Choferes de la registraduría serían los responsables de fraude electoral en el Valle

Choferes de la registraduría serían los responsables de fraude electoral en el Valle

10 de mayo del 2016

Una red de fraude electoral que funcionaba en el departamento del Valle del Cauca ha sido el foco de atención de investigadores de la Dijín y la Fiscalía. Al parecer, los sospechosos se encargaban de infiltrarse en los jurados de votación para alterar los resultados, a la vez que hacían lo propio por vía informática.

Lo más curioso del asunto es que los principales acusados en el proceso eran choferes que trabajaban en la Registraduría y que lograron establecer una elaborada red que fue pasada por alto por más de cuatro años, en la que cobraban 600 millones de pesos por operación.

El primero de los conductores involucrados en el caso es Luis Enrique Forero, quien había purgado una condena por un supuesto fraude que en 2012 le dio una curul al exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra. Forero habría sido el conductor del ex registrador general Carlos Ariel Sánchez.

Luis Enrique Forero salía de la cárcel después de recibir su libertad cuando fue recapturado, esta vez por sus vínculos con un fraude electoral en Jamundí, Valle, que se originó en 2011.

En ese mismo caso está involucrado otro chofer: Jorge Heriberto Cadena. Éste, juntamente con Forero, habría sido muy importante para darle beneficios al entonces candidato a la alcaldía de Jamundí, Jaime Penilla. Cadena fue capturado el pasado fin de semana en la sede de la Registraduría Nacional, donde trabajaba para otro alto funcionario de la entidad.

La labor de los conductores consistía en asignar jurados a ciertos puntos de votación por medio de un enlace en la Registraduría, e infiltrándose en la plataforma virtual de la entidad para cambiar los datos y favorecer a Penilla.

Los dos choferes aparecen en grabaciones reveladas por la Dijín y publicadas por el diario El Tiempo, en donde discuten por dineros y revelan el funcionamiento de la organización.

En una de las grabaciones se puede escuchar cuando Forero cuenta cómo se infiltraron al sistema de la Registraduría por medio de un ingeniero informático que alteraba los datos: “Está el delegado en Jamundí, con el señor que se llama Andrés Manuel Pérez. Están mirando cómo está el sistema y van a poner un ingeniero informático ahí (…). Acuérdese de que si no llega la plata a las 6 de la tarde, Jorge, yo le quito esa vaina. Allá está el ‘man’; se llama Andrés Manuel Pérez. Están los dos delegados ahí y están con el ingeniero informático que le van a meter la infiltración al sistema”.

En las grabaciones figuran el nombre de Andrés Manuel Pérez, que según la policía es un registrador que se encuentra bajo investigación, Leonardo Andrés Moreno, que se encargaba de hacer los millonarios pagos que Penilla hacía a sus ayudadores, y un delegado de apellido Molano, que se encargaba de manipular la ubicación de los funcionarios para hacer los fraudes.

Se presume que Forero y Cadena estuvieron involucrados en otros casos de fraude en el Valle del Cauca.