13 países de la OEA exigieron suspender Constituyente venezolana

13 países de la OEA exigieron suspender Constituyente venezolana

26 de Julio del 2017

Durante la reunión del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos un grupo de 13 países exigió al Gobierno de Nicolás Maduro que suspenda el proceso de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela.

La declaración fue leída en la OEA por el embajador panameño, Jesús Sierra, y la suscriben Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, EE.UU., Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

Este anunció tiene como objetivo dar a conocer la posición de estas naciones ante la Constituyente y mostrar que mantienen la voluntad de seguir ocupándose de la crisis venezolana. Estos 13 países pertenecen al grupo de 14 estados que promueven la mediación de la OEA en la crisis de Venezuela.

“El Gobierno de Venezuela debe suspender el proceso hacia una Asamblea Nacional Constituyente ya que implicaría el desmantelamiento definitivo de la institucionalidad democrática y sería contrario a la voluntad popular expresada en la consulta del 16 de julio”.

El debate fue rechazado por los países de Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, empezó su intervención describiendo la preocupante situación de Venezuela. “Venezuela vive una tragedia humana se registran más de 100 muertes en las manifestaciones y  hasta 16 mil heridos durante protestas y represión estatal y con la elección prevista para elegir los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, corremos el riesgo de que estas cifras suban”.

El 30 de julio los venezolanos están convocados a las urnas para elegir a los más de 500 miembros de la Constituyente, que redactarán la nueva Carta Magna y tendrán facultades para reordenar el Estado sin que nadie pueda oponerse.

“Definitivamente es el pueblo de Venezuela el que necesita ser escuchado, el que salió con fuerza el 16 de julio, donde 7 millones y medio de personas votaron pacíficamente contra la Asamblea Nacional Constituyente. Tenemos siete millones y medio de razones para pedir que la constituyente no se instale”, afirmó Almagro.