Alfonso López Michelsen: el ‘cachaco’ que puso al Cesar en el mapa

Alfonso López Michelsen: el ‘cachaco’ que puso al Cesar en el mapa

3 de mayo del 2014

Desde joven, Alfonso López Michelsen fue amante de la música vallenata. En los años cincuenta dio a conocer este ritmo en la élite bogotana y lo hizo popular en diferentes círculos sociales e intelectuales de la capital. Desde las altas esferas impulsó la creación del departamento del Cesar y se convirtió en su primer gobernador.

En la 47 versión del Festival de la Leyenda Vallenata, la ciudad de Valledupar le rinde un homenaje con un busto en bronce que decorará la plaza central, que lleva su mismo nombre. Al acto asistió la familia del expresidente López en pleno, el presidente de la República Juan Manuel Santos, el alcalde de Valledupar, Fredy Socarrás, y gente del común.

Entre 1967 y 1968, López Michelsen ocupó el cargo de gobernador del Cesar. Su trabajo por progreso de esta región se debe a que aquí heredó unas tierras de sus antepasados. Aprovechó su cercanía con los acordeones para seguir alimentando su gusto por el vallenato y disfrutar de las parrandas debajo de los árboles de mango con un vaso de whisky Old Parr. Fue así como se hizo amigo de Rafael Escalona y Gabriel García Márquez. “El pollo”, como era conocido López, es responsable de que la historia del Cesar se divida en dos: antes y después de su mandato.

Alfonso López Caballero, hijo del expresidente, comentó durante el acto de inauguración del busto que recuerda las primeras conversaciones de su papá sobre la creación del Festival de la Leyenda Vallenata con Consuelo ‘La Cacica’ Araujo. También agradeció por el homenaje y enfatizó que si su papá estuviera presente se habría sonrojado porque era un hombre “tímido y poco dado a los honores”.

los lopez

Por su parte, el alcalde de Valledupar, Fredy Socarrás, explicó que el homenaje que se le rinde es una manera de agradecimiento por el afecto y progreso que se dio gracias a las soluciones reales que impuso Alfonso López dio a la región. Además, por divulgar la cultura vallenata. Finalmente, confirmó la creación de una cátedra que llevará el nombre expresidente.

El presidente Santos, quien también asistió al acto, recordó a López en su discurso como un hombre brillante y visionario. Y recordó una frase del expresidente cuando hablaba del Festival Vallenato: “Es una clásico de obligatoria asistencia”.

Finamlente, su hijo Juan Manuel López confesó en que el expresidente vivió en Valledupar los días más felices de su vida.