Al Congreso le ha quedado grande legislar sobre estos temas

Al Congreso le ha quedado grande legislar sobre estos temas

18 de marzo del 2015

Iniciaron las sesiones ordinarias del Congreso, y con ellas, revive la expectativa sobre el futuro de temas trascendentales que allí serán tramitados como el Plan Nacional de Desarrollo y la reforma al equilibrio de poderes.

Sin embargo, a la sombra de estos proyectos, duermen otras iniciativas que el Congreso no le ha parado bolas ni en esta legislatura, ni en varias otras en los que han sido radicados.

Lea también, ¿Qué deben hacer las parejas gay que quieren formalizar su unión?

La mayoría de estos proyectos no han sido aprobados. Los motivos van desde su gran dosis de polémica pública y moral hasta la conveniencia política.

También lea, Así le quieren poner el ‘tatequieto’ a los vecinos ruidosos.

De un lado, en el Senado está esperando por ser debatido en su primer debate el proyecto del Código de Policía o Código de Convivencia, que ha sido radicado en otras cuatro oportunidades por el Gobierno pero que al final ha sido engavetado por no recibir todos los debates en el Congreso.

Algunos expertos han señalado que al entregarle una gran cantidad de competencias nuevas a la Policía, y regular temas polémicos como la convivencia entre vecinos, además de la gran extensión de su texto y artículos, no ha sido posible su aprobación.

El gran derrotado por el hundimiento de esta iniciativa en varias oportunidades ha sido el Gobierno. En esta oportunidad también le esperará la misma suerte.

De otro lado, en la Cámara de Representantes hay acumulados dos proyectos de ley que buscan regular el tema de la donación de órganos. Kienyke.com habló con uno de los autores de estas iniciativas, el senador Jimmy Chamorro (La U) quien describió en qué consiste el proyecto.

“Da por hecho que todos los colombianos a partir de la edad de 18 años sean donantes, salvo que alguien manifieste lo contrario, y no tiene por qué argumentarlo o justificarlo. Pero si al cumplir 18 años, por cuestiones de conciencia, religión u otro tipo, puede decidir no ser donador de órganos, y lo puede manifestar de manera virtual, a través de un portal para que quede claro que en caso de que la persona fallezca no sea donadora de órganos”, aseguró.

El congresista afirmó que esta iniciativa ha sido varias veces archivada en el Congreso por los prejuicios que se tiene frente al tema. Actualmente la propuesta ya fue aprobada en sus dos primeros debates en el Senado y espera a ser tramitada en la Cámara de Representantes.

Imposibles del congreso

De otro lado, hay temas que la misma Corte Constitucional le ha pedido al Congreso que regule, pero que a pesar que varias iniciativas son radicadas, nunca se les da el trámite correspondiente.

Uno de esos temas es el de la eutanasia o muerte asistida. De hecho, actualmente en la misma Cámara de Representantes esta represado este proyecto, esperando que sea debatido en primer debate. Su autor, el senador Armando Benedetti, explicó por qué no ha tenido éxito el tema en el Legislativo.

“Esta clase de temas siempre van agarrados de la ignorancia, pero entre más información se brinde, entre más debates se realicen, la gente va entender más. Sin embargo, el Congreso se ha cerrado a sí mismo, se ha negado a legislar al respecto”, precisó el congresista.

En varias oportunidades este alto Tribunal le ha pedido al Congreso reglamentar el tema, pues actualmente el Código Penal establece penas de hasta tres años de cárcel para los que cometen homicidios por piedad, o en otras palabras, la muerte asistida.

Pero la Corte ha indicado que la pena no debe aplicar cuando se trate de una enfermedad terminal y el paciente tenga la voluntad de no seguir viviendo, un tema que debe ser regulado por el Congreso de la República.

El mismo senador Armando Benedetti acaba de radicar en el Congreso el proyecto que aprueba el matrimonio entre parejas del mismo sexo y permite la adopción. Sobre este asunto también le había pedido hace varios años la Corte Constitucional al Congreso que actuara en su regulación, sin éxito alguno.

De hecho, la alta Corte le había dado al Congreso un límite de tiempo para regular el matrimonio igualitario hasta mediados del 2013, y como no lo hizo, hoy día los notarios y jueces pueden solemnizar las uniones entre parejas del mismo sexo. No obstante, en abril del 2013 la plenaria del Senado hundió esta iniciativa, al votar negativamente la idea.

No obstante, el proyecto que más ha sido hundido en el Congreso es el de la reelección de alcaldes y gobernadores. En total ha fracasado en ocho oportunidades. La última vez que no prosperó fue en diciembre pasado cuando la Comisión Primera del Senado le dijo que no a una de las promesas que hizo Juan Manuel Santos durante su campaña a la reelección.

En esta oportunidad el Gobierno quería que se autorizara la reelección sólo por una vez para los actuales mandatarios regionales y locales con el fin de igualar periodos administrativos. De hecho, ésta ha sido una de las promesas que siempre hacen los candidatos presidenciales para obtener el respaldo de alcaldes y gobernadores, sin contar conque suele prevalecer el interés de representantes a la Cámara y senadores por no prolongar el período de varios de sus contradictores en pueblos y departamentos.