Agmeth Escaf: Los ciudadanos me piden que los represente

Foto: Instagram

Agmeth Escaf: Los ciudadanos me piden que los represente

8 de julio del 2017

“La gente me dice, ‘Agmeth, tú por qué no nos salvas’. Es como Bolívar con Santander, salve usted la patria”. De esta manera el presentador y actor Agmeth Escaf confirma sus aspiraciones políticas de cara a las elecciones legislativas de 2018. Le apuesta a una curul en la Cámara de Representantes para, según dice, alzar la voz por el Atlántico, su tierra natal.

En los últimos días se ha especulado sobre los intereses de varias personalidades de incursionar en esta esfera. Primero se habló de Natalia Ponce de León, quien emprendió una lucha por las víctimas de ataques con ácido pero hasta ahora no se ha referido al asunto; y recientemente se conoció que la exseñorita Colombia, Vanessa Mendoza, ocupará una curul afro en lo que resta de legislatura. En la lista también figura el actor y presentador barranquillero, quien habló con Kienyke.com de sus propósitos en una eventual vida pública: darle una “nueva sangre” y ser vocero de las necesidades de esos seguidores que lo quieren.

Según dice el exparticipante del reality Soldados 1.0 en diálogo con este medio, varias han sido las veces en que desde el Congreso y la ciudadanía le han pedido que se lance al ruedo de la política, pero la idea lo convenció solo hasta ahora, cuando Mauricio Gómez Amín, actual representante y amigo suyo que quiere dar el salto al Senado el próximo año, le hizo la propuesta.

“Aparece la propuesta de Mauricio Gómez, que quiere llegar al Senado por el Partido Liberal. A las anteriores propuestas nunca les había propuesto atención, pero viendo la brecha y el estado de corrupción de la política que tiene a los ciudadanos dolidos e incrédulos vi una opción”.

En Colombia tengo un voto natural que no se puede traicionar: Agmeth Escaf

La inexperiencia en la política no sería un punto menos para Escaf, quien se siente incluido en el “grupo de ciudadanos abandonados por sus representantes”. En cambio, considera que el reconocimiento público con el que cuenta sería una gran ventaja para obtener la curul.

“Los que somos líderes de opinión y podemos estar visibles en este mundo mediático somos el punto de catarsis del pueblo a la hora de buscar ayuda para denunciar. Conozco el macro y el micro de muchas ciudades del país, los costeños somos muy apasionados y cuando queremos a alguien lo queremos de verdad. En el país tengo un voto natural, un cariño sincero que no se puede traicionar”, continúa.

En ese sentido, el recordado presentador del programa ‘Día a Día’ considera que es hora de que los jóvenes se unan, “pero no se puede avanzar si los que están ahora no se quitan del camino”, el mismo que ve con buenos ojos.

“La misma gente es la que quiere que los represente, si ellos consideran eso, no me van a tirar solo para que me ahogue en el camino, me monto en el cabello con ayuda de ellos, puedo ser el representante pero también es trabajo en equipo”.

Como se recordará, figuras como el periodista Javier Hernández Bonnet, la actriz Aura Cristina Geithner o la humorista Fabiola ‘La Gorda’ Posa, fallaron en su intento de incursionar en política. Sin embargo, Agmeth Escaf lo quiere intentar.

“La gente sabe cómo soy, como me ven en televisión. Muchos lo han intentado y se han ahogado, pero si ellos lo han logrado, ¿yo por qué no?”, cuestiona.

Escaf, quien ha sido la imagen de varias campañas publicitarias y también es recordado por su participación en la serie Padres e Hijos, dice que ahora cuenta con el respaldo de sus seguidores y de su familia, que ya lo empiezan a aconsejar.

“Mi hijo mayor me dijo, ‘papi eso de pronto te puede hacer daño, tú sabes que en la política son muy sucios’”, cuenta.

Respecto a asuntos tan polémicos como el Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc o las elecciones presidenciales que se avecinan, también opina.

“Hay que traer un candidato de otro lado. No le creo a ninguno de los precandidatos porque todos muestran todos los días cosas totalmente diferentes. Y la paz, es un gran sapo al que le eché mermelada, chocolate y otras cositas y me lo pasé. Matar gente de cualquier bando no es bueno”, concluye.