Debate de control por “la empanada de $800.000”

19 de febrero del 2019

El representante Harry González citó a la Mininterior y al director de Policía.

Debate de control por “la empanada de $800.000”

Tras la polémica suscitada por la multa impuesta a cuatro jóvenes que compraron una empanada en un puesto callejero ubicado en el barrio La Castellana y que fueron multados con $800.000 pesos, el representante a la Cámara Harry González (Partido Liberal, Caquetá), convocó a un debate de control político en la Comisión Primera de la institución.

Los llamados a comparecer son la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, el Mayor General Óscar Atehortúa Duque, director de la Policía Nacional, tal como el ministro de Defensa, Guillermo Botero.

En un comunicado, el representante aseguró que toma tal acción con el fin de evaluar las medidas sancionatorias implementadas en contra de los vendedores informales, algo que considera excesivo e injusto, tal como gran parte de la opinión pública.

“No se puede dejar pasar por alto el tema de la persecución a los vendedores ambulantes, quienes devengan su sustento diario de lo que trabajan en la calle. El código de convivencia y policía rige hace dos años y esto no estaba ocurriendo en Colombia”, dijo.

Al debate también se citó al Alcalde Mayor de la Ciudad, Enrique Peñalosa, con el fin de saber cuántos vendedores informales han sido desalojados del espacio público en las 20 localidades y cuántos han sido reubicados.

Hechos que causaron indignación

A la multa de $800.000 pesos contra cuatro jóvenes en Bogotá, se sumó la indignación en redes sociales tras conocerse un video en el que un vendedor de helados en Armenia es esposado y detenido por varios policías, mientras los ciudadanos intentan defender al humilde vendedor y le piden a los agentes soltarlo.

Estos sucesos han generado cuestionamientos de distintos sectores contra el nuevo Código de Policía, en particular respecto a si la Fuerza Pública debe dedicarse a vigilar a los vendedores informales y no a los verdaderos criminales en las calles.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO