Álvaro Uribe divide a la prensa de Estados Unidos

Álvaro Uribe divide a la prensa de Estados Unidos

14 de octubre del 2016

Durante los cuatro años en que las delegaciones del Gobierno y las Farc estuvieron dialogando en La Habana, Cuba, el mundo puso sus ojos en Colombia. Cada vez que la mesa de conversaciones entregaba un anuncio la prensa internacional fijaba su atención en el proceso y sus titulares incluían palabras como paz, guerra y Juan Manuel Santos. En este lapso, hubo otro nombre que también llamó la atención de periódicos y revistas alrededor del globo, el del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez. 

Lea también: Timochenko: A Uribe le dieron ocho años para acabarnos y no pudo

Los férreos argumentos del congresista del Centro Democrático resultaron ser el contraste de los pronunciamientos del Presidente y de las figuras políticas que lo apoyaron. En territorio nacional y en el mundo, el exmandatario se convirtió el principal vocero del ‘NO’ al Acuerdo de Paz entre el Gobierno y la guerrilla.

En torno a la polarización que se generó, varios medios de comunicación de otros países sentaron su posición respecto al proceso de paz. La prensa de Estados Unidos fue una de las que más tocaron el tema y enviaron mensajes claros a través de sus editoriales.

Además: Estas son las propuestas del Centro Democrático para modificar acuerdos con las Farc

El común denominador de estos textos fue el respaldo al Gobierno Nacional. Sin embargo, los más recientes artículos de los dos principales periódicos del país norteamericano sorprenden en Colombia. Su protagonista es el congresista Álvaro Uribe, quien recibe pullas y aplausos de The New York Times’ y ‘Wall Street Journal. 

Le puede interesar: El escritor Juan Gabriel Vásquez arremete con furia contra Álvaro Uribe

Álvaro Uribe: “El hombre que bloquea la paz en Colombia”

‘The New York Times’ considera que debido al triunfo del ‘NO’ en el plebiscito que pretendía refrendar el Acuerdo Final de Paz, el presidente Santos atraviesa por un momento difícil y decisivo. En esta etapa, resalta que el senador del Centro Democrático es el principal obstáculo para ponerle fin a la guerra. En palabras del diario es “el hombre que bloquea la paz en Colombia”.

Respecto al papel actual de Álvaro Uribe, el diario también es claro: propone alternativas para renegociar la paz que terminan por ser  “irrealistas”.

“El hombre que sí merece el premio Nobel es el presidente Uribe” 

Por otra parte, y en una orilla muy diferente, el Wall Street Journal, uno de los pocos diarios que critica los diálogos de paz, no celebró el Nobel que le fue otorgado a Juan Manuel Santos el pasado 7 de octubre. Horas después de conocerse la noticia, el medio arremetió contra el galardón y entregó sus argumentos para considerar que Uribe era quien lo merecía.

“En Colombia, el hombre que sí merece el premio es el presidente Álvaro Uribe, cuya campaña contra las Farc volvió más segura la vida para millones de colombianos. Esa es una lección perdida en las almas bien intencionadas en Oslo que pretenden que la paz que ellos disfrutan ha sido ganada por la buena voluntad por sí sola”, sostiene el editoral.

Mientras los del ‘SÍ’ y los del ‘NO’ intentan acercar sus planteamientos en Colombia, ‘The New York Times’ cree que Álvaro Uribe está a tiempo de tener un rol constructivo en los procesos de paz tanto con las Farc como el Eln. Pero al tiempo, dice que si retorna la lucha armada al territorio, “Uribe sería el principal culpable”.

Por su parte, el Wall Street Journal explica que los colombianos desean derrotar al grupo guerrillero y no alcanzar un trato con el mismo debido a que  el Acuerdo de Paz es “cercano a la impunidad”.

“La verdad de que la paz y la libertad necesitan ser luchadas ha sido ignorada por el Comité del Nobel durante mucho tiempo, prefiriendo, por otro lado, honrar a los fabricantes de gestos vacíos alrededor del mundo”, resalta el diario.

Las conclusiones de la prensa estadounidense son iguales de distantes que las que mantienen algunos sectores en Colombia. Entre tanto, el futuro del proceso de paz con las Farc, continúa siendo un polémico interrogante.