CNE: un botín político lejos de la autonomía

1 de septiembre del 2018

Nueve magistrados llegaron al Consejo Nacional Electoral (CNE) con el fin de ser los nuevos guardianes de la democracia colombiana. Estos funcionarios llegan a la entidad más importante para la transparencia de los procesos electorales, donde la autonomía será clave. Sin embargo, no es un secreto que el CNE representa uno de lo botines políticos […]

Magistrados CNE

Nueve magistrados llegaron al Consejo Nacional Electoral (CNE) con el fin de ser los nuevos guardianes de la democracia colombiana. Estos funcionarios llegan a la entidad más importante para la transparencia de los procesos electorales, donde la autonomía será clave.

Sin embargo, no es un secreto que el CNE representa uno de lo botines políticos más apetecidos. Así quedó demostrado en la puja que se armó tras los bloques y alianzas entre los diferentes partidos para seleccionar a estas nueve personas, que además no pasaron por una convocatoria pública ni se les tuvo en cuenta el concurso de méritos.

Gracias a esto, la alianza formada entre el partido Centro Democrático,Conservador y Liberal les sirvió para elegir a la mayoría de estos magistrados, seis de los nueve. Uno llega desde Cambio Radical, otro del partido de la U y el último elegido por el bloque de la oposición.

¿Qué hay detrás del CNE?

Cabe resaltar que una de las funciones más importantes de esta entidad, poder otorgado por la constitución política, es “la suprema inspección y vigilancia de la organización electoral”. Además, son los encargados de elegir al registrador nacional y también quienes velan por el cumplimiento de las normas sobre partidos y movimientos políticos y de las disposiciones sobre publicidad

Para aclarar más el tema, KienyKe.com habló con el exmagistrado del Consejo Nacional Electoral Armando Novoa, quien entró al CNE después de ser postulado por el Partido Verde, Polo y MIRA para el periodo 2014 – 2018 y con el Profesor en la Facultad de Ciencia Política de la Universidad del Rosario Yann Basset.

Para Armando Novoa, entre los obstáculos que preocupan para ejercer la correcta autonomía de la entidad son “las prácticas clientelistas, que no hay carrera administrativa ni procesos de planeación y una opacidad en el manejo de los recursos que se hacen a través de la Registraduría”.

Frente al proceso de escogencia de los magistrados, para Novoa la principal dificultad en este aspecto tiene que ver con el diseño institucional en el que los partidos políticos son quienes, por medio de bloques y alianzas, votan a sus postulados. Un método que, asegura él, en algún momento pudo ser valido pero hoy no.

“Dadas las competencias del CNE, no es lo más conveniente para un cuerpo que tiene que ser independiente, autónomo y que tiene que representar un poder neutro”.

Para este exmagistrado la forma como se eligen estos funcionarios del CNE hacen que los postulados estén sujetos a los intereses de los partidos políticos. Porque muchos de los políticos que no logran pasar el umbral en la elecciones legislativas terminan postulados en este tipo de puestos públicos.

Basset, además dice que detrás del interés político por tener representantes en esta entidad están las relaciones de fuerza política que se dan por el incumplimiento de la ley a la hora de supervisar diferentes procesos electorales, cabe recordar que uno de los poderes que tiene el CNE es castigar a quienes cometen delitos electorales.

Por otro lado, para el experto en política y gobierno Yann Basset, la forma en como se elige el personal del CNE, “es un nombramiento que se da vía Congreso, se nombra en función del peso de los partidos políticos, es una representación política”.

El profesor de ciencia política también hizo referencia a la propuesta que está explicita en la reforma política que Iván Duque radicó hace poco tiempo ante el Congreso, en la que se expone la autonomía financiera y administrativa del Consejo Nacional Electoral.

“La propuesta de Duque es insuficiente. La independencia y autonomía de los magistrados, en el Artículo 264 de la Constitución ya está consagrada”, sentenció Novoa.

Asimismo comentó que el proyecto del Gobierno Nacional en este tema es limitado, “porque lo que él (Iván Duque) propone es que el CNE tenga independencia administrativa, ya que hoy depende de la Registraduría para todo, su presupuesto y su personal, y eso es insuficiente”.

Finalmente para Basset, lo que tiene que modificarse para que el CNE logre una independencia y autonomía es que a la hora de nombrar sus funcionarios sea con libertad, así no entrarían políticos a influenciar decisiones que tome la entidad.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO