Rafael Pardo: “Colombia, uno de los países más afectados por la Guerra Fría”

Rafael Pardo: “Colombia, uno de los países más afectados por la Guerra Fría”

14 de Octubre del 2014

Rafael Pardo Rueda participa esta tarde en un conversatorio sobre la Guerra Fría y las guerrillas en Colombia, un evento académico que se hace a partir de la publicación de su libro ‘Entre dos Podres’.

En el conversatorio Rafael Pardo estará acompañado por el exdefensor del Pueblo Vólmar Pérez y el exembajador Alonso Ojeda.

‘Entre dos Podres’ se suma a otros libros escritos por Rafael Pardo como ‘De primera mano’ (1996), ‘El siglo pasado’ (2004), ‘La historia de las guerras’ (2004).

KienyKe.com, que transmitirá vía streaming el conversatorio a partir de las seis de la tarde,  habló con el exministro Rafael Pardo sobre su libro, el proceso para escribirlo y la influencia que la Guerra Fría tuvo en Colombia.

¿Cuál fue su motivación para escribir el libro?

La motivación la tengo hace varios años a partir de conversaciones que sostuve en Cuba con la persona que estuvo mucho tiempo a cargo de la inteligencia cubana, el comandante Manuel Piñeiro, ‘Barba Roja’. Él tenía el control de los movimientos guerrilleros de América Latina. También en Estados Unidos, en la Universidad de Harvard, miré el tema de la Guerra Fría desde el punto de vista norteamericano. Me pareció importante profundizar en qué había significado la Guerra Fría en este continente.

¿Cuántos libros leyó y cuántas entrevistas hizo para escribirlo?

Entrevistas hice unas diez en Cuba con personas que estuvieron en el servicio de inteligencia, y militares, particularmente que habían tenido que ver con Bahía Cochinos, historiadores cubanos. También estuve en contacto con personas de Nicaragua y República Dominicana. En Colombia hablé con los generales Álvaro Valencia Tovar y Alberto Ruiz Novoa que fueron muy importantes en el proceso de las primeras misiones militares de Estados Unidos en Colombia. Y también hablé con fundadores de grupos guerrilleros en Colombia.

Leía un montón de libros, a mí me gusta leer así que no hubo problema.

Este libro tiene dos tomos. ¿Cuándo saldrá el segundo?

Espero terminarlo antes de meterme fuertemente en la campaña a la alcaldía de Bogotá. O sea antes de marzo o abril de 2015.

¿Por qué un colombiano escribe sobre la historia de la Guerra Fría y no sobre cómo la Guerra Fría impactó directamente a Colombia?

Colombia es uno de los países más afectados por la Guerra Fría. Todos los países latinoamericanos tuvieron o guerrillas o dictaduras militares. Hubo un momento en que solo cuatro países tenían gobiernos elegidos, Colombia uno de ellos, y en todos los países, uno detrás de otro, con distintos efectos sobre las sociedades, se fueron terminando los grupos de guerrilla. Las guerrillas rurales terminaron a fines de los 60, las guerrillas urbanas terminaron con grandes tragedias y divisiones de las sociedades en el Cono Sur. Pero en Colombia subsistió en efecto de la Guerra Fría con las guerrillas. Las Farc, que es anterior a la Guerra Fría, el ELN, que sí es producto directo de la Revolución Cubana, subsisten en Colombia por la simbiosis con el narcotráfico.

Algunos dicen que Colombia pagó su cuota de Guerra Fría con los paramilitares, que en algunos casos peleaban para exterminar el comunismo. ¿Está de acuerdo?

No lo creo así. En mi opinión el paramilitarismo es un fenómeno de intencionalidad económica que usó el ropaje  ideológico. Su táctica era comprar tierra barata porque estaba la guerrilla, sacar la guerrilla, apropiarse de la tierra, en uno de los fenómenos de apropiación de la tierra por la vía forzada más grande que ha habido en la historia del país. Los Castaño reconocen que ellos primero conseguían plata para comprar tierra y después empezaban a operar para sacar a la guerrilla y valorizar la tierra.

Lea también: Las mentiras que nos creímos de Carlos Castaño y otros ‘paras’

Rafael Pardo

Teniendo en cuenta la influencia cubana en la formación de guerrillas en Colombia, ¿es sano que el proceso de paz se haga en La Habana?

Es positivo. Las Farc nunca tuvieron una buena relación con Cuba. Son comunistas ambos, pero las Farc tienen más relación con la Unión Soviética a través del Partido Comunista Colombiano. Tener allá la negociación es un elemento importante por vincular el gobierno cubano y tener un lugar que genera confianza para las partes que negocian.

¿Tiene un recuerdo autobiográfico ligado a la Guerra Fría?

No tengo. Es un fenómeno con efecto universal, pero ligarlo con los hechos que ocurrían en Colombia no es tan inmediato. Obviamente los que estamos en mi generación y la siguiente hemos tenido que vivir bajo la circunstancia de un país en conflicto y con narcotráfico.

¿Qué otro trabajo de campo para escribir el libro hizo además de las entrevistas en Cuba?

Hoy escribir un libro de historia así tiene muchas facilidades por todo el proceso de libertad de información que hay en Estados Unidos, que desclasificó documentos que eran antes secretos de la CIA, el servicio diplomático o documentos militares. Fuentes increíblemente ricas que se consiguen teniendo las direcciones correctas de internet. También hubo un periodo muy breve en el que el gobierno ruso desclasificó códigos de la KGB que fueron adquirido por la biblioteca Hoover de la Universidad de California. Otros documentos de la KGB fueron analizados en Chile por un centro de estudios políticos a la luz de influencia de la KGB en los partidos comunistas de América Latina durante la Guerra Fría.

¿Una experiencia suya como miembro del gobierno que le ayudara a escribir el libro?

Naturalmente estando en estos cargos unos sabe cómo es la geografía de las decisiones, lo que ayuda mucho.

¿Es más fácil gobernar ahora sin guerra fría?

No tanto. Hay otros retos. Mire cómo está el mundo ahora. Conflictos que estaban dormidos han aparecido, el tema religioso, étnico, nacionalista, eso estaba dormito durante la Guerra Fría.

¿Por alguna razón debemos extrañar la Guerra Fría?

No creo. Es una etapa superada porque estuvimos a punto de terminarnos como género humano.

Usted es mitad académico y mitad político. ¿Se siente cómodo al escribir teniendo esos dos papeles?

Me gusta mucho y es lo importante. Me gusta leer ordenadamente para escribir un libro, es parte de mi hobby principal que es leer y entender temas de historia.

¿Cómo hace para escribir libros si ocupa tanto tiempo en la vida pública?

En las mañanas me siento frente al computador, una hora u hora y media. Lo que dicen los escritores es que hay que escribir una página al día, con eso en un año saca un libro de 365 páginas.

Para terminar. ¿Es la amenaza terrorista la Guerra Fría del siglo XXI?

No, no es repetible. La amenaza terrorista es una guerra real, la Guerra Fría era la rivalidad de dos potencias que no podían enfrentarse directamente. Había enfrentamientos indirectos. Pero hoy las guerras son abiertas como siempre lo han sido, de hecho Estados Unidos está bombardeando en Siria, no a través de terceros, lo hace directamente, cosa que nunca hizo frente al bloque soviético.