Escándalo sexual sacude a la Iglesia católica en Panamá

25 de septiembre del 2019

La denuncia se generó por un polémico video.

Escándalo sexual sacude a la Iglesia católica en Panamá

En los últimos días la población panameña se ha visto estremecida, esto luego de que  saliera a la luz pública una investigación que adelanta el Ministerio Público en contra de varios sacerdotes de la Iglesia católica por presuntos delitos sexuales.

El caso se produce luego de que se difundiera un video en redes sociales donde aparece Rogelio Topin, un sacerdote salesiano de la Basílica Menor Don Bosco (corregimiento de Calidonia), en el que sostiene actos sexuales con un joven venezolano, según el denunciante, a cambio de darle empleo.

KienyKe.com.pa se abstiene de publicar el video completo ya que contiene lenguaje y escenas bastante explícitas.

Durante la grabación, se puede observar cómo dentro del carro del sacerdote la conversación revela una evidente relación de confianza entre ambos hombres

En la conversación que es bastante subida de tono, es el joven venezolano quien comienza a proponer masajes al sacerdote, quien claramente accede a que le toquen sus partes íntimas mientras conduce.

También, el canal de YouTube ClaraMENTE difundió unas capturas de pantalla en las que otros hombres denuncian los mismos actos pero de parte de otros curas.

Consecuencias

El impacto que generó la grabación y la noticia en el país se vio replicado en la Conferencia Episcopal Panameña y en la Arquidiócesis de Panamá, quien decidió suspender a este y otros dos sacerdotes por el mismo delito.

“La Arquidiócesis de Panamá se siente profundamente herida y avergonzada, al recibir informaciones sobre las conductas inapropiadas y escandalosas de los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid, lo que ha motivado la decisión de separarlos de sus funciones y deberes como presbíteros, desde el pasado 6 de septiembre de 2019, según se prevé en la Iglesia católica ante estas circunstancias”, señala la Ariquidiócesis en un comunicado.

Como consecuencia de la suspensión, los 3 sacerdotes acusados tendrán prohibido impartir algún sacramento a la comunidad, por lo menos mientras finaliza la investigación.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO