¿Se avecina una nueva crisis política en Reino Unido?

31 de octubre del 2019

El primer ministro de Reino Unido convocó elecciones anticipadas.

¿Se avecina una nueva crisis política en Reino Unido?

123rf

Reino Unido irá a las urnas para las elecciones generales anticipadas el 12 de diciembre, luego de repetidos intentos del primer ministro británico, Boris Johnson. El funcionario logró convencer a los legisladores este martes para unas nuevas votaciones.

Los partidos de oposición dieron luz verde al proyecto de ley electoral presentado a la Cámara de los Comunes por Johnson después de que la posibilidad de un acuerdo de brexit desapareciera el 31 de octubre con la nueva extensión otorgada por la Unión Europea.

Sin embargo, la elección que tendrá como objetivo resolver el enigma del brexit, cuyo plazo se extendió al 31 de enero de 2020, puede causar una crisis más profunda si se conforma un nuevo “indeciso parlamento” en diciembre.

La forma en que los partidos configuran sus campañas en torno al brexit será decisivo para los votantes británicos, pero un cambio en las tendencias de votación y un cambio en la demografía pueden jugar un papel importante en el resultado final de las elecciones.

Hasta 2 millones de votantes de la tercera edad, de los cuales se cree que la mayoría eran pro-brexit, han fallecido desde el referéndum de 2016 y hasta 2.5 millones de jóvenes, principalmente pro-europeos, estarán habilitados para emitir sus votos por primera vez en las elecciones de diciembre.

Las medidas de austeridad introducidas después de la crisis económica mundial en 2008 también influirán en las decisiones de los votantes.

A pesar de que el Reino Unido es una de las cinco economías más grandes del mundo, hasta 14 millones de personas en el país viven en la línea de pobreza.

Los problemas que enfrentan las infraestructuras, el transporte público y los servicios de salud debido a la privatización que comenzó en la década de 1980 a menudo son titulares de prensa.

La membresía de la UE fue presentada como la principal causa de todos los problemas por la campaña “Vote Leave” durante el referéndum de 2016, ya que la campaña prometió a las personas “recuperar el control” y resolver los problemas del país al afirmar que Bruselas tomó la soberanía de la Cámara de los Comunes.

El Partido Laborista aumentó sus votos al subrayar esos problemas en su campaña electoral de 2017.

Algunas investigaciones señalan que el brexit ha desgastado y enviado la sensibilidad de los votantes a otros problemas, situación que puede causar un cambio en las bases tradicionales de los partidos. Además, la división en los votantes después de la victoria del brexit 52% – 48% en el referéndum todavía existe.

Los dos partidos tradicionales principales, el Partido Conservador y el Partido Laborista, tienen dificultades formando sus políticas que deberían equilibrar las diferentes preferencias de brexit. Esta situación debilita la posibilidad de la formación después de las elecciones de un gobierno poderoso con una clara mayoría.

Partido Conservador

Se espera que en su campaña electoral, el Partido Conservador bajo liderazgo de Johnson afirme que el parlamento es ineficiente, al culpar a los legisladores de sabotear los resultados de 2016 del Referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea durante los últimos 3 años. Sin embargo, algunos analistas dicen que este enfoque estaría en contradicción con el argumento utilizado durante el referéndum de brexit por la campaña Vote Leave de defender la soberanía del parlamento británico contra la UE.

Johnson, dos veces alcalde de Londres y un pro-brexit incondicional es apoyado por aquellos que desean abandonar la unión de inmediato, pero también se le acusa de estar lejos de la seriedad política.

Después de rechazar el acuerdo de brexit de su predecesora Theresa May, que según él alejaría Irlanda del Norte del Reino Unido continental, el traer un nuevo acuerdo similar podría sumarle mayor desconfianza contra Johnson.

Aún no está claro qué postura Johnson adoptará bien, si presentará un nuevo acuerdo en su campaña electoral, pero una postura de brexit más estricta podría arrastrar a su partido a la extrema derecha y hacerle perder a los votantes Tory (consevadores) más moderados.

Si Johnson logra un gobierno mayoritario después de las elecciones, la salida del Reino Unido del bloque europeo sin un acuerdo el 31 de enero parece una posibilidad más probable.

El partido perdió su mayoría parlamentaria en las elecciones anticipadas de 2017 después de perder 13 escaños y formar un gobierno minoritario con el apoyo del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte.

Partido Laborista 

El líder del partido Jeremy Corbyn ha sido blanco de los medios de comunicación británicos de derecha desde que llegó al liderazgo de su colectividad con propuestas económicas a menudo descritas como de “extrema izquierda”.

Se las arregló para permanecer como el líder laborista a pesar de algunos intentos de expulsarlo desde su propia colectividad.

En las elecciones de 2017, Corbyn aumentó los votos del partido de un 30% a 40%, aumentando los escaños del parlamento en 30 legisladores.

El dilema de Corbyn es, sin embargo, su política de brexit, ya que la mayoría de los votantes laboristas en las ciudades industriales son pro-brexit y los votantes jóvenes respaldan la membresía en la UE.

Se espera que Corbyn, cuyo pasado euroscéptico es conocido, prometa un nuevo referéndum para la UE en su campaña.

Partido Nacional Escocés 

El Partido Nacional Escocés (SNP) tiene 35 escaños en la Cámara de los Comunes y ha expresado su postura anti-brexit ya que Escocia votó por permanecer en el bloque en 2016.

La estrategia electoral del partido tendrá mensajes contra el brexit y un segundo referéndum de independencia para el país.

El partido dijo repetidamente que Escocia no sería expulsada de la UE. Un referéndum de independencia en 2014 resultó con el país permaneciendo en el Reino Unido. El SNP sufrió una pérdida de votos del 1.7% en 2017.

Demócratas liberales 

Los demócratas liberales se comprometen a cancelar el brexit si ganan una mayoría, con el objetivo de obtener ahora más del 50% de votos contra el brexit.

El partido perdió el 0.5% de sus votos en 2017, sin embargo, recientemente se las arregló para convertirse en el segundo partido en las elecciones al Parlamento Europeo al dejar atrás tanto a los conservadores como a los laboristas.

Partido Brexit 

El nuevo partido bajo el acérrimo pro-brexit, Nigel Farage, logró ganar el 30.5% en las elecciones al Parlamento Europeo.

Se espera que el partido defienda la idea de un brexit sin acuerdo en la votación de diciembre, con el objetivo de alcanzar un éxito similar.

La campaña del Partido Brexit puede causar un cambio de los votos de los Tory, pero los dos partidos también pueden optar por una cooperación táctica en las elecciones, según los analistas.

DUP 

Se espera que el partido más grande de Irlanda del Norte, el Partido Unionista Democrático (DUP), gane alrededor de 10 escaños, preservando su voto.

El DUP había firmado un acuerdo de “confianza y suministro” con los conservadores después de las elecciones de 2017. El partido puede jugar un papel clave nuevamente si las elecciones producen un nuevo parlamento indeciso.

Encuestas 

Las últimas encuestas sugieren que el Partido Conservador recibirá el 37%, mientras que el Partido Laborista recibirá el 22%. Los demócratas liberales tendrán 19% y el Partido Brexit 11%. Se proyecta que el SNP reciba el 4% de los votos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO