“Razones ajenas” a Fiscalía frustraron audiencia de Melo

Expresidente de Corficolombiana

“Razones ajenas” a Fiscalía frustraron audiencia de Melo

5 de diciembre del 2018

La audiencia al expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo, por el caso de corrupción de Odebrecht, sufrió un nuevo aplazamiento, con este, ya serían cuatro los atrasos en el proceso. Tanto la Fiscalía, la defensa del empresario, como el juez encargado se han lanzado la pelota de la culpa por los impedimentos para realizar la diligencia.

Los principales cuestionamientos cayeron sobre la Fiscalía, porque no presentó los testigos brasileños que había propuesto anteriormente. Según el acta registrada por la justicia brasileña en la audiencia, los testigos estuvieron a disposición pero fue presuntamente la Fiscalía colombiana la que no permitió que entregaran su testimonio.

El ente investigador salió al paso de esta acusación y argumentó que había solicitado el aplazamiento de la audiencia por “razones ajenas” a la institución. Según la Fiscalía, desde el 25 de octubre de 2018 se está tramitando la colaboración, pero los términos del acuerdo no fueron aceptados por el ente fiscal porque exigían “al Estado colombiano no utilizar las pruebas para instruir acciones penales, acciones civiles o procesos administrativos en su jurisdicción”.

El ente renegoció el acuerdo con el Ministerio Público de Brasil, el 28 de noviembre de 2018, porque le parecieron excesivas las condiciones. Entonces propuso que las declaraciones de ciudadanos brasileños solo puedan ser utilizadas para los trámites internos, pero no para imputación de cargos o apertura de procesos en contra de los testigos extranjeros de la multinacional Odebrecht, y otras, que se autoincriminen en sus testimonios.

Casualmente, luego de que se diera por cancelada la audiencia contra el expresidente de Corficolombiana, el Ministerio Público brasileño aceptó el acuerdo en los términos propuestos por la Fiscalía colombiana y, según esta, hasta ese día le fue entregada el acta de compromiso a los testigos, por lo que ellos tendrán que evaluarla. El ente investigador colombiano se comprometió a tener tales declaraciones para el próximo 21 de enero, cuando se retomará el juicio definitivo contra José Elías Melo.

Esta audiencia ha sido aplazada en cuatro ocasiones anteriores y, según la decisión del juez 14 de penal de Paloquemao la falta de esos testimonios ya había sido oída antes. Por eso el juez le dio jalón de orejas al fiscal del caso y a la institución porque la excusa para suspender la audiencia ya es reiterada. Sin embargo, entiende que el proceso declaratorio de tales testigos, al ser ciudadanos brasileños, responde a acuerdos diplomáticos de colaboración judicial y que el nombramiento de un fiscal ad hoc podría demorar el principio de oportunidad.

Por su parte, el abogado de la defensa de Melo regañó al juez y al fiscal, porque según él aplazar las diligencias es un irrespeto a la justicia colombiana. “Que los testigos de Brasil sean serios y respetuosos porque esto es una falta de respeto a la justicia Colombia. Que respeten a la autoridad colombiana”, pidió el abogado.