Duque posesiona a Ordóñez como embajador en la OEA

Foto: Nelson Cárdenas

Duque posesiona a Ordóñez como embajador en la OEA

12 de septiembre del 2018

A través del decreto 1660, el presidente de la República Iván Duque posesionó al exprocurador Alejandro Ordóñez como embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Organización de Estados Americanos (OEA). Luego de saludar al exmandatario Álvaro Uribe Vélez, Iván Duque aseguró que le complace que Ordóñez asuma este reto debido a su larga carrera profesional al servicio de la justicia.

“Usted fue Procurador General de la Nación, Consejero de Estado, estuvo además varios años previos ejerciendo procuradurías delegadas, justicia territorial y adicionalmente tuvo un paso a temprana edad por la política que coincidió con una formación académica que se le ha reconocido siempre por propios y extraños”, aseguró el presidente luego de elogiar el carácter que caracteriza a Ordóñez.

El presidente expresó que la OEA a lo largo de su historia ha tenido momentos de gran relevancia y en los que se ha afectado su credibilidad y ha habido personas que han intentado fracturarla. Y uno de esos momentos, “fue la creación de UNASUR para tratar de desvertebrar la conexión entre Norteamérica y el resto del continente en el marco de la cooperación política”, hecho que Duque, como ciudadano siempre denunció porque según agregó era un ente creado para destruir ese ambiente interamericano.

Por esto aseguró que el trabajo de la OEA es tan importante y lo calificó como una prioridad en su gobierno, además de mencionar que se pidió que Colombia saliera de UNASUR. “El embajador Ordóñez llega a una organización que tiene un mandato por parte mía a él como embajador y es fortalecer el Consejo Permanente y apoyar la tarea del secretario general de la OEA, Luis Almagro”, afirmó el mandatario.

Y este apoyo que le pidió el presidente a Ordóñez es “porque el secretario general de la OEA, a diferencia de otras épocas, se ha concentrado en denunciar los atropellos de la dictadura, algo que debe ser respaldado por los jefes de Estado como yo”, mencionó.

Por otro lado, aseguró que la lucha contra el narcotráfico será otro punto importante a desarrollar. “Tenemos que ser cada vez más drásticos con el crimen trasnacional y espero que esa misión usted la lidere con éxito”, le dijo a Ordóñez. En tercer lugar, le pidió que siguiera con la tarea que viene llevando a cabo la OEAde observancia electoral.

“Tenemos que contribuir a que vaya aún más al transfondo de reformas políticas en América Latina y espero que la OEA con su representación nos ayude con la reforma política que hemos presentado ante el Congreso de la República, para que en Colombia se de fin al voto preferente, fortalecer la democracia al interior de los partidos,fortalecer elfinanciamiento público con transparencia, permitir que el financiamiento de la política tenga todas las garantías para que no haya corrupción.Espero que lidere estos temas al interior de la organización”, expresó Duque.

Otro petición que hizo el presidente fue la “drasticidad con aquellos violadores sistemáticos de los derechos humanos que están en la criminalidad”. Y mencionó instancias como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte de Derechos Humanos, “entidades que deben permitir que en nuestro país se señale a esas organizaciones criminales que muchas veces han violado los derechos humanos con impunidad”.

Finalmente recalcó en que la OEA tiene que asumir el liderazgo en el debatesobre la crisis migratoria que se vive en América Latina, “Tenemos que examinar todas las realidades humanitarias por cuenta de este éxodo masivo… nosotros hemos asumido ese reto con fraternidad… pero este reto hay que elevarlo a una discusión regional”, aseguró.

Le dijo al nuevo embajador que recibe instrucciones de parte suya y el canciller de que deben propiciar en el marco de la OEA de que se hable de un status de protección migratoria temporal para que entre varios países “podamos recibir ese flujo migratorio y que se tenga un fondo de asistencia humanitaria”.

También dijo que se debe aplicar la Carta Democrática Interamericana “para aislar el régimen y propiciar que dentro de su territorio se pueda dar una transición respaldada por la comunidad internacional en el marco de una grave crisis humanitaria que vive ese país. La OEA como institución debe propiciar ese diálogo”.