Carrasquilla ante el Congreso: los efectos posibles

17 de septiembre del 2018

Este martes tendrá lugar junto a la Plaza de Bolívar tal vez el debate más complejo de lo que va de administración para Iván Duque. Uno de sus ministros, quizá el más crucial y a la vez polémico del inicio de su mandato, Alberto Carrasquilla (Hacienda), responderá desde las 4 p.m las preguntas de los […]

Carrasquilla ante el Congreso: los efectos posibles

Este martes tendrá lugar junto a la Plaza de Bolívar tal vez el debate más complejo de lo que va de administración para Iván Duque. Uno de sus ministros, quizá el más crucial y a la vez polémico del inicio de su mandato, Alberto Carrasquilla (Hacienda), responderá desde las 4 p.m las preguntas de los congresistas independientes y opositores en un debate de control sobre el escándalo de los “Bonos de Agua”.

Semanas atrás, el 9 de septiembre, el periodista investigativo Daniel Coronell lo señaló en una columna de haberse enriquecido mediante un legal pero “poco ético” endeudamiento de 117 muncipios entre los que figuran “los más pobres del país”, con base en los recursos públicos que debían ser destinados al agua y saneamiento para la población.

El senador Jorge Robledo (Polo Democrático), que acompañó las acusaciones, convocó a un debate de control que ya es inminente. Por este motivo, Kienyke.com consultó con analistas políticos las probabilidades de que se ponga en marcha una moción de censura contra el ministro; que la opinión pública fuerce su renuncia; o que Carrasquilla logre continuar entre las críticas.

No se romperá la historia

A pesar de la larga historia democrática del país, en ningún gobierno contemporáneo el Legislativo colombiano ha logrado deponer a ningún ministro. La previsión de los expertos consultados es que está vez tampoco será la excepción, conociendo ya la composición de fuerzas en el Congreso.

Mauricio Jaramillo Jassir, docente de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, se mostró escéptico de que tenga éxito cualquier intento de sacar al ministro: “La única forma de que salga es a través de la moción. Creo que no prosperaría porque no hay consenso en el Congreso. Los partidos afines a la coalición de gobierno de Duque no están todavía dispuestos a jugársela por ese mecanismo”.

Javier Leonardo Garay, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad Paris-Est Marne-La-Vallée y docente de la Universidad Externado, coincidió en varios puntos pero con matices.

“El debate de control se centraría sobre otros objetivos, no para impulsar una moción de censura. Tanto Coronell como Robledo ya aseguraron que no es un delito, por lo que tal escenario pierde su impulso. De todas formas piensa uno en las condiciones necesarias para que prospere una moción… A lo sumo sería el voto de la oposición sumada a Cambio Radical. Por ende no veo una facilidad para que se logre llevar a cabo incluso en caso de que se presentase”, reflexionó.

Un Ministerio debilitado

No obstante este consenso, Jaramillo vaticinó que la debilidad de dicha cartera iría en aumento para el gobierno Duque, y que tal vez la presión de la opinión pública tendría más consecuencias que el propio ajedrez legislativo: “Creo que por todo el debate que se ha generado puede ser insostenible su permanencia a largo plazo en el Ministerio. Cada día crece la cosa. A diferencia de otros escándalos o polémicas en torno al uribismo, que han perdido fuerza y de los que la gente ha pasado la página, este crece cada día más en cuanto a la indignación que genera en la población”.

Por su parte, Garay advirtió que la cartera ya viene rodeada de polémicas, por lo que los desafíos de Carrasquilla son en realidad otros. “La debilidad del ministro viene desde antes y en el fondo la pelea de Robledo contra él es ideológica. En Colombia pasa algo muy particular y es que los bandos políticos, sin importar si son de derecha o de izquierda, consideran que ‘todo el que no piense como nosotros queremos que piense, se tiene que convertir en delincuente'”, dijo.

“Carrasquilla va a tener que tomar unas decisiones, lo que le ha generado una visión muy negativa en términos sociales porque él igual considera que las tiene que adelantar (reforma tributaria). El problema se ha ideologizado y él se convirtió en el malo y el neoliberal. Igual tendrá que hacerse un ajuste en términos de gasto y pensarse soluciones porque el modelo ya no se puede sostener”, argumentó.

Apenas el inicio

De modo que la polémica por los “Bonos Agua” apenas se suma a las numerosas críticas de la ciudadanía por sus propuestas de ampliar la base gravable de la población (declaración de renta para más gente), y ponerle impuestos a la canasta básica familiar, mientras se exime a las empresas de tributos.

En suma, las tensiones con diversos sectores de la sociedad colombiana, en medio de estos debates, y con el escollo que supone la controversia del endeudamiento a los municipios, continuará para Carrasquilla a pesar de que la previsión sea que saldrá vivo politicamente del inminente choque de este martes con la oposición.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO