¿Quién es la reencarnación de J.J. Rendón en la campaña Santos?

22 de mayo del 2014

Antonio Sola fue calificado como el gurú de la propaganda negra en México. Ahora asesora la reelección.

Antonio Sola

Cualquier movimiento, visita o mensaje de Antonio Sola en México es noticia nacional en ese país.  Allí todos lo reconocen como el gurú que insertó la campaña negra en las últimas dos elecciones presidenciales, que ayudaron mucho para que en 2006 Felipe Calderón se alzara victorioso como mandatario nacional.

Ahora el consultor español, que ha colaborado a candidatos electorales en su país natal y varias naciones latinoamericanas, aterrizó en Colombia.

El escándalo que apartó al asesor venezolano J.J Rendón de la campaña a la reelección de Juan Manuel Santos, acusado de presuntamente haber recibido dineros del narcotráfico, dejó un hueco que, al parecer, podría ser reemplazado por Sola.

Sin embargo, el español ha dejado, por varios países por donde ha pasado, una huella que le cuestiona sus maneras no muy limpias de hacer campaña.

México es donde más lo recuerdan. En 2006 asesoró la aspiración presidencial de Felipe Calderón. Gran parte de la estrategia publicitaria de este líder político estaba encaminada en afectar a su contrincante, Andrés Manuel López Obrador, bajo el lema “es un peligro para México”. Los ‘spot’ de televisión fueron la principal arma usada para conseguir el desprestigio del adversario.

Spot de la campaña de Felipe Calderón en 2006, contra López Obrador:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=zXCU0HDJ7Wk[/youtube]

Édgar González Ruiz, especialista en política de México, investigador y periodista, conversó con KienyKe.com sobre el legado que dejó Sola Reche en su país tras colaborar en la campaña de Calderón, de quien recordó que en 2006 tenía pocas posibilidades de conseguir la victoria por el historial de desprestigio de su partido.

“Sola tuvo un papel: atacar sistemáticamente al oponente de Calderón”

En ese momento, Antonio Sola sugirió a Calderón enfocar su campaña en dos frentes: el discurso de la guerra contra el narcotráfico y la lucha contra el crimen, y por otro lado, el “sistemático desprestigio” contra su rival más fuerte, el izquierdista Andrés Manuel López obrador.

“Calderón en 2006 tenía una muy difícil situación electoral, pero cuando Sola comienza la guerra sucia, consigue posicionar el tema: ‘López Obrador es un peligro para México’. Su propaganda negra, apoyada por sectores empresariales y de la extrema derecha’, mostraron al país que el papel de Sola era atacar sistemáticamente al oponente de Calderón”, recuerda González.

Para analistas como él, el resultado de esa campaña logró modificar sustancialmente las tendencias electorales que terminaron por perjudicar a López Obrador. “Los resultados no pueden ser benéficos dada la naturaleza de las campañas negras. Provoca desconfianza en los procesos electorales y la gente se afianza a la idea de que hubo fraude. En México, la gente cogió conciencia rápidamente del engaño en el que habían caído; su reacción fue rechazarlas públicamente, obligando muchas veces a retirarlas”. No obstante, en esa jornada, Calderón le ganó a López Obrador por un escaso margen.

Pero antes de que se desatara el rechazo al uso de campañas negras en las elecciones, Sola Reche se convirtió en personaje polémico debido a la “cercanía” que mantuvo con el electo presidente Felipe Calderón. “Consiguió de manera rápida, y al parecer por trampas burocráticas, la nacionalidad mexicana, para que pudiera ejercer trabajos como extranjero. Recibió apoyo de las autoridades que le dieron la nacionalidad, mientras que a otras personas que se presentaban en sus mismas condiciones se la negaban. Hubo un escándalo por ello”.

Antonio Sola

Antonio Sola ha asesorado a mandatarios como Michel Martelly de Haití, Otto Pérez de Guatemala, Mariano Rajoy de España y Felipe Calderón de México.

Sola asesoró al Partido Acción Nacional PAN, al que pertenece Calderón, en otras actividades electorales regionales, aunque sufrió una sonada derrota en los comicios regionales del estado de Yucatán, en el sur del país. “Esa campaña también la basó en ataques; la opinión cobró conciencia de lo perjudicial de la guerra sucia y se produjo un efecto ‘boomerang’”, recordó González.

Pero el más estruendoso escenario en el que salió vencido Antonio Sola fue en las recientes elecciones presidenciales de 2012, cuando decidió asesorar a Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN y la primera mujer que buscaba llegar al Palacio de Los Pinos.

“Perdió y de manera estrepitosa. Ella llevaba el lastre del fracaso del gobierno de Calderón en la lucha contra el narcotráfico y cualquier estrategia no le iba a ser favorable. Sola Reche llegó inicialmente con guerra sucia en campañas por radio, pero las retiraron rápidamente porque estaba teniendo efecto contraproducente en su favorabilidad”.

Dicha campaña negra se enfocó contra el candidato Enrique Peña Nieto a través de piezas en las que se le señalaba de corrupto y de no cumplir sus promesas. Finalmente, Peña Nieto consiguió la victoria y la candidata Vázquez Mota negó haber estado asesorada por el gurú español.

“Su tendencia original (de Antonio Sola) es de asesorar a candidatos derechistas, incluso ultraderechista. En un personaje a fin a los vestigios del franquismo y a sectores de ultraderecha católica. Esa ha sido su labor como mercenario de la comunicación”, concluye el investigador.

La ficha de Santos

Antonio es codirector del grupo español OstosSola, una firma de estrategia de marketing político y social cuya sede principal está en Madrid, pero que cuenta con filiales en Ciudad de México, Miami, Panamá y Guatemala.

En su portafolio de exitosos asesoramientos de campañas políticas, además del caso mexicano, destaca su asesoría al mandatario de Haití Michel Martelly, al de Guatemala Otto Pérez Molina, y al actual presidente de gobierno español, Mariano Rajoy.  Su filiación política está claramente en favor de líderes de derecha.

A finales de marzo de 2014, al término de una de sus famosas conferencias en la V cumbre de Comunicación Política que se realizó en Cartagena, Sola Reche dejó ver que sentía gran interés por respaldar el proceso de paz que se adelantaba en Colombia con la guerrilla de las Farc. “Colombia, la paz sea contigo”, dijo el estratega quien también se mostró contrario a quienes desestiman el esfuerzo Santos de conseguir una salida negociada al conflicto. “Llegarán líderes renovadores y los que están haciendo daño perderán el poder”, sentenció.

Personas cercanas a la campaña Santos, consultadas por KienyKe.com, dijeron que su ingreso a las filas de la reelección se produjo hace más de un mes, cuando aún lideraba el equipo de comunicación el estratega venezolano J.J. Rendón. Desde la oficina de prensa de dicha campaña no han respondido a las consultas hechas por este medio digital para conocer los detalles del ingreso de Antonio Sola a su comando.

Sin embargo, varios mensajes a través de su cuenta en Twitter dejan en evidencia que desde hace unas tres semanas, el gurú es parte activa de la campaña oficialista. En los más recienten trinos, Sola Reche agradece mensajes que lo felicitan por integrar la campaña Santos. En otras ocasiones retwittea que el proceso de paz requiere “la continuidad de #Santos como vital para ello”, y en uno más reciente comparte enlaces con las noticias que relevan el video en el que Óscar Iván Zuluaga dialoga con el hacker Andrés Sepúlveda.

Antonio Sola

Antonio Sola estaría encargado de la publicidad audiovisual de la campaña a la reelección, enfocándose en los mensajes del proceso de paz.

El manager político Augusto Reyes, quien conoció a Sola en ceremonias de premiación a estrategas electorales, reconoce en él una persona “con mucha experiencia, un sello de garantía y seriedad”.

Él estima que Sola Reche ingresó a la campaña Santos hace un mes y medio, y que desde entonces se encarga de la formulación de los mensajes, en lo que él llama “ponerle marco conceptual a las campañas”. “Por ejemplo, Santos no estaba vendiendo bien su idea de la paz. No sabía comunicarla. Entonces Sola puede utilizar un marco visual y audiovisual para transmitir con talento ese mensaje de la paz”.

Reyes no cree que Sola sea un “reemplazo” de J.J. Rendón, sino un refuerzo que llegó a la campaña de la reelección mientras aún trabajaba oficialmente allí el estratega venezolano. Su principal labor sería producir los mensajes a través de ‘spots’ audiovisuales. También descarta que el gurú español esté aplicando tácticas de campaña negra en esta campaña.

“Hay que distinguir entre la campaña negativa con guerra sucia. Campaña negativa es manejar una información verídica, y emplearla en tiempo, modo y lugar en contra del adversario. Guerra sucia es producir montajes, aseveraciones falsas, mensajes que destruyan imagen”, explicó para determinar que Sola emplea tácticas de campaña negativa, más no sucia.

Quizás Antonio Sola fue quien ideó el concepto “somos la primera generación de la paz”, con la que a través de varios videos se comparte el mensaje de que la propuesta de Santos conviene más que “el pasado” en referencia al uribismo.

“Antonio ha usado una técnica de guerra negativa en algún momento, como la usa cualquier comunicador político”, en referencia a otros spot, divulgados esta semana, en los que se utilizan las imágenes del polémico video de Óscar Iván Zuluaga con el hacker Sepúlveda para tratar de criticar la campaña del Centro Democrático.

“Por eso, yo no calificaría a Antonio Sola de usar ‘campaña negra’, y ni siquiera de basar su estrategia en ‘campaña negativa’. Todo estratega ha usado y usará información verificable del adversario, en su contra si se amerita”, justificó Reyes.

Antonio Sola ya estaba en el equipo de la reelección durante las dos crisis que afectaron las campañas tanto de Zuluaga como de Santos. No es posible establecer con certeza si en su alcance esté la estrategia en redes y mensajes en medios masivos que tienen en jaque al candidato uribista, quien se ha visto más afectado tras la publicación del video con el que se le trata de acusar de espionaje y sabotaje al proceso de paz.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO