(Videos) Cinco choques entre políticos y ciudadanos por el proceso de paz

(Videos) Cinco choques entre políticos y ciudadanos por el proceso de paz

2 de octubre del 2016

Luego de firmar los acuerdos del proceso de paz, el pasado lunes 26 de septiembre en la ciudad de Cartagena, los colombianos tendrán la oportunidad este domingo de salir a las urnas para mostrar su opinión respecto al tratado.

Lea también: Plebiscito para dummies: ¿Qué es y cómo ‘se come’?

El plebiscito tuvo encuentros entre políticos y ciudadanos que, por su trascendencia, se volvieron virales en redes sociales y muy vistos en la televisión.

El senador Álvaro Uribe recorrió el país para promover su campaña del ‘No’. En algunos lugares el expresidente fue abucheado. En la Universidad del Norte de Barranquilla, decenas de estudiantes le gritaron “Fuera, fuera” al fundador del Centro Democrático.

Además le puede interesar: Martín Santos desata la ira ‘uribista

El senador Navarro Wolff fue fiel a su postura del ‘Sí’ en todos los rincones de Colombia. Sin embargo, en las calles de Medellín vivió un episodio poco agradable cuando repartía volantes en la calle. “No le reciban basura”, decían muchos antioqueños.

César Gaviria, expresidente del país, fue invitado a un debate en la Universidad Autónoma del Caribe para liderar la defensa del Sí’. El ambiente se tornó tenso y el político tuvo que salir escudado por la Policía Nacional ante algunos insultos de las personas.

Bogotá no fue la excepción a estas situaciones. En el centro comercial Unicentro se vivió una disputa airada entre seguidores del partido de Álvaro Uribe y detractores del mismo. Óscar Iván Zuluaga fue el centro del conflicto. Algunos le pedían fotos y lo apoyaban, mientras otros lo insultaban y le pedían que se retirara del lugar.

El exprocurador Alejandro Ordóñez tuvo que cancelar su conferencia en la Universidad Mariana de Pasto. Dos estudiantes lo interrumpieron cuando se disponía a tratar el tema del plebiscito. Con los torsos desnudos y mensajes alusivos a la paz, los jóvenes generaron la sorpresa y el mal humor de Ordóñez.