Así van los 30 días del gobierno de Iván Duque

8 de septiembre del 2018

El 7 de agosto de 2018 Iván Duque Márquez se posesionó como el presidente número 60 de Colombia, en el que es tal vez uno de los cargos más complejos de asumir  y al que llegó con una votación de más de diez millones de votos y con la responsabilidad de sacar al país de […]

Iván Duque

El 7 de agosto de 2018 Iván Duque Márquez se posesionó como el presidente número 60 de Colombia, en el que es tal vez uno de los cargos más complejos de asumir y al que llegó con una votación de más de diez millones de votos y con la responsabilidad de sacar al país de los innumerables problemas que lo aquejan.

Sin duda, este bogotano en sus cuatro años de gobierno, tendrá que lidiar también con las opiniones sobre su gestión como mandatario, porque, a diferencia de sus antecesores, su gestión fue objeto de medición a solo dos semanas de haberse posesionado y para gobernar deberá asumir con firmeza las decisiones que tome y ejecutar las políticas que considere mejores para el país pero que serán siempre calificadas, con resultados muchas veces poco favorables. Lo positivo, lo negativo o lo regular de la forma de gobernar son siempre juicios de valor y hay que analizarlos desde diferentes ópticas.

Con este fin, el de revisar los primeros 30 días de Iván Duque como presidente, Kienyke.com a través de distintos expertos realizó un análisis sobre las doce decisiones y sucesos más relevantes en este último mes que ha tomado el gobierno, en particular aquellas que han generado polémica y eco entre los ciudadanos.

Los tropiezos en los primeros 30 días

El asesinato de líderes sociales viene presentándose hace muchos años en Colombia, no es un problema exclusivo del gobierno Duque y cuando llegó al Palacio de Nariño el número crímenes ya era muy alto y, según datos que entregó la Defensoría del Pueblo, 343 líderes sociales han sido asesinados desde el primero de enero de 2016 a la fecha mientras para Redepaz son 32 los líderes sociales asesinados en este primer mes de gobierno de Iván Duque. Pese al compromiso del mandatario con este tema, para muchos de sus críticos no se ha evidenciado una postura o discurso firme contra estos crímenes y sobre todo para frenarlos.

Para el doctor en ciencias políticas Pedro Medellín, “tanto la Fiscalía como el Ministerio de Defensa han sido claros en poner en evidencia que no se trata de una estrategia de grupos políticos sino que obedece al flagelo del narcotráfico y al tema de tierras. Sin embargo, explicó que la falla está en el retraso por parte del Ministerio de Justicia que no tiene clara la lucha contra este tipo de criminalidad”.

Al tema de los líderes sociales se suman los infortunados e inesperados anuncios del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, sobre gravar con IVA toda la canasta familiar. “Tiene toda la lógica decir: ‘por qué no gravo toda la canasta y le devuelvo a los hogares del decil 1 $18.000, y a los del decil 2, $27.000’. ¿De dónde saco los recursos?, de los dineros que estarían pagando los hogares del decil 10”, afirmó el ministro de Hacienda.

Según el docente Carlos Builes, el gobierno de Duque está dividido en su interior, “por un lado está el grupo de ministros de Defensa, Hacienda, Justicia, que pertenecen al profundo Centro Democrático, que tiene una línea neoliberal donde el mercado legitíma la política”, y agregó que “ellos tiene un lenguaje que parece distinto al del presidente, pero él finalmente es el presidente”.

Y cabe recordar que ante estas afirmaciones de Carrasquilla, el mandatario en medio del taller ‘Construyendo País’ realizado en Socorro, Santander, dio un mensaje claro: “La última palabra sobre impuestos la tengo yo”.

Entre los puntos que no han favorecido la imagen de Iván Duque en este corto camino que ha recorrido están también las declaraciones del ministro de Defensa sobre volver al uso de glifosato para erradicar los cultivos de coca. En Colombia se prohibió el uso de esta sustancia química en el 2015 tras un fallo de la Corte Constitucional, no obstante una decisión del Consejo Nacional de Estupefacientes se abrió la posibilidad de revivir la aspersión, esta vez con drones.

El politólogo Pedro Medellín considera que el tema del glifosato no se ha manejado correctamente por el desconocimiento que sobre el tema tiene Guillermo Botero, ministro de Defensa. Para el experto, “rociar con drones no parece ser una alterativa porque no hay una capacidad ni una infraestructura tecnológica que permita este oficio”, y agregó que el Ministerio de Defensa tiene que plantear una propuesta más precisa para enfrentar los cultivos ilícitos.

Nombramientos polémicos

El nombramiento de Alejandro Ordóñez como embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA) no fue bien recibido en muchos sectores, al punto que a través de las redes sociales se organizó una campaña pidiendo que se reversara la decisión; la designación de Alberto Carrasquilla como ministro de Hacienda, también generó reacciones, ya que desde antes de posesionarse estaba anunciado aumento de impuestos, junto con pronunciamientos criticados por inoportunos como el de, “sisbén para los ricos”; y el nombramiento de Claudia Ortiz para dirigir la Unidad Nacional de Protección, cargo que no alcanzó a ocupar por sus imprudentes declaraciones en las que descalificó a algunas de las personas a las que tendría que proteger.

Los puntos ni buenos, ni malos de este primer mes

Dentro de los asuntos que han sido calificados como aceptables en este primer mes, se encuentra la reforma política que radicó el Gobierno Nacional a través del Ministerio del Interior. Para el docente investigador Carlos Builes, esta reforma si bien plantea la autonomía administrativa del CNE, no es suficiente “porque el problema es que está sesgado el proceso de elección de los magistrados, ¿cómo pueden elegir a quienes los van a controlar?”.

Asimismo, la decisión que tomó el presidente de darle facultades a la Policía Nacional para decomisar la dosis mínima suscitó el debate sobre las políticas públicas que se aplicarían si se busca mitigar tanto el consumo como el microtráfico. Según Juan Carlos Garzón, quien dirige al equipo de ‘Dinámicas del conflicto y negociaciones de paz’ de la Fundación Ideas para la Paz, este decreto de Duque puede incrementar la compra de drogas y terminar beneficiando a los traficantes.

Sin embargo, el jefe de Estado prometió acompañar los programas de rehabilitación con ayuda psicológica para las personas que no pueden costear un tratamiento en fundaciones y en su campaña por la Presidencia prometió: “Vamos a crear Escuelas de Familias, para ofrecer jornadas de prevención donde se involucre a papá y mamá.”

Frente al proceso de paz con el ELN, que hoy se encuentra suspendido, la última declaración del presidente Duque fue que mantenía el compromiso del gobierno de sacar adelante los diálogos con esta guerrilla. Sin embargo, puso una condición para seguir en marcha con el proceso: liberar a todos los secuestrados. Condición que a la fecha no ha cumplido el grupo armado ilegal.

Para el experto Pedro Medellín, el trabajo del alto comisionado de paz, Miguel Ceballos, ha sido claro y con posiciones claras, pero según cree el politólogo el ELN no va a entregar a todos lo secuestrados porque ellos tienen “una estructura dispersa que no siguen el mandato de los líderes de ese grupo armado”.

El arranque positivo de Iván Duque

El plan choque ‘El que la hace la paga’, que tiene como meta resultados por 100 días, está marchando como se esperaba. Hasta el momento van más de 10.000 capturados bajo este proyecto que pretende articular las diferentes fuerzas públicas y judiciales con el fin de dar resultados más rápidos y efectivos en materia de seguridad.

Así lo han demostrado con diferentes resultados recientes, como los operativos que dieron captura a alias ‘El viejo’, quien se había convertido en el terror de Ciudad Bolívar responsable de al menos 20 homicidios y el abatimiento en Tumaco de alias “David”, cabecilla de Guerrillas Unidas del Pacífico y quien se habría negado a desmovilizarse de las Farc.

Otro de los puntos a favor fue el gabinete con el que arrancó el presidente Duque y que sorprendió a más de uno: jóvenes, mujeres y técnicos en los temas que maneja cada ministerio le dieron un aire de renovación a la forma de gobernar el país.

Otro visto bueno de estos primeros 30 días de Iván Duque es el tratamiento que recibió los proyectos de la consulta anticorrupción que no logró pasar el umbral a pesar de su alta participación, que fue contrarrestada por el propio presidente cuando se acercó a las promotoras de la consulta y les hizo un llamado para que, junto al Ministerio del Interior, lograran unificar lo más pronto una serie de proyectos anticorrupción para llevarlos al Congreso de la República.

“Se parece mucho a su padre, él era un ajedrecista”, afirmó el experto Carlos Builes, quien agregó: “Duque es capaz de poner a dialogar lo indialogable, él sabe jugar en diferente aguas y me parece una jugada interesante haberse incluido en la consulta, esa fue una jugada maestra”.

El acercamiento de Iván Duque con las regiones también han generado una percepción positiva del mandatario a través de los talleres ‘Construyendo País’, ya completó seis en municipios apartados de Colombia y la convocatoria de por lo menos 15.000 personas que han logrado discutir diferentes problemáticas de sus regiones. Al momento se han realizado en Girardot, Cundinamarca; La Unión, Valle del Cauca; Mocoa, Putumayo; San Jacinto, Bolívar; Socorro, Santander, y Amagá, Antioquia.

Uno de los programas que generaba gran controversia por destinar dinero público a instituciones privadas para garantizar la educación superior a partir de méritos es ‘Ser Pilo Paga’, también fue objeto de cambios que fueron bien recibidos. La ministra de Educación, María Victoria Angulo, informó que se transformará este programa por uno que genere el acceso de jóvenes a la universidad pública pero dejando en claro que los 40.000 beneficiarios, que hoy tiene el programa, tendrán asegurados los recursos para que culminen sus estudios.

Para Pedro Medellín, si bien la decisión afecta a universidades como los Andes que realizaron una gran inversión en infraestructura para abrir cupos, “termina siendo una decisión acertada, donde deben buscar un mecanismo abierto para aumentar la cobertura para la universidad pública”.

Otro aspecto importante y positivo en estos 30 días de gobierno es la atención de la migración venezolana. Ya son cerca de 930.000 personas las que han entrado a Colombia en busca de nuevas oportunidades ante la crisis económica que vive el país vecino. Ante este desplazamiento masivo, el Gobierno de Iván Duque ha trabajado en la asistencia humanitaria a los migrantes que llegan y ha hecho varios llamados internacionales para afrontar conjuntamente esta problemática.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO