Ausentismo no se castiga en el Congreso de la República

Ausentismo no se castiga en el Congreso de la República

12 de junio del 2017

El senador Alfredo Ramos, del Centro democrático, propuso, en 2015, un proyecto de ley para que el ausentismo se castigara en el Congreso. Paradójicamente, por eso, por ausencia de los legisladores, la iniciativa está a punto de hundirse. En realidad es muy difícil que se salve.

Entre otras cosas, la Ley buscaba que a los senadores y representantes que no fueran a los debates, se les descontara un día de sueldo; que los viajes no fueran pagos y que se sancionara económicamente a los funcionarios públicos que no asistieran a las audiencias de control político.

Es altamente probable que la ley no pase. Aún le faltan dos debates que deben darse en menos de una semana. Y eso es casi imposible. El senador Ramos, en diálogo con Kienyke.com dijo que es lamentable que el Congreso de la república, que es una de las instituciones más desprestigiadas del país y la democracia, no aproveche esta oportunidad que en su momento, hace dos años, se propuso con la idea de que los congresistas ausentistas fueran castigados más severamente.

“Aquí los congresistas están viniendo, muchos, para ir a los medios de comunicación o a cocteles o a comidas, cuando deberían estar dando ejemplo, trabajando en las sesiones del Congreso. Si uno es ciudadano cualquiera, un operario de una fábrica, llega, marca la tarjeta al ingreso a su trabajo y a la media hora se va para la casa,  seguramente no duraría mucho tiempo en ese empleo. Y eso es lo que hacen muchos congresistas: llegar, registrarse e irse a los pocos minutos”, dijo el senador.

Van dos años en la discusión de ese proyecto de ley –explicó Ramos–: un año en la Comisión primera, que fue muy lenta, y otro año en la plenaria del senado, también supremamente lenta. En una semana que le queda al congreso, es muy difícil que haya dos debates en la Cámara de representantes.

“Así que la opción es volverlo a presentar, el 20 de julio, con más acciones, mucho más drástico, más rigurosos los castigos a los congresistas. Adicionalmente tendrá una idea, y es que la opinión pública cada vez esté más encima del Congreso para presionar este tipo de proyectos y que pasen rápidamente”.

Actualmente son muy pocas las sanciones que hay en el Congreso para los ausentistas. Además quedan muy al antojo del Presidente del senado. “Lo único que se castiga es que la persona no vaya a una plenaria donde se discutan proyectos de ley; pero no se castiga que falten a debates de control político, que falten a las comisiones, que es, tal vez, el lugar en el que más ausentismo hay. Adicionalmente, si la persona se registra, queda como si hubiera asistido a la sesión, y eso es lo que no podemos nosotros autorizar, así que todavía estamos muy precarios en sanciones a congresistas ausentistas.

ausentismo

Vea más caricaturas de Kienyke.com aquí