Brasil: Bolsonaro y Haddad aumentan ventaja en sondeos

4 de octubre del 2018

Según la última encuesta publicada por Ibope en Brasil, Jair Bolsonaro y Fernando Haddad aumentaron su favoritismo frente a los demás candidatos para las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el próximo domingo 7 de octubre. El sondeo aseguró que en caso tal de una segunda vuelta, se presentaría un empate técnico entre los […]

Brasil: Bolsonaro y Haddad aumentan ventaja en sondeos

Según la última encuesta publicada por Ibope en Brasil, Jair Bolsonaro y Fernando Haddad aumentaron su favoritismo frente a los demás candidatos para las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el próximo domingo 7 de octubre. El sondeo aseguró que en caso tal de una segunda vuelta, se presentaría un empate técnico entre los dos candidatos.

El sondeo de Ibope determinó que Bolsonaro candidato de ultraderecha, tiene el 32% de la intención de voto para la primera vuelta. Mientras que Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores (PT), sigue casi diez puntos por detrás, debido a que presenta un 23% de la aprobación.

Por otro lado, en el análisis del favoritismo de los demás candidatos, Ciro Gomes del Partido Democrático Laborista, está en el tercer puesto con el 10% de la aprobación popular y en cuarto lugar aparece Geraldo Alckmin del Partido de la Social Democracia Brasileña con el 7%, seguido de Mariana Silva, con el 4% restante.

La encuesta indicó que ninguno de los candidatos alcanzará el 50% de los sufragios en estos primeros comicios, por lo que los dos aspirantes que lideran las encuestas se medirían en una segunda vuelta que estaría programada para el 28 de octubre. En ese marco, Ibope pronosticó que ambos candidatos quedarían en un empate técnico: por un lado, Haddad tendría un 43% de los votos, mientras que Bolsonaro obtendría un 41%.

El Partido de los Trabajadores designó como candidato presidencial a Haddad luego de que el Tribunal Superior Electoral de Brasil (TSE) vetara al expresidente Lula da Silva condenado a 12 años de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. El TSE inhabilitó al exjefe de Estado tras aplicar la Ley de “Ficha Limpia”, promulgada por el mismo Lula en el 2010, que convierte en inelegibles a quienes hayan sido condenados en segunda instancia.

Lula fue penado tras ser hallado culpable de recibir un lujoso apartamento en la localidad costera de Guarujá, en el estado de Sao Pablo, como parte de pago de un soborno realizado por la constructora OAS, la cual recibió millonarios beneficios de contratos con la petrolera estatal Petrobras.

Cabe recordar que Haddad, hoy candidato, fue acusado por la Fiscalía de Brasil de irregularidades administrativas por unos pagos de unos USD 600.000 de deudas relativos a una campaña del año 2012. Según el ente acusador, dicho pago fue realizado por la compañía constructora UTC Participaciones con el fin de obtener ventajas en licitaciones de obras públicas en Sao Pablo cuando Haddad era alcalde de esta ciudad.

Por su parte, el polémico candidato derechista es criticado por sus fuertes declaraciones en las que dijo que: “si un policía mata a diez, quince o veinte delincuentes, con diez o treinta tiros a cada uno, tiene que ser condecorado y no procesado” y en pasadas entrevistas a medios brasileños Bolsonaro aseguró que: “no hubo golpe en 1964” y minimizó las torturas al afirmar que apenas hubo “tal vez algunas maldades”.

Además, el candidato del Partido Social Liberal añadió que “los que se decían torturados lo hacían para conseguir indemnizaciones, votos, piedad, poder. Sólo se oye un lado de la historia, el otro no. Si hubiéramos (los militares) perdido, hoy Brasil sería como Cuba”.

En el 2014 Bolsonaro obtuvo la mayor votación para un diputado federal de Brasil con el apoyo del 6% del electorado traducido en 464.000 votos. Entre sus propuestas de campaña ha utilizado un discurso xenófobo y racista. También manifestó su apoyo sobre flexibilizar el porte de armas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO