Hidroituango: voces a favor y en contra en la Cámara

27 de septiembre del 2018

En la tarde de este miércoles, y con considerables horas de retraso, inició el debate de control contra EPM por el caso de Hidroituango, la obra de la empresa que ha causado tanta alerta en la región del Bajo Cauca y que generó distintas afectaciones en el norte de Antioquia.  Se trató de una sesión […]

Hidroituango: voces a favor y en contra en la Cámara

En la tarde de este miércoles, y con considerables horas de retraso, inició el debate de control contra EPM por el caso de Hidroituango, la obra de la empresa que ha causado tanta alerta en la región del Bajo Cauca y que generó distintas afectaciones en el norte de Antioquia.

Se trató de una sesión en la que distintos miembros de la oposición expresaron sus argumentos contra las actuaciones de EPM y sobre las consecuencias negativas de esta obra. También, en la que legisladores oficialistas y el propio alcalde de Medellín defendieron a la empresa pública antioqueña.

En el evento estuvieron presentes además, en calidad de citados o invitados, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Lozano; la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez; el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez; el gerente general de EPM, Jorge Londoño; el director de la Ungrd, Eduardo José González Angulo; el director del ANLA, Rodrigo Suárez, y el alcalde de Ituango, Hernán Darío Álvarez.

Asimismo, a pesar de que fueron también conminados a asistir, los ministros de Hacienda e Interior, Alberto Carrasquilla y Nancy Patricia Gutiérrez, tal como el fiscal general Néstor Humberto Martínez, delegaron a funcionarios y no acudieron.

Los argumentos opositores

Para el representante de la Alianza Verde León Fredy Muñoz no se trata de destruir a EPM sino de salvarla de las manos de grupos empresariales que no piensan en el beneficio colectivo.

“EPM es una gran empresa que la hemos defendido y que vamos a luchar por ella. Creció con el esfuerzo de miles de trabajadores que hicieron posible que fuera la empresa más importante en servicios públicos de Latinoamérica. Le provee energía a más del 21% de los colombianos. La amamos profundamente y por eso este debate hay que hacerlo”, argumentó.

Muñoz repasó la historia del proyecto que hoy está en boca de todos los colombianos. Para el congresista los errores datan de la década de 1960, “cuando a pesar de que los geólogos de la época sostenían que era una zona inestable, la firma Integral, una empresa del Sindicato Antioqueño, avala la obra en un estudio de factibilidad. Pasaron dos décadas y el Ministerio de Ambiente le negó nueve veces la licencia para ese proyecto. Pero raramente en 1997 se concibe la empresa por medio de una ordenanza. En ese entonces era gobernador Álvaro Uribe Vélez. En 2009 le otorga la licencia el Ministerio de Medio Ambiente. Ahí hay dos factores, está en la Presidencia Álvaro Uribe y en la Gobernación Alfredo Ramos. ¿Qué fue lo que cambió? Desconocieron nuevamente a las comunidades y no hicieron consulta previa como dice la norma. Ahí empieza esta historia”, agregó.

Por otra parte, aseguró que las decisiones de los directivos de acelerar la construcción de la obra pasando por alto los parámetros de seguridad (en especial respecto al taponamiento de los túneles sin terminar las compuertas) fue la clave para el desastre: “Todo esto nos lleva a arriesgar la vida de miles de personas. Si no ocurrió lo peor, porque Dios es muy grande, ustedes vieron los daños en Puerto Valdivia. Si se hubiera rebosado el muro hubiese ocurrido una catástrofe 10 veces peor que Armero. Todos los habitantes de los municipios ribereños y costeños hubieran salido afectados, ¿por qué? Porque fuimos irresponsables”, denunció.

Por su parte, la representante María José Pizarro, de la lista Decentes, abordó la dimensión humanitaria de las afectaciones. En opinión de la legisladora, es imposible ya no hablar de Hidroituango sin mencionar a las comunidades afectadas.

“4.273 personas asesinadas selectivamente entre 1960 y 2017. 2.487 víctimas de desaparición forzada, 115 masacres, contando la última en Yarumal. Todo esto nos da un total de 10.074 víctimas. Quisiéramos ponerles nombres y apellido. Pero sus familias han tenido que sobrevivir en las circunstancias más adversas. Las organizaciones sociales que han venido denunciando lo que sucedía en torno al proyecto, como Ríos Vivos, tienen de hecho cifras mucho menores frente a las oficiales”, agregó.

Pizarro cuestionó, con suspicacia, el que “la mayoría de los hechos se dieron entre 1983 y 1996, justo el periodo de suspensión de Hidroituango. Cuando hablamos de lo que sucede allí estamos hablando de esas víctimas”.

Por último, David Racero, de la Lista de la Decencia argumentó que se trata de un debate ético, ya que hubo “decisiones sistemáticas por parte de directivos que, a pesar de que conocían los riesgos geológicos, siguieron adelante con el proyecto”.

“Hay un debate de puertas giratorias. Es un debate ético, estamos cansados de esa manguala entre políticos y empresarios poderosos que se han enriquecido a costa del bienestar de la gente. Por eso hablamos de responsables”. dijo.

Respecto a ese señalamiento, Racero sostuvo que “EPM y su junta directiva tienen una responsabilidad porque en ellos recae la toma de decisiones. Son nueve delegados todos puestos por el alcalde, con conocimiento de causa absolutamente. Y esta junta, hicimos un rastreo de ellos desde hace 20 años, y tienen relaciones con el Grupo Empresarial Antoqueño (GEA). Por lo menos cinco de ellos. Federico Restrepo trabajó con Integral, la empresa que hizo los estudios. hay otros que dirigieron Argos, que tiene el 78% de las acciones de Conconcreto”.

Para el congresista la corrupción no se refiere tanto a los políticos, sino a los empresarios que según él sacan beneficio del Estado y de los recursos públicos. “¿Por qué todo el riesgo lo tiene que asumir la empresa pública? Aquí el consorcio sale librado, y detrás el Grupo GEA, pero cabe preguntar quién toma las decisiones. Porque no es normal que haya una relación tan estrecha entre EPM y el Grupo GEA”.

Roldán y Gutiérrez encabezan la defensa de EPM

También hubo numerosos representantes que defendieron a la empresa pública antioqueña. Uno de ellos el liberla John Jairo Roldán, quien enumeró los argumentos por los que considera que se debe unir y no dividir en torno al proyecto de Hidroituango y a la empresa que lo adelanta.

“Lo que generará Hidroituango ayudará a todo el país, a que tengamos holgura en la generación de energía, evitando un nuevo apagón, un nuevo racionamiento. Dos billones de inversión en área de influencia, no podemos olvidar eso. Este proyecto ha generado más de 11 mil empleos y se han construido más de 14 mil kilómetros de vías, entre muchas otras cosas. Señor gerente de EPM, yo le pido que me atienda a la comunidad, que es lo más importante en este proyecto”, inició.

Por su parte cargó contra los detractores del proyecto asegurando que muchas veces no saben mucho de ingeniería: “El proyecto de Hidroituango volvió a todo el mundo ingeniero, todo el mundo habla de cemento, todo el mundo habla de hormigón. Hay que tener más conocimiento en ciertas áreas para salir a hablar”.

Instó a los colombianos a salvar este proyecto y consideró que la Cámara no es la instancia indicada para que eso ocurra: “Nosotros no definimos responsables, en un debate de control político se hace manifestación de aprobación o desaprobación. Los organismos de control son los encargados de definir esos responsables. La imperfección de soluciona trabajando y nuestras entidades velarán por el bienestar y seguridad de todas las comunidades cercanas a Hidroituango”.

Por último, dio su voto de confianza al buen nombre y reputación de EPM: “No podemos decir que todo en este proyecto es raro, que hay una confabulación en todo lo relacionado con el proyecto, hay opiniones buenas y malas, pero la experiencia y seriedad de las empresas aquí relacionadas está comprobada”.

Por su parte, Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, se expresó en la misma línea al considerar que no se debe destruir a la empresa. “¿Qué intereses hay detrás para minar la confianza en EPM? Medellín y Antioquia están por encima de un alcalde y un gobernador, no puede existir soberbia y arrogancia y mucho menos en este momento cuando la comunidad necesita que trabajemos en equipo. Pueden existir detractores pero no destructores. Le pido al país que sigamos creyendo en EPM, que sigamos creyendo en lo público”, dijo.

Por último, cargó contra Pizarro por mencionar las numerosas masacres en la zona y verlas relacionadas a la obra: “Es más que un despropósito tratar de relacionar muertes de personas ocurridas en la zona con un proyecto tan importante como Hidroituango o con una empresa como EPM. Les pido, encarecidamente, que digamos la verdad en los debates. Muchos de los que piden hoy la verdad, mienten sistemáticamente”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO