Compañeros en el M-19, enemigos por la JEP

Wikimedia/kienyke

Compañeros en el M-19, enemigos por la JEP

9 de noviembre del 2017

Toda esta semana se ha realizado el debate en plenaria del Senado de la República que definirá el futuro de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, con la que serán juzgados los miembros de las Farc. Esto en el marco de las etapas previas a la implementación de los Acuerdos de Paz entre este grupo y el Gobierno.

Se trata de un proyecto de ley estatutaria que ha causado gran revuelo y opiniones enfrentadas entre varios sectores. Pero llama la atención las discrepancias entre Antonio Navarro Wolff y Everth Bustamante, ambos exguerrilleros miembros del M-19.

Navarro, fiel a sus ideas de izquierda que lo llevaron a vincularse con esa guerrilla, aunque convencido de que el camino es la política y no las armas, se ha levantado como uno de los principales defensores de la JEP.

En cambio, Bustamante parece alejado de los lineamientos políticos que lo regían en su juventud. El hoy senador del Centro Democrático no se cansa de señalar y criticar a esta jurisdicción, la cual considera inconstitucional.

Durante la ponencia de la JEP en el Senado, ambos expresaron sus posturas contrarias. Lo curioso es que a pesar de que ambos recuerdan la experiencia pasada en el proceso de paz que los acogió, su interpretación es muy diferente.

El primero en intervenir fue Bustamante, que aseguró que al M-19 se les ofreció un indulto (perdón de pena) mientras que a las Farc se les ofrece amnistía (perdón del delito):

“En la JEP a los señores de las Farc les concedieron una amnistía que perdona el delito y tiene como consecuencia la extinción de la responsabilidad penal. En cambio, la ley 77 de 1989 establecía una distinción entre lo que es la rebeldía y el terrorismo. Dijo que los responsables de delitos atroces no pueden ser sujetos del indulto”.

Entre los peros del senador uribista se encuentra el hecho de que los responsables de delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra pueda participar en política sin ser juzgados primero:

“Los que accedieron al indulto lo hicieron solamente después de que los tribunales estudiaran, como sucedió en mi caso, todos los hechos. En ese momento se decidió que no eramos culpables de delitos de lesa humanidad y por eso e nos concedió el indulto para entonces sí poder participar en política”.

“No se nos dio curules a dedo, una jurisdicción especial, emisoras a lo largo y ancho del territorio nacional. Participamos en condiciones de igualdad”, añadió Bustamante.

Por su parte, Antonio Navarro aseguró que la particpación política de manera inmediata siempre ha sido la mejor forma para implementar cualquier acuerdo de paz:

“En la historia de Colombia los acuerdos de paz han tenido como corazón el desarme, la posibilidad de participar de política inmediata y una solución jurídica para que esta participación se dé. Así pasó entre conservadores y liberales, y los acuerdos de los 90 en los que hubo un indulto para el M-19″.

También aseguró que los acuerdos internacionales firmados por Colombia no permiten que los miembros de las Farc pasen a ocupar cargos de elección popular sin ser elegidos por votación, como sí sucedió antes con el EPL, PRT y Quintín Lame: “Por eso se diseñó esta solución jurídica. Es un diseño elaborado, complejo, inteligente y bien hecho que busca solucionar estos problemas para mantener el corazón de los acuerdos de paz”.

“En el mundo entero se hace política inmediatamente, esto es histórico y ha pasado en otros países como Irlanda, los juicios de la JEP se pueden tardar 3 años o más”, aclaró Navarro.