La hora del Concejo de Bogotá sobre el Metro y Transmilenio

La hora del Concejo de Bogotá sobre el Metro y Transmilenio

27 de septiembre del 2017

Luego de la aprobación de los aportes del Gobierno Nacional a la construcción del metro de Bogotá, el siguiente paso que debe tomar la administración Peñalosa es convencer al Concejo de la ciudad para que apruebe, a través de vigencias futuras, los $3,8 billones que debe poner el distrito para iniciar con la primera línea de metro elevado.

El concejal Hollman Morris, del movimiento Progresistas del exalcalde Gustavo Petro, en diálogo con Kienyke.com dijo que dentro de los debates al interior del cabildo, en este momento, existe una fuerte controversia por dos temas fundamentales, el Transmilenio por la séptima y la aprobación de vigencias futuras del metro en Bogotá. 

 

Morris señaló que uno de los inconvenientes a los que se enfrentan estos proyectos es la carencia de estudios de ingeniería detalle. “El Concejo para votar ese cupo de endeudamiento debe esperar los estudios que señalen el impacto urbanístico, ambiental y socioeconómico”. 

En cuanto a la viabilidad del metro elevado para la ciudad, el concejal aseguró que una obra de esa magnitud no se ha hecho nunca en el país, por tal razón, lo único que puede definir el aporte de ese proyecto en cuanto a costo y suplir la demanda de los ciudadanos son los estudios de ingeniería. Sin embargo, enfatizó en las “contrariedades” que en su opinión tiene el metro. 

“Nosotros tenemos algunas impresiones que realmente el metro elevado de Peñalosa va a ser un alimentador de Transmilenio, ¡hágame el favor! En el mundo los buses son alimentadores de los metros, no los metros alimentadores de los buses. Además, en el mundo no se hacen metros elevados sobre troncales, aquí vamos a tener sobre la troncal de la Caracas un metro elevado donde ya hay otro medio de movilidad”. 

Morris criticó la actuación del Concejo asegurando que ponen en riesgo a la ciudad.  “En ninguna empresa privada toman decisiones sin estudios, es un riesgo, y es lo que está haciendo el Concejo de Bogotá con la administración de Enrique Peñalosa, metiendo a la ciudad en riesgos grandes”. 

Aseguró que una de las razones por las que el concejo tiene una posición permisiva con esta administración se debe posiblemente a las mayorías “Peñalosistas”. 

“La ciudad no va bien con un concejo que no exige estudios, sino que va tomando decisiones para hacerle beneplácito al alcalde de turno. Así no puede funcionar una ciudad”, advirtió. 

Por otro lado, Horacio José Serpa, del Partido Liberal, presidente del Concejo de Bogotá, aseguró a Kienyke.com que “la Séptima necesita un medio de transporte que ayude a descongestionar la ciudad porque ante las carencias de la movilidad en la ciudad las personas optan por el uso de carro particular y 8 de cada 10 carros llevan solo un pasajero. Eso es un desastre”. 

En cuanto a los argumentos dados por la administración para sustentar este proyecto afirmó que son varias las bondades que resaltan de los tranvías, sin embargo, tiene sus dudas.

“La Personería realizó un informe previo donde pone algunas consideraciones: primero el ancho de la vía en la séptima que no es lo suficientemente ancha para permitir los carriles de Transmilenio. El segundo punto son los inconvenientes que se presentan para realizar obras en la vía pública. En tercer lugar, qué tipo de flota sería la que se movería por el corredor de la Séptima”. Serpa espera que la administración resuelva estos cuestionamientos antes de votar el cupo de endeudamiento. 

Por otro lado, se refirió a una solicitud de sesiones extraordinarias donde se fija un plazo para la aprobación del cupo. “Nosotros podríamos aprobar o no el cupo hasta el 31 de octubre. Esperemos que para antes de esta fecha se hayan entregado los estudios que se han solicitado “. No obstante, señaló que de cumplirse ese plazo los concejales tomarán una decisión de aprobar o no el proyecto, aunque los estudios aún no se hayan presentado.