¿Una constituyente es la opción a la crisis de la justicia?

¿Una constituyente es la opción a la crisis de la justicia?

17 de mayo del 2019

Tras la “renuncia irrevocable” presentada por Néstor Humberto Martinez al cargo de Fiscal General con el argumento de que no aceptaba la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, de ordenar la liberación de Jesús Santrich y que no se le extraditara desde el partido Centro Democrático de propuso la realización de una constituyente que reforme la justicia nacional.

Uno de los primeros en poner el tema sobre la mesa fue el senador José Obdulio Gaviria, quien a través de Twitter planteó a modo de pregunta al presidente de la República, Iván Duque, si no sería necesario realizar una constituyente en el país. Luego del trino del congresista, las opiniones en las redes sociales se dividieron opiniones entre quienes están de acuerdo con las decisiones de la JEP y quienes califican de “acto impune” la salid de la cárcel y la no extradición de Santrich.

KienyKe.com dialogó con el analista político Juan Arenas quien señaló que un proceso constituyente “no se hace de la noche a la mañana y no es una acción política que se desarrolle por el deseo de un sector”, aludiendo a la fase previa a la convocatoria de una constituyente como la de 1991 dijo: “fue creciendo poco a poco” como un movimiento social en pro del rediseño de las instituciones.

Además de José Obdulio Gaviria, el actual presidente del Senado de la República, Ernesto Macías, se refirió a esta posibilidad: “Se necesita una constituyente para la reforma a la justicia y una reforma política” y sostuvo que en dicha reforma se deberían incluir cambios en la jurisdicción especial.

Para Arenas, la constituyente también representa un riesgo al considerar que se “barajan” de nuevo las cartas en el diseño del Estado, teniendo en cuenta que el proceso no podría ser limitado hacia una rama en específica, en el caso actual la judicial, “en un momento en el que la efervescencia y los ánimos caldeados del país no permite pensar en sus consecuencias”. Además, según el analista, se correría el riesgo de “entorpecer las situaciones democráticas”.

¿Qué es una constituyente?

La Constituyente en Colombia está contemplada en la Constitución Política de 1991 como un mecanismo de convocatoria popular, aunque estipula que su realización debe ser convocada a través de una ley aprobada por mayoría de los miembros de una y otra Cámara y la ciudadanía decidirá si convoca una Asamblea Constituyente.

Así, según la Carta Magna, el pueblo sería el encargado de decidir la convocatoria a la constituyente si, al menos, la tercer parte del censo electoral (12.268.359 personas actualmente) lo decide y a partir de la elección se suspenderá la facultad del Congreso para reformar la Constitución “…durante el término señalado para que la Asamblea cumpla sus funciones”.

Aunque la actual Constitución es considerada por muchos como un estatuto joven, según Arenas las modificaciones que ha tenido a lo largo de los últimos años por medio de actos legislativos dispuestos en la misma Constitución demuestran lo dinámica que es y por ende tendría varias consecuencias para la institucionalidad del país que deberían sortear la apertura de una “caja de pandora” al desconocer el efecto de los cambios que se apliquen.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO