¿Un mensaje político en el atentado al Centro Andino?

20 de junio del 2017

Expertos analizan si el ataque que dejó tres mujeres muertas estaba diseñado para “aguar la fiesta de la paz”, como lo afirmó el presidente Santos.

atentado al centro andino

Una vez Colombia conoció sobre el atentado al Centro Andino, ocurrido el pasado 17 de junio cuando cientos de ciudadanos en Bogotá realizaban compras para la celebración del Día del Padre, las hipótesis sobre los responsables del explosivo que dejó tres mujeres muertas y otras nueve personas heridas, empezaron a aparecer. Algunas voces del gobierno y grupos afines al proceso de paz con las Farc señalaron a aquellos que se oponen al acuerdo, mientras que partidos y otros sectores acusaron de forma directa a grupos como el Eln.

Entonces surgió la polémica. Una de las figuras que se pronunció fue el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro, quien en diálogo con varios medios comentó que los móviles del ataque son “coletazos de los enemigos de la paz que de alguna manera quieren que el ambiente siga siendo de guerra”.

El presidente Juan Manuel Santos también se refirió de inmediato al asunto de la paz. “Tengan la seguridad de que no vamos a permitir que lo logrado hasta ahora (en materia de paz) sea frenado por un puñado de extremistas, de cobardes o de quienes no quieren la reconciliación del pueblo colombiano”.

Estas afirmaciones no cayeron bien en colectividades como el Centro Democrático. La senadora María del Rosario Guerra fue una de las personalidades que cuestionó al líder católico y al jefe de Estado, pidiéndoles que claridad y respeto.

“Duele ver cómo algunos jerarcas de querida Iglesia Católica, por defender acuerdo Farc-Santos, estigmatizan colombianos de bien”, comentó Guerra.

Aunque las autoridades han anunciado una poderosa investigación para dar con los autores del hecho, tres días después del atentado al Centro Andino, hay más preguntas que respuestas. Si bien se conoce un par de retratos hablados de posibles sospechosos, no hay claridad sobre los móviles ni los responsables. Solo hay especulaciones que hablan del Eln, el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP) y el Clan del Golfo, que recientemente adelantó un plan pistola contra los policías del territorio nacional.

El hecho de que el ataque se haya registrado justo a una semana de que el Gobierno anuncie la finalización de la dejación de armas de las Farc, una condición elemental para que los integrantes de esa guerrilla se reincorporen a la vida civil y puedan participar en política, no es una característica aislada para muchos. Pero, ¿realmente hay un mensaje político en el atentado al Centro Andino?

Atentado al Centro Andino, ¿terrorismo contra la paz?

Según lo explica Ariel Ávila, director de la fundación Paz y Reconciliación, en los últimos 36 meses se han registrado 23 ataques con explosivos de baja intensidad en Bogotá, en los que han resultado implicados el Eln y el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP).

Sin embargo, este último acto no tiene ninguna semejanza con los anteriores. Para el analista, esto significa que a hoy no se puede tener certeza sobre quiénes perpetraron el hecho, no obstante, sí considera que existe un interés político.

“Alguien quiere causar pánico en este momento del país, el problema es que no sabemos quién es. Se llaman petardos de pánico, algo muy parecido a lo que está ocurriendo en Europa (…) Afecta el proceso de paz como un todo y genera zozobra cuando va a terminar la dejación de armas”.

andino-montaje

En contraste, la analista política Claudia Dangond opina que se le debe quitar el contenido político que ha adquirido el atentado al Centro Andino en los últimos días. Según afirma en diálogo con Kienyke.com, no es conveniente poner tinte político a estos asuntos, ni volcarlo hacia la izquierda o hacia la derecha.

“Al contrario de lo que han dicho los generadores de opinión, hay que quitarle contenido político al atentado, eso lo único que trae es más polarización y produce el efecto que probablemente los terroristas querían, que era dividir más a la sociedad en el contexto que está Colombia ahora, lo cual es sumamente perjudicial”.

Para Rubén Sánchez, docente de ciencia política de la Universidad del Rosario, los autores pueden pertenecer a cualquier grupo criminal, los disidentes de las guerrillas, el Clan del Golfo o el llamado MRP.  

No obstante, si los móviles están relacionados con política “sería algo muy torpe”, y por ahora, sin las evidencias necesarias, tampoco se podría dar un argumento así.

Foto: Presidencia

Foto: Presidencia

“Pudo ser la izquierda radical o la derecha radical”

De acuerdo con el Gobierno Nacional, hay tres hipótesis respecto a lo ocurrido en el centro comercial. Por ahora, ninguna de ellas será revelada para no entorpecer la investigación.

Esto, también resulta ser un llamado, para no “echar culpas a diestra y siniestra”, señala Ávila, quien al tiempo comenta que de esta manera varios sectores buscan ganancias.

“Pudo ser la izquierda radical o también la derecha radical. ¿Por qué matar una francesa cuando el presidente (Santos) va a viajar a Francia y cuando es un Gobierno que está apoyando el proceso de paz? ¿Por qué una bomba en el centro comercial donde está la clase media-alta y alta que es la que más está en contra del proceso de paz?”, cuestiona el director de Paz y Reconciliación.

A su turno, el docente Sánchez señala en diálogo con este medio que prefiere abstenerse de emitir juicios en este momento, cuando no hay móviles claros, sin embargo, reitera que sucesos de este tipo tienen sin duda impacto, lo cual “resulta negativo ante el escepticismo de una parte de la sociedad colombiana frente a la paz”.

Finalmente, la abogada Claudia Dangond hace un llamado a la unión, para evitar que la sociedad colombiana caiga en el error de encasillar atentados en la izquierda o la derecha, en contra o a favor del Gobierno. 

“Gobierno y oposición deben unirse para evitar que se fraccione y amedrente más la sociedad. No se puede ubicar a la gente ni a un lado ni al otro, venga de donde venga la amenaza”, puntualiza.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO