Colombia se raja en equidad de mujeres congresistas

4 de marzo del 2019

Es inferior al promedio en Latinoamérica.

Mujeres en el Congreso colombia

La agencia de las Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres (ONU Mujeres) y la Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia presentaron el informe ‘El camino hacia la paridad en el Congreso colombiano: La representación política de las mujeres después de las elecciones de 2018’  en el que se retrata la participación femenina en el Legislativo del país, la cual es inferior al promedio de América Latina y del mundo.

El informe concluye que la participación femenina en el Congreso colombiano es del 19,7%, distanciado en diez puntos porcentuales del promedio en la región de las Américas que está ubicado en un 30%.

La publicación detalla que la representación femenina también es inferior al promedio mundial donde un 24% de los escaños de los diversos parlamentos del planeta se encuentran ocupados por mujeres, según datos oficiales de la Unión Interparlamentaria (IPU).

Uno de los hallazgos del informe es que el número de mujeres elegidas al Congreso en 2018 fue de 55 entre 279 escaños, traducido en una disminución de una posición en el Legislativo y de más de un punto porcentual con respecto a la elección legislativa de 2014, cuando fueron elegidas 56 mujeres que representaron el 20,9% de la Corporación.

“Esta disminución del 20,9% al 19.7% y de 56 a 55 mujeres, ocurre a pesar del aumento de 11 curules en el Congreso, que pasó de 268 a 279”, detalla el informe al hacer referencia al crecimiento del tamaño del Legislativo de Colombia por el otorgamiento de 10 escaños para el nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), más las dos posiciones adicionales para los candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia de la República, perdedores en segunda vuelta.

Ana Güezmes García, representante de ONU Mujeres en Colombia, le afirmó a la Agencia Anadolu que el país está por debajo de los avances de otras naciones en la representación femenina parlamentaria.

“Este es un llamado de alerta porque Colombia tiene además un principio constitucional de paridad”, sostuvo Güezmes para quien la comunidad política debe analizar cuáles son los elementos que limitan la plena participación de las mujeres.

Para la representante de ONU Mujeres en Colombia el país debe avanzar hacia la reglamentación de la paridad mediante, por ejemplo, una reforma política. “En general lo que podemos aprender de la experiencia internacional es que el principio de igualdad y plena participación de las mujeres está reglamentado”, afirmó.

Güezmes añadió que el informe debe servir para que se implementen acciones que promuevan la participación de las mujeres este año, cuando se tendrán elecciones regionales y locales en Colombia el próximo mes de octubre.

La representante indicó además, que se requieren acciones para que no haya violencia política ni discriminación en las campañas electorales con el fin de que se promuevan sus candidaturas en las próximas elecciones.

Ninguna ciudad capital de un departamento está liderada por una mujer. Entonces el llamado es primero impulsar más candidatas (…), pero el segundo pedido es que se coloquen a las mujeres en distritos ganadores”, indicó Güezmes.

El informe describe los niveles de participación de las mujeres por departamento y concluye que de las 33 circunscripciones territoriales en Colombia, compuestas por 32 departamentos y el Distrito capital de Bogotá, 13 quedaron sin representación de mujeres en el Congreso en 2018.

“En 11 de estas no aplica la cuota de género”, describe el informe donde se explica que en Colombia existe una ley que establece una cuota mínima del 30% de mujeres en listas de candidatos a puestos en el Legislativo, en circunscripciones donde se eligen cinco o más escaños.

“En 22 circunscripciones (19 departamentos y las circunscripciones especiales indígena, afrodescendiente e internacional), la cuota no era obligatoria y por tanto no fue implementada. Es decir, en estricto sentido la cuota de género no aplica en más de la mitad del territorio colombiano”, describe la publicación.

Los dos departamentos sin representación femenina en el Congreso colombiano, pese a tener establecida la cuota de género, son Caldas y Norte de Santander, según los resultados hallados en el informe.

Norte de Santander, además, no ha elegido a ninguna mujer como representante a la Cámara desde la Constitución colombiana promulgada en 1991.

A su turno, la publicación señala que los 11 departamentos sin cuota de género que no tienen representación femenina en el Legislativo son Cesar, Casanare, Arauca, Risaralda, Quindío, Vichada, Cauca, Guainía, Putumayo, Caquetá y Guaviare.

Otro de los resultados evidenciados en el informe resalta los partidos políticos con los que las mujeres han tenido más acceso a escaños en el Legislativo, así como aquellos que han aumentado o reducido su participación femenina en 2018 respecto a la conformación del Congreso en 2014.

“Conforme con los porcentajes de candidatas presentados por los diversos partidos, destaca el partido MIRA, al pasar de un 42,7% de candidaturas femeninas en 2014 a un 57,7% en 2018; 15 puntos porcentuales que denotan un compromiso del partido con la paridad”, menciona la publicación.

El informe también resalta el aumento de candidatas en la última elección del Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS) que pasó de un 16,6% en 2014 a un 35% en 2018. Detalla, además, que el partido Centro Democrático disminuyó el porcentaje de candidatas para 2018, al pasar de un 34,8% en 2014 a un 29,3% en 2018.

Al referirse a la cifra de mujeres electas, MIRA lidera al tener un 75% de representación femenina entre sus congresistas. Le siguen el partido Opción Ciudadana, con el 50%; la Coalición Lista de la Decencia, con un 40%, y el Partido Alianza Verde, con un 33,3%.

“Por su parte, el Polo Democrático Alternativo, que alcanzó ocho curules para los hombres en las elecciones 2014 (cinco senadores y tres representantes a la Cámara) y siete para 2018 (cinco senadores y dos representantes a la Cámara), no eligió mujeres para estos períodos”, indicó el informe.

En el caso de los partidos con mayor representación en el Congreso, el informe describe que no superan el 30% de participación femenina.

“Cambio Radical, el partido de mayor crecimiento con 22 curules adicionales a las obtenidas en 2014, consiguió cuatro adicionales para las mujeres y logró un 15,2% de representación de estas. El Centro Democrático, que para 2014 había alcanzado un 26,5% de participación femenina, cae a un 17,6% en 2018 y perdió cuatro curules para las mujeres”, menciona la publicación.

El informe añade que el partido Liberal disminuyó en dos los escaños ocupadas por mujeres con relación al resultado de 2014 y presenta un 14,2% de participación. Menciona que el partido Conservador redujo en una el número de sillas obtenidas para las mujeres con relación a 2014, pero que debido a su caída en su representación general en el Congreso, su porcentaje de participación femenina aumentó de un 20,8% en 2014, a un 25,7% en 2018.

Uno de los aspectos que se resaltan en el informe es que por primera vez se presentan datos oficiales de votantes desagregados por sexo, en lo que se resalta como “un claro empeño institucional por incorporar el análisis de género en los resultados electorales y en los sistemas de información electoral”.

Los datos detallan que en las elecciones al Congreso del pasado 11 de marzo de 2018, del total de votantes, 9.619.175 fueron mujeres y constituyen el 51.7% de sufragantes.

Este dato, para ONU Mujeres y la Registraduría, denota el interés de las mujeres por participar en la toma de decisiones y contrasta con la persistencia de condiciones desfavorables que impiden un avance en su representación en Colombia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO