Congresistas pretendían no trabajar hasta elecciones

11 de mayo del 2018

Las sesiones serán los jueves y viernes.

Congreso Senado

A solo dos semanas de las elecciones presidenciales en Colombia, los congresistas quieren implementar cambios en su agenda para dedicar más tiempo a las actividades electorales. Así lo demuestra la propuesta hecha por algunos senadores que pusieron sobre la mesa la posibilidad de no sesionar esta semana en el Congreso para poder dedicarse al acompañamiento de sus candidatos.

“Ya la Cámara lo hizo abiertamente ante el país y sin vergüenza. La idea es que la otra semana podamos sesionar un día y la última ninguno y así compensemos después del 27. Yo creo que contribuimos más a la democracia y a Colombia estando en nuestras regiones estas dos semanas, que votando proyectos de ley”, indicó Mauricio Lizcano.

La propuesta no fue bien recibida entre las directivas que en vez de suspender la jornada laboral, modificó los horarios de las sesiones, ahora sesionarán jueves y viernes, así lo explicó el presidente del Senado, Efraín Cepeda: “A pesar de esa petición, a mí me corresponde citar y vamos a tener dos sesiones la próxima semana”.

La petición fue rechazada no solo por las directivas del Congreso sino por senadores que reconocen que a menos de 40 días de finalizar el periodo legislativo son muchos los temas que quedan sin resolver y que necesitan un trámite urgente en el Senado.

Muchos de esos asuntos están relacionados directamente con proyectos que dan vía a libre a la implementación de los Acuerdos de Paz, como la reglamentación al procedimiento operativo de la Justicia Especial de Paz (JEP) que crea el mecanismo judicial de sometimiento de las Bacrim; la despenalización de los pequeños cultivadores ilícitos; fortalecer la política criminal y penitenciaria, así como salud y medio ambiente, además de la creación del nuevo peso que elimina tres ceros a la moneda actual; y convertir oficialmente a Coldeportes en un ministerio.

Dicho esto, las responsabilidades de los congresistas no dan tregua y aunque es común ver que en la recta final el ejecutivo y el legislativo “se queden cortos”, es necesario una suma de fuerzas para llevar a cabo un empalme eficiente con el siguiente gobierno.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO