Abrazos y euforia: una tarde histórica en la Cámara

9 de abril del 2019

La mayoría parlamentaria rechazó las objeciones de Duque.

Plenaria cámara objeciones

Una derrota histórica se presentó ayer lunes, 8 de abril, en la plenaria de la Cámara de Representantes que votó en contra de las objeciones del presidente Iván Duque a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). En medio del debate, las fuerzas políticas oficialistas luchaban para convencer a los parlamentarios de votar a su favor. Sin embargo, la decisión estaba más que prevista porque la gran mayoría de los asistentes (pertenecientes a una baraja de sectores mucho más amplios) ya había anunciado cuál sería su decisión respecto al tema.

Antes de iniciar el debate, los representantes de los partidos de oposición y las bancadas independientes estaban a la expectativa de lo que sabían iba significar su voto a favor de la ponencia negativa surgida del informe redactado por la subcomisión designada para estudiar las objeciones, y que propuso rechazarla.

En este momento hay un optimismo de las fuerzas que hemos decidido rechazar las objeciones del presidente a la JEP, por razones de no procedencia. Pero como todo en la vida, nada es seguro hasta el final, viene una jornada larga, miraremos quiénes no pueden participar, y evaluaremos la situación. Pero bueno yo tengo buenas expectativas”, expresó a Kienyke.com David Racero, representante de Decentes previo a la plenaria.

De igual manera, uno de los representantes de la bancada de Cambio Radical, José Daniel López, anunció que su decisión de rechazar las objeciones era fundamentalmente para defender el Estado de Derecho.

“Vamos a defender el principio de separación de poderes. Decirle no a un Gobierno que sin mirar más allá del contenido, quiere utilizar la figura de la objeción presidencial, y quiere utilizar al Congreso para frenar una reforma judicial vulnerando todo el sistema de frenos y contrapesos que caracteriza a cualquier democracia. Al mismo tiempo defenderemos el Acuerdo de Paz”, dijo.

Los votos de Cambio Radical y el Partido Liberal fueron cruciales para que se plasmara este rechazo, ya que las curules de los partidos de oposición no eran suficientes para tumbar las objeciones.

De la bancada liberal, el representante Juan Carlos Losada rechazó las declaraciones hechas por el presidente del Senado, Ernesto Macías, quien había dicho en la antesala al debate que la Cámara no podía realizar ese trámite antes de que lo hiciera el Senado.

“La Cámara lo puede hacer sin tener que pedirle permiso a Ernesto Macías, que cree que el Congreso tiene que rendirle pleitesía. La Cámara es un ente autónomo, ambas corporaciones pueden debatir de manera simultánea, así que los argumentos del senador Macías, para tratar de maniatar a la Cámara de Representantes, no solamente son vergonzosas sino verdaderamente falsas“, manifestó.

Intentos de dilatar

Con el quorum suficiente para iniciar la discusión, arrancó con efervescencia la plenaria de una Cámara que, desde que se conoció la decisión presidencial sobre la Ley Estatutaria de le JEP, se puso al frente de la situación pues varios de sus miembros se encargaron de estudiar los argumentos constitucionales (a través de una subcomisión designada para ello), presentaron la ponencia y hicieron de entrada una fuerte oposición a las objeciones.

En medio del debate hubo dos intentos del Centro Democrático de solicitar aplazamiento de la diligencia legislativa, la primera quedó frustrada con 85 votos contra la proposición, frente a 42 a favor. Luego de esto, nuevamente volvieron a pedir que se pospusiera la sesión, con el argumento de que el Gobierno Nacional eliminaría dos de las seis objeciones hechas por Duque, lo que también fue frenado con 106 votos en contra y 27 a favor.

Los representantes por el Partido Conservador radicaron una solicitud al presidente de la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, para discutir cada una de las objeciones de Duque por separado y no en bloque. Sin embargo, esta también fue rechaza por la mayoría.

Plenaria cámara objeciones

Un debate diligente

Mientras que por lo general este tipo de sesiones se extienden hasta altas horas de la noche, en medio de discusiones que a veces parecen carecer de sentido, Chacón propendió por lograr un amplio consenso para que los partidos fueran diligentes en sus intervenciones.

En realidad, los argumentos de parte y parte fueron expuestos por los integrantes de la subcomisión designada para estudiar las objeciones.

Por un lado se expuso fundamentalmente que “son objeciones bajo el ropaje de inconveniencia pero van en contravía de la misma Constitución Política (inconstitucionalidad)”, tal como expuso el liberal Carlos Ardila.

Por el otro, se habló de que no se buscaba hacer trizas la paz, sino unas modificaciones puntuales. “El presidente fue muy claro en campaña cuando dijo: no quiero hacer trizas el acuerdo pero sí quiero hacer unas modificaciones”, dijo por ejemplo el uribista Álvaro Hernán Prada.

Plenaria cámara objeciones

FOTO: Andrés Felipe Lozano

La votación y la euforia

El momento más esperado del día llegó luego de que ninguna otra bancada quisiera hacer más intervenciones, todos estaban decididos sobre cuál iba a ser su voto, y no había marcha atrás, ni un argumento nuevo que lograra cambiar su perspectiva.

Con 110 votos a favor y 44 en contra, la Cámara de representantes aprobó la ponencia de la subcomisión contra las objeciones de Duque a la ley Estatutaria de la JEP. Por ende se frenaban las objeciones en dicha instancia del Legislativo. El júbilo se apoderó del recinto.

Así lo anunció Chacón, y de inmediato el sonido de los puños sobre las mesas se hicieron cada vez más fuertes por parte de los representantes que celebraban el episodio histórico que la Cámara acababa de vivir.

Otros lo festejaron con abrazos, y en la plenaria se hacía sentir el sentimiento de victoria de los opositores e independientes. Mientras que los perdedores de la noche mostraron su frustración.

Plenaria cámara objeciones

FOTO: Andrés Felipe Lozano

Bancada uribista, dividida

La ministra de Justicia, Gloria María Borrero, estuvo presente desde el inicio de la plenaria. La mayor parte del tiempo estuvo sentada atendiendo los hechos que sucedían en la sesión, sin embargo, no tuvo una participación activa en el debate, lo que causó que fuera blanco de las críticas y frustraciones de algunos legisladores del oficialismo.

Luego de que se conociera que la Cámara de Representantes votó en contra de las objeciones el representante Edward Rodríguez hizo una intervención para manifestarse sobre eso:”Desde el comienzo del Gobierno nos pusimos a disposición de la ministra Gloria María Borrero para apoyarla en su gestión, pero no mostró ni eficiencia, ni eficacia”, dijo.

No obstante, se evidenciaron fracturas en la bancada puesto que desde el propio uribismo vino la réplica contra Rodríguez: “La decisión tomada es una decisión de las mayorías. Y a eso nosotros no nos oponemos, pero eso no nos puede llevar a la paranoia de que al interior de la misma bancada se tomen posturas individualistas que no reflejan el pensamiento del Centro Democrático. Rechazamos la afirmación de Edward Rodríguez de pedir una renuncia, porque la podrá hacer a título personal, pero nunca a título colectivo”.

Plenaria cámara objeciones

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO