Choque de trinos entre Acevedo y Uprimny por CNMH

Flickr

Choque de trinos entre Acevedo y Uprimny por CNMH

11 de febrero del 2019

En la tarde del domingo, se formó polémica entre dos conocidos columnistas de opinión del país, el historiador Darío Acevedo y el jurista Rodrigo Uprimny. El segundo dirige actualmente Dejusticia, mientras que el primero está en el foco de la polémica por su previsto nombramiento como director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH).

Uprimny fue uno de los primeros académicos del país en criticar el previsto nombramiento de Acevedo como director del Centro de Memoria, al considerar que una persona que niega la existencia del conflicot no puede dirigir un ente dedicado a recabar la memoria del conflicto armado.

Pero el domingo acevedo cargó contra Uprimny por sus críticas: “Fue magistrado auxiliar de Carlos Gaviria, candidato del Polo y nunca se declaró impedido de tener funciones constitucionales”.

A esto respondió el director de Dejusticia, quien argumentó que nunca fue magistrado auxiliar de Gaviria y que tal falta de rigor evidencia que no debe ser director del Centro Nacional de Memoria Histórica. Su argumentación fue respaldada por el abogado constitucionalista José Gregorio Hernández, y por la decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes, Catalina Botero.

A eso Uprimny agrega que de cualquier forma y a pesar de que desmiente los señalamientos, “haber trabajado con Carlos, a quien admiré y de quién fui amigo, no sería ninguna deshonra. Simplemente no es cierto”.

Acevedo replicó que conoció una foto de Uprimny con Gaviria durante la despedida del magistrado de sus funciones en la Corte. “Ser de izquierda no es una mancha, pero erigirse en pontífice de la moral para vetarme si es convertir lo política en dogma y eso sí me parece extraño en usted”, dijo.

Uprimny replicó que esa argumentación refleja falta de rigor pues no por una foto se puede llegar a la conclusión de que se trabajó para Gaviria. Reiteró que no se opone al nombramiento de Acevedo porque sea de derecha sino porque resulta incongruente que alguien que niegue el conflicto armado del país dirija tan importante ente.

Entretanto, el debate sobre la idoneidad del nombramiento de Acevedo sigue su curso y se evidencia con este la polarización en la que está inmerso el país desde hace varios años.