“Colombia federal para no decidir desde Bogotá”

14 de junio del 2017

¿Una opción viable? Hay quienes plantean que así se derrotaría el centralismo y se impulsaría desarrollo económico y social en las regiones.

colombia federal

En medio de la disputa territorial que se generó por el corregimiento de Belén de Bajirá, entre Chocó y Antioquia, en este último departamento sonó la idea de un gobierno federal, al considerar que ya es hora de transformar el relacionamiento de la región con el centro del país. ¿Una Colombia federal?

“Antioquia hoy está tributándole al país el 16% de sus ingresos fiscales, cuando en retribución solo recibe el 4%”, afirmó en días pasados a kienyke.com el diputado Norman Ignacio Correa.

Aunque en su momento recibió tanto críticas como respaldo, el planteamiento del diputado no se quedó ahí. A otros líderes políticos les gusta la idea, eso sí, no solo para Antioquia sino para el territorio nacional.

Es el caso del senador Alfredo Ramos Maya, que asegura que luchará por esta propuesta, aunque tenga un camino complicado.

Según explica “la idea es darle mayor autonomía a las regiones, a los departamentos y a diversas figuras y entidades territoriales para derrotar el centralismo que Colombia ha tenido históricamente”.

Colombia federal, una discusión de vieja data

Para entenderlo mejor, en palabras del congresista del Centro Democrático a este medio, las decisiones no se tomarían “desde los fríos escritorios de Bogotá”, sino con personas que están en las regiones. Esto, ayudaría a que los ciudadanos sientan mayor presencia del estado, “una de las causas, aunque no se justifica, de la violencia”.

La discusión no es reciente en nuestro país. Se trata de una idea discutida por años y que ahora, se relaciona de forma directa con el descontento que tienen los ciudadanos con el gobierno y el manejo de la política nacional.

Así lo explica la senadora Sofía Gaviria, quien también da su espaldarazo a la iniciativa de Colombia federal.

“El gobierno más centralista que hemos tenido diezma cada día más la autonomía de gobernadores y alcaldes y centraliza los recursos en los bolsillos de los ministros, con miras a un año de elecciones”, comenta.

Un modelo de gobierno de este tipo no ha prosperado debido a varias razones, una de las más relevantes, los intereses de por medio.

“Es muy duro despojar al Gobierno Nacional, del poder y de los recursos”, apunta el congresista Ramos.

De acuerdo con analistas políticos, una de las grandes ventajas sería un presupuesto mucho más efectivo para el desarrollo de las regiones, tal y como ocurrió en países como México, Brasil y Estados Unidos. No obstante, habría que hacer una enorme transformación, indica el senador del Centro Democrático.

“Habría que hacerlo con una gran reforma constitucional y reformas legales muy profundas, pero desde el Congreso hay entusiasmo para impulsarlo”.

Así las cosas, de llevarse a buenos términos, se esperaría que haya más desarrollo social y económico, lo que se traduce en menos corrupción y mayor atención para asuntos de educación y salud local.

“En mis visitas a las poblaciones más vulnerables he constatado cómo, la inmensa brecha de desarrollo se ha profundizado durante este gobierno. Y este desequilibrio ha sido decisivo, justamente ahora, en el desencadenamiento de los serios paros que está enfrentando el país. Casi todas las necesidades básicas insatisfechas que padece la población en regiones como el Pacífico, la Amazonía, la Orinoquía y buena parte del Caribe Colombiano, son reflejo del olvido por culpa del centralismo”, apunta la senadora Gaviria, del Partido Liberal.

Pese a que hay quienes objetan el hecho de que pueda ponerse en riesgo el interés común, Ramos asegura que ocurriría lo contrario, dado que “no se puede actuar sin mirar las particularidades de cada zona”.

En este orden de ideas, cambiaría por ejemplo, el papel de los congresistas, habría una mirada dirigida más hacia la periferia y no hacia el centro.

La propuesta, sería entonces a poner el tema sobre la mesa de nuevo. Pero cabe resaltar que también tocaría otros asuntos tan importantes como la reforma tributaria.

“No es un modelo independentista, sino uno en el que los departamentos, provincias y municipios tengan cada vez más protagonismo en las decisiones políticas, económicas y de competencias funcionales del Estado”, añade el congresista.

¿Una Colombia federal sería un camino para disminuir la desigualdad en el país?

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO