¿Cuál de estos nombres le suena para que sea su alcalde o gobernador?

¿Cuál de estos nombres le suena para que sea su alcalde o gobernador?

23 de Octubre del 2014

La reciente andanada de renuncias de funcionarios públicos a sus cargos para evitar inhabilitarse, ayudan a esbozar con más claridad el que podría ser el tablero de ajedrez político para las elecciones regionales de 2015.

De acuerdo con el régimen de inhabilidades, hasta el 25 de octubre tendrían plazo para renunciar los funcionarios con alguna relación contractual con el Estado y que deseen presentar -a mediados del próximo año- una aspiración a concejos, alcaldías, asambleas departamentales y gobernaciones.

Las elecciones regionales se realizarán el 25 de octubre del año entrante, pero solo desde el 25 de junio se podrán adelantar las inscripciones formales de las candidaturas.

Pero en Colombia los escenarios políticos se dibujan desde muy temprano, al punto que un año antes del llamado a las urnas ya se tienen las barajas de seguros aspirantes a los principales cargos políticos regionales del país.

KienyKe.com hizo un barrido por distintas regiones en las que consultó a expertos políticos locales para tomarle la temperatura a sus debates electorales y las apuestas que hay sobre alcaldías y gobernaciones. Para muchos las grandes disputas serán entre uribistas y santista; las joyas siguen siendo las alcaldías de Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y Cartagena.

Bogotá: la batalla del petrismo por aguantar otro cuatrienio

Ya que la legitimidad de Gustavo Petro no logró ser llevada a evaluación en las urnas, con el fallido referendo revocatorio que había sido convocado en 2013, es probable que la prueba de fuego sea la opción de que su programa político obtenga continuidad.

El petrismo la tiene difícil para mantenerse otros cuatro años en el Palacio Liévano debido a los desaciertos del actual gobernante capitalino. No significa esto que dejen de intentarlo.

Sin definirse aún si a través de Alianza Verde o con algún movimiento independiente, que podría revivir a progresistas, habrá candidato de Petro a la alcaldía y al Concejo.

El primer nombre en la baraja es el exgerente de Canal Capital Hollman Morris. El funcionario habría decidido dar el salto del periodismo y la administración de medios a la plaza pública. Hace unos días, durante un homenaje, el mismo Morris confesó: “…y si el tema es que de pronto ha llegado el momento de dar el salto a otros escenarios, que de pronto este país está pidiendo que en el escenario aparezcan nuevas figuras, jóvenes, que podamos interpretar una fuerza progresista y moderna en este país, quizás por ahí ha llegado la hora”.

Lea también: Renuncia Hollman Morris, ¿candidatura a la vista?

No se descarta en esta baraja de continuismo al exsecretario de Gobierno Guillermo Alfonso Jaramillo, quien se ha mantenido en el ruedo político como defensor de Petro ante la revocatoria y posterior alfil de campaña de Santos en su reelección.

Bogota-1

Alianza Verde podría elegir a alguno de estos tres candidatos. Morris y Jaramillo podrían decidir lanzarse por algún nuevo movimiento ciudadano.

De la llamada ‘guardia petroriana’ también renunciaron recientemente la secretaria de Hábitat María Mercedes Maldonado, quien seguramente aspirará al Concejo; Blanca Inés Durán que se desempeñaba en Espacio Público y Hugo Zárrate quien fue secretario de Gobierno, también buscarían el Concejo pero hasta ahora se han empeñado en negar las aspiraciones.

En la Alianza Verde, el partido formal de Petro, también se ha mostrado interesado en esa carrera el concejal Carlos Vicente de Roux, quien fuera aliado del actual mandatario pero que recientemente se ha apartado. Para definir un candidato único propone unas primarias, incluso vinculando a otros movimientos de izquierda.

A quien no le gustará la idea es a la segura candidata del Polo Democrático, Clara López. Ya tuvo su experiencia como mandataria encargada de la Capital en los últimos meses del gobierno de Samuel Moreno, cuando éste fue suspendido por el escándalo del Carrusel de la Contratación. También aspiró a la presidencia este año pero no pasó a segunda vuelta. Sin embargo el fuerte apoyo que obtuvo en Bogotá la llena de esperanza para conseguir su regreso, en propiedad, al Liévano. Poco a poco ha ido reunificando al Polo, que salió fracturado desde las presidenciales.

Lea también: Clara López y Carlos Romero: romance de helado y vallenato

Del lado del Centro Democrático quien podría reclamar el título de candidato uribista es el exvicepresidente Francisco Santos. A ‘Pacho’ se le ve muy activo en sus opiniones sobre Bogotá y tendría un importante caudal electoral que se reafirmó en las elecciones de Congreso y Presidenciales de este año, cuando la derecha consiguió casi la mitad del total de votos. En el uribismo algunos no descartan que se decida participar el excongresista Miguel Gómez Martínez, promotor de la revocatoria contra Petro.

Bogota-2

En la baraja de otros candidatos figurarían Clara López, Pacho Santos, Rafael Pardo y no se descarta que en el futuro se decida Miguel Gómez.

Y por el Partido Liberal está muy cocinada la aspiración de Rafael Pardo. Además de tener programa de televisión en el que opina sobre la actualidad bogotana, Pardo también se desempeñó como alcalde encargado durante un corto periodo en el que Gustavo Petro alcanzó a ser suspendido por la Procuraduría. A su alrededor se apoyarían el Partido de La U y probablemente Cambio Radical, que son las agrupaciones más seguras de la llamada Unidad Nacional.

Lea también: Rafael Pardo: “Colombia, uno de los países más afectados por la Guerra Fría”

Valle del Cauca y Cali: La búsqueda de la continuidad

Uno de los departamentos en los que más dimisiones se presentaron en cargos públicos fue el Valle del Cauca. Tanto en la Gobernación como en la Alcaldía de Santiago de Cali se registraron varios movimientos que, sin duda, están pensando en las próximas elecciones.

Respecto a quien sucederá en la alcaldía a Rodrigo Guerrero el que más fuerte suena es el exvicepresidente Angelino Garzón. Aunque tampoco se descarta que termine aspirando a la alcaldía de Bogotá, varios comentaristas políticos le dijeron a KienyKe.com que su nombre suena con mucha fuerza en la ciudad más importante de la región Pacífico, donde el electorado lo aprecia mucho.

Garzón, por su parte, se ha limitado a decir que no anunciará su candidatura hasta mayo del próximo año. También depende de si el Partido de La U le da el aval, o si el Consejo Nacional Electoral le autoriza lanzarse por otra colectividad.

Valle-1

Si Alejandro Éder se quedara con la nominación de La U, y a Angelino no le facilitaran la opción de cambiar de partido, es probable que el exvicepresidente no aspire a su candidatura por Cali.

Otras opciones que suenan en la Alcaldía son Luz Elena Azcárate, quien recién renunció a la gerencia del canal regional Telepacífico y quiere ser la primera mujer que gobierne Cali. En su pasado cuenta como desventaja el que su esposo, el exalcalde caleño Mauricio Guzmán, fue condenado cuando se le descubrió que su campaña había recibido  dineros del narcotráfico.

Lea también: Cara a cara con los niños pandilleros de Cali: entre las balas y el olvido

Carlos José Holguín, quien renunció a la secretaría de Gobierno de Cali, también buscaría ser heredero de Rodrigo Guerrero, o el excongresista liberal Roberto Ortiz quien ya ha iniciado campaña por algunas comunas de la ciudad.

Y también se esperaría la inminente candidatura de Alejandro Éder, quien sale de la Agencia Colombiana para la Reintegración tras ocho años de trabajo. Éder contaría con un guiño especial del presidente Juan Manuel Santos, arrebatándole ese voto a Angelino Garzón.

Respecto a la Gobernación, el jefe de ese despacho Ubeimar Delgado ya aceptó la renuncia de uno de sus principales asesores, Jorge Homero Giraldo, quien fuera su secretario de Gobierno y se fue a finales de septiembre no sin antes rendir un informe de gestión que lo exalta como funcionario ejemplar.

KienyKe.com preguntó al gobernador Ubeimar Delgado si creía que Giraldo sería su carta para reemplazarlo, a lo que respondió que todavía “es muy temprano” para anticipar conclusiones políticas aunque sin descartarlas.

En esa competencia también se ha hablado de Dilian Francisca Toro. La exsenadora ha sido investigada por ‘parapolítica’, pero de no demostrar inconvenientes legales, se convertiría en la candidata más fuerte para gobernar el Valle.

Valle-2

Jorge Iván Ospina, Dilian Francisca Toro y Jorge Giraldo son los ‘pesos pesados’ que disputarán la gobernación del Valle.

Otros analistas esperan que se concrete la renuncia de la secretaria del Deporte de Cali, Clara Luz Roldán, quien podría estar interesada en la Gobernación, así como debería renunciar el senador y exalcalde caleño Jorge Iván Ospina, quien a través de Twitter dijo que aún estaba evaluando su salida del Congreso y que tendría otro par de meses de plazo para decidirse.

Cundinamarca: el bastión que desde ya pelea el santismo

Esta semana se anunció la renuncia del representante a la Cámara Jorge Rey, de Cambio Radical, para aspirar a la gobernación de Cundinamarca. Su objetivo es evitar que haya más candidatos de partidos como el Liberal o La U, para así hacer una coalición que reemplace a Álvaro Cruz.

“El actual escenario nos indica que no podemos dejar en riesgo lo hasta ahora conseguido. No podemos  permitir que se rompa la dinámica de inversión que se está destinando en pro del departamento desde el Gobierno Nacional”, sostuvo Rey al convertirse en el primer aspirante oficial a la gobernación cundinamarquesa.

Si bien Rey podría conseguir el guiño oficial, su oposición podría venir de dos senderos: el partido Liberal que podría buscar un candidato único, y el Centro Democrático que apostaría el apoyo fuerte que conseguiría en esta contienda.

Cundinamarca

El panorama en Cundinamarca aún es muy difuso. Jorge Rey es el único candidato fijo.

Los nombres que suenan, sin que se confirmen, son los del excongresista Camilo Sánchez (Liberal) o la exgobernadora Leonor Serrano (exliberal independiente, para algunos cercana al uribismo).  Sánchez no ha dado muestras de querer oficializar su aspiración, y sobre Serrano no está claro si tenga intención de regresar a la política o apoyar a algún candidato que sea opositor a las políticas actuales del gobernador Álvaro Cruz.

Antioquia y Medellín: Batalla a muerte entre uribismo e independientes

Antioquia en las pasadas elecciones votó a favor del uribismo. De hecho el eje cafetero también es su bastión y es probable que las alcaldías y gobernaciones en esta región sean favorables al Centro Democrático o los conservadores.

Por la gobernación del segundo departamento más poblado de Colombia la batalla la encabezan los uribistas con Liliana Rendón, exsenadora recordada por haber renunciado a finales del año pasado a su curul, con el Partido de La U, para dedicarse a la campaña a favor de Álvaro Uribe y su lista al Congreso. Rendón ha comenzado a recorrer el departamento compartiendo las tesis uribistas y mostrando las flaquezas que para ellos ha tenido la administración de Sergio Fajardo.

Lea también: “El Partido Verde ha sido una decepción”, dice Sergio Fajardo

Se creía que la carta de la Unidad Nacional para hacerle frente a Rendón sería el excongresista Augusto Posada, pero pocos apuestan a que renuncie a su dirección en el Fondo Nacional del Ahorro. En su reemplazo estaría en el sonajero Federico Restrepo Posada, funcionario de la Agencia Nacional de Infraestructura y de quien aseguran que no tendría que renunciar tan temprano para no inhabilitarse.

Cábala Antioquia, Liliana Rendón, Federico Restrepo

El panorama por la gobernación de Antioquia aún es muy difuso. Una uribista y un posible santista comienzan la carrera. Es esperable un independiente. 

Por el lado de la Alcaldía de Medellín es muy probable que la cuota uribista sea el exsenador Juan Carlos Vélez, quien se convirtió en uno de los voceros del debate del Centro Democrático en las pasadas elecciones.

Alonso Salazar, apuestan muchos, regresaría a la contienda para disfrutar del regreso de su vida política, luego de que le fuera levanta una inhabilidad por 12 años. Su apuesta sería el reemplazo de Aníbal Gaviria.

Lea también: “Se inicia cosecha de renuncias”

Entre tanto, hay funcionarios que dejan sus cargos para no inhabilitarse y evaluar si es probable aspirar a esa alcaldía. Carlos Mario Montoya anticipó que renunciará a la dirección del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Gabriel Jaime Rico renunció a la gerencia en Plaza Mayor, el principal centro de convenciones de la ciudad para pensar en su aspiración.

Medellin

Cuatro de los candidatos que ya se van perfilando tendrían una influencia electoral muy importante en Medellín. La votación será reñida.

Algunos concejales como Luis Bernardo Vélez (Alianza Social Independiente), Juan Felipe Campuzano (Partido de La U) y Miguel A. Quintero (Alianza Verde), estarían por dar el paso definitivo para comenzar su correría electoral. Muchos de ellos ya han estado intensificando sus apariciones en medios y visitas a comunas para refrescar la memoria de sus votantes.

Santander: El desafío al linaje Aguilar

Para la gobernación de Santander hay dos nombres que suenan para la contienda: Carlos Fernando Sánchez y Holger Díaz.

El primero fue hasta la semana pasada director de la Corporación Parque Nacional del Chicamocha, con lo que se salva ante cualquier posible inhabilidad. Su movimiento político es Opción Ciudadana y el lastre que lleva es que se considera cercano al procesado por parapolítica exgobernador Hugo Aguilar.

El punto es que Holger Díaz, excongresista también de Opción Ciudadana, buscaría al tiempo llegar a la gobernación aunque aún considera temprano oficializar una candidatura. Algunos creen que entre los dos tendrán que definir si alguno se le mide a la alcaldía de Bucaramanga.

Santander

Es probable que los candidatos que disputen la gobernación sean herederos o cuenten con influencias del ‘Clan Aguilar’. 

La pelea podría darse con el diputado Iván Aguilar, defensor del uribismo o Raúl Alfonso Cardozo, del partido Conservador.

Falta ver cómo reaccionará Horacio Serpa, líder liberal, por si está interesado en promover alguna candidatura.

Atlántico y Barranquilla: El poderío Char, ¡a la carga!

La carrera por la alcaldía de Barranquilla y la gobernación del Atlántico tiene a varios corredores. Por el gobierno de la ciudad ya renunció el concejal Rafael Sánchez (Polo Democrático) y comenzó desde hace un par de meses sus andanzas por la ciudad.

Sin embargo el mayor contrincante que suena, sin que se haya oficializado su candidatura, es Alejandro Char, exalcalde de la ciudad que tuvo líos con la Procuraduría por indebida participación en política en 2010, aunque recientemente resultó absuelto.

Barranquilla

Alejandro Char volvería al ruedo. Cuenta con la indiscutible bendición del vicepresidente Germán Vargas Lleras.

Char, como favorito, contaría con el guiño de la alcaldesa Elsa Noguera y la venia del vicepresidente Germán Vargas Lleras.

Otro exalcalde del que se habla como posible candidato sería Juan García Estrada, que a pesar de originarse en la izquierda, hizo campaña a favor del Centro Democrático en las más recientes jornadas electorales. Es probable que busque la aprobación del uribismo para lanzarse a la alcaldía de Barranquilla.

En la carrera por la Gobernación de Atlántico suenan Alfredo Varela, exconcejal barranquillero quien renunció a su curul en junio pasado, y de paso se apartó de su partido Cambio Radical, en caso de querer buscar un aval por otra colectividad.

Atlantico

La Gobernación de Atlántico será otro reto de poder para el clan Char y el vicepresidente Germán Vargas Lleras.

También fue reciente la renuncia de Guillermo Polo, exalto Consejero de Seguridad de Barranquilla, quien es cercano a los Char y a la alcaldesa Noguera. Algunos esperan si se concreta la renuncia del gerente en Atlántico de la Contraloría General, Manuel Díaz Jimeno, hijo del exgobernador y locutor Ventura Díaz. David Peláez, quien renunció a la Secretaría de Salud Departamental, quizá también esté interesado en la dirección del gobierno departamental.

Cartagena y Bolívar: el panorama todavía muy crudo

En Cartagena las cartas aún no se han destapado por completo y hasta ahora se ha conocido la renuncia del concejal conservador Andrés Betancourt y la inminente dimisión del cabildante Antonio Quinto Guerra, también conservador, caldearía la competencia azul por la Joya del Caribe.

En la carrera por reemplazar a Dionisio Vélez también se escucha el nombre del exsecretario se Hacienda de Bolívar Gustavo Martínez Therán y el exdiputado departamental Fernando Benítez.

Lea también: “Cartagena tocó fondo, tristemente”, dice el alcalde Dionisio Vélez

Por el gobierno en Bolívar la carrera la encabezan Enrique Charris, quien recién renunció a la Secretaría del Interior del Departamento; además ingresaría a la arena el excongresista William Ramón García, quien goza de fuerte apoyo popular. Rodrigo Arzuza Jiménez, un contador cartagenero que aún no se sabe por cuál movimiento conseguirá el aval; Jorge Redondo, exdirector regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familia; y si decide renunciar, el director del Instituto de Deportes de Bolívar, Dumek Turbay Paz.

Bolivar

La gobernación de Bolívar comenzaría su correría con dos fuertes contrincantes. 

Sucre: un candidato que quiere controlar el departamento

Yahir Acuña acaba de renunciar a su curul en la Cámara de Representantes para aspirar a la gobernación de Sucre, y comenzar desde temprano su correría política no solo para conseguir el poder departamental, sino la mayor cantidad de alcaldías posibles en su región, comenzando por la de Sincelejo.

Acuña ha sido vinculado con la ‘parapolítica’ por versiones de desmovilizados líderes de las AUC, como alias ‘Diego Vecino’, y también carga con señalamientos de tener nexos con la polémica empresaria de las apuestas Enilse López, conocida como ‘La Gata’.

Aún es temprano para armar el mapa político de la región, que desde ya se anticipa difícil.

Chocó también tendría nueva candidata a la gobernación

Se trata de Nigeria Rentería, alta consejera para la Equidad de la Mujer, quien renunció a seguir siendo parte de la subcomisión de género en el Proceso de Paz de Cuba, para evitar inhabilitarse y muy probablemente apostarle a la gobernación de Chocó.

La renuncia dejó un hueco importante en la mesa de diálogos de La Habana, pues ella era además representante de las mujeres y afrodescendientes en dicho proceso.