Exalcalde de Medellín confirmó su apoyo a Iván Duque

Exalcalde de Medellín confirmó su apoyo a Iván Duque

7 de junio del 2018

A través de un comunicado el exalcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, apoyó públicamente al candidato de Centro Democrático, Iván Duque, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

“Aún cuando entiendo que no se puede desligar candidatura de candidato, mi voto, mi depósito de confianza es en Iván Duque. En todo este periodo, como senador y como precandidato y luego candidato, ha demostrado liderazgo, inteligencia, prudencia, gran capacidad de estudio y análisis”, fue el primer argumento que señaló Gaviria en su comunicado.

Gaviria reconoció que en primera vuelta respaldó oportunamente la candidatura de Sergio Fajardo. No obstante, tras su derrota en las urnas y luego de un importante análisis se decidió por Iván Duque.

Antes de explicar por qué votará por Duque, el exalcalde de Medellín indicó que su voto no es en contra de Gustavo Petro, pues cuando fue mandatario de la capital antioqueña sostuvo una buena relación con el candidato de Colombia Humana.

“No me cabe duda de que su presencia en el Senado enriquece y fortalece nuestra democracia. Espero que sus actuaciones en la escena política nacional, que son y serán muy importantes, demuestren que puede, cuando sea pertinente, trascender la crítica y dialogar para construir los acuerdos que Colombia necesita ahora y hacia el futuro”, precisó.

Igualmente lo hizo con el voto en blanco que, tras la segunda vuelta, ha sido escogido como tendencia por muchos políticos colombianos.

“No optaré por el voto en blanco. Las candidaturas enfrentadas en segunda vuelta representan opciones bien diferentes y eso es positivo, son opciones democráticas que además lograron en la primera vuelta un 65% del apoyo ciudadano, cerca de 12.500.000 votos. Por supuesto que en cada una hay apoyos y/o personas que representan posiciones extremas e indeseables, pero los candidatos y las candidaturas son coherentes y respetables. Venderles la idea a los ciudadanos de la “perfección política” es equivocado, irreal y extremo; ningún fanatismo es bueno y menos en política. Es una opción que respeto, pero no la comparto”, añadió.