de noviembre del 2019

Encapuchados atacaron sede del PRD en días pasados.

¿Por qué protestan varios sectores en Panamá?

EFE/ Bienvenido Velasco

Las protestas populares que sacuden a Panamá desde la semana pasada son una expresión del enojo de un pueblo cansado de las burlas de sus gobiernos, aseguró a Sputnik la activista social Yousee Herrera.

“Más que todo ha sido una muestra de la indignación, del enojo que tenemos muchos jóvenes y gran parte de la sociedad, al ver a una Asamblea que prácticamente se burla de nosotros con sus acciones, y lo remata con un proceso de reforma constitucional ilegítimo y antidemocrático”, aseguró a Sputnik la líder del colectivo Masa Crítica.

Las masivas manifestaciones iniciadas hace dos semanas por la Universidad de Panamá subieron de tono tras el reciente veto parlamentario al matrimonio entre personas del mismo sexo, rematado por declaraciones homófobas del diputado oficialista Jairo Salazar, del Partido Revolucionario Democrático (PRD, socialdemócrata).

https://twitter.com/_dblancog/status/1189726831659962370?s=20

AN, centro de protestas

Tras las expresiones —rechazadas incluso por su propio partido— varios grupos trataron de ingresar el pasado 29 de octubre a la Asamblea Nacional -AN- (Parlamento), y el 30 de octubre supuestos manifestantes encapuchados destrozaron a pedradas la puerta de la sede del PRD.

El presidente Laurentino ‘Nito’ Cortizo (Partido Revolucionario Democrático, socialdemócrata) presentó a la Asamblea en julio pasado un proyecto para reformar la Constitución vigente, que data de 1972.

La ciudadanía protestó contra las enmiendas de los diputados a la propuesta del Ejecutivo, alegando que dichas reformas propiciarían la privatización de la educación superior y favorecerían intereses alejados del bienestar de las mayorías.

https://twitter.com/MargaWirkierman/status/1189455983271206913?s=20

Herrera ha participado en las manifestaciones, y constató de primera mano la represión de las fuerzas policiales contra los civiles.

“De la noche a la mañana salió que había una Concertación Nacional que iba a entregar un documento en el que supuestamente iban a estar plasmados los intereses de la población, lo cual es falso”, aseguró la joven activista, quien cuestionó la seriedad del proceso de reformas a la Carta Magna.

Por ejemplo, Herrera cuestionó que el pleno prefirió borrar todos los aspectos donde hubo disenso, y dejaron los consensos, lo cual, en su opinión, denota la superficialidad en el análisis de las modificaciones

“Estos dizque honorables diputados demuestran cuan inútil es la manera en que son elegidos: aquí los escogen por área geográfica, y es muy fácil ganar votos con regalías y dineros, para seguir con el ciclo de clientelismo”, señaló la dirigente.

Para la estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá, se impone llamar a un proceso constituyente, pues la Carta Magna “no aguanta más parches”, porque los retoques no garantizan la solución que necesita el Estado.

Cortizo advirtió que si no eran aprobados los cambios que reclama el país en términos de institucionalidad y transparencia, convocaría una asamblea constituyente paralela, figura que afectaría principalmente a los diputados.

Ataque contra sede del PRD

La sede del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD) fue apedreada por un grupo de encapuchados, durante las protestas populares en Panamá contra las reformas constitucionales impulsadas por el Ejecutivo y el Parlamento de mayoría oficialista.

“Afortunadamente los daños que ocasionaron en la sede del PRD fueron materiales”, declaró el secretario general de la formación socialdemócrata, Pedro Miguel González, quien achacó el ataque a recientes declaraciones homofóbicas del diputado oficialista Jairo Salazar.

Las manifestaciones, iniciadas por la Universidad de Panamá tras una propuesta en contra de la educación pública, subieron de tono tras el veto en la Asamblea Nacional (Parlamento) al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Las protestas forzaron la suspensión del pleno en el Legislativo, donde era debatido el presupuesto general del Estado para 2020, y las fuerzas antimotines dispersaron a los manifestantes con gases lacrimógenos y pimienta.

“De continuar desatendiendo el clamor popular, este país se pondrá muy mal”, comentó a Sputnik la diputada Walkiria D”Orcy, quien confirmó el malestar popular contra la administración que asumió el gobierno de Panamá el pasado 1 de julio.

Miles de ciudadanos se manifiestan desde mediados de octubre en contra de un paquete de reformas a la Constitución de la República, que data de 1972, en medio de reclamos de una asamblea constituyente originaria que borre la corrupción institucionalizada.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO