Hillary Clinton sacó a relucir el gusto por las armas de Bernie Sanders

Hillary Clinton sacó a relucir el gusto por las armas de Bernie Sanders

15 de abril del 2016

En la noche del jueves se presentó uno de los más acalorados debates entre los precandidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos: Hillary Clinton y Bernie Sanders. Durante su intervención, que fue transmitida en vivo por CNN, los aspirantes se esforzaron por ganarse al difícil público neoyorquino de cara a las primarias que se realizarán este domingo en New York.

Sanders, actual senador por el estado de Vermont, fue enfático en recordar que entidades financieras de Wall Street han financiado parte de la campaña de su contrincante, lo que le nublaría su juicio. Anteriormente había afirmado que Clinton no estaba capacitada para asumir un periodo en la Casa Blanca, pero esta vez rectificó, diciendo que sí era capaz de ser presidenta, pero que dado su respaldo financiero y el hecho de que ella estuvo a favor de la guerra de Iraq, cuestionaba “su juicio”.

Clinton no se quedó atrás a la hora de atacar la imagen de su oponente. Trajo a discusión el tema de las armas, que le ha acarreado bastantes críticas a Sanders a partir de unas declaraciones en las que afirmaba que los fabricantes de armas no deben ser responsabilizados por el uso que las personas hagan de ellas, por lo cual las víctimas no podrían demandarlos.

Las declaraciones de Sanders hacen referencia a un caso en el cual los familiares de una víctima demandaron a los fabricantes de armas por presunta negligencia en la masacre presentada en la Escuela Primaria Sandy Hook en 2012, que dejó 28 personas muertas y dos heridos.

Como era de esperarse, la postura de Sanders se ha vuelto blanco de críticas tanto de las víctimas, como de Clinton y sus seguidores. En una pasada entrevista al canal de noticias local MSNBC, la exsecretaria de Estado expresó que es inimaginable “que haya puesto los derechos e inmunidad ante una responsabilidad legal de los fabricantes por delante de los derechos de los padres de niños asesinados en Sandy Hook”.

Las críticos del senador de Vermont, que ha mostrado siempre un discurso progresista, afirman que los fabricantes y comercializadores deben tener un estricto control de a quién le venden armas, por lo que sí tienen responsabilidad en cualquier caso de mal uso de ellas. Según sus contradictores, Sanders estaría beneficiando la venta indiscriminada de armas.

Por su parte, Sanders se defendió diciendo que la gente tiene derecho a demandar, siempre y cuando los comerciantes y fabricantes tengan conocimiento de que las armas “irán a manos de gente incorrecta”. También añadió que se encuentra a favor de la prohibición de armas de asalto, pero no se ha pronunciado respecto a las armas de uso personal, las cuales representan mayor peligro para la población.