Daniel Quintero compartió su lado más humano con Kienyke

Daniel Quintero compartió su lado más humano con Kienyke

19 de mayo del 2019

Daniel Quintero Calle, exviceministro de Economía Digital en el Ministerio de las TIC, es uno de los candidatos que aspira llegar a la Alcaldía de Medellín. Su vida ha sido de luchas y batallas, lo que ha hecho que se forme con un carácter diferente, pero encontró en su familia la mayor fortaleza para afrontar cada uno de los retos que emprende.

Kienyke.com, compartió con el político para conocerlo en su entorno personal y dejar claro que, aunque la política es una pieza importante en su vida, su esposa e hija están por encima de todo.

Quintero Calle vivió gran parte de su infancia en un sector humilde de la ciudad, a muy temprana edad y con la muerte de su señora madre, le tocó asumir ciertas responsabilidades como trabajar para poder llevar un poco de comida a casa para sus hermanos.

Sus estudios, tanto del colegio como universitarios fueron en instituciones públicas, logró ingresar a la Universidad Nacional de Colombia, pero no pudo continuar por la falta de recursos para pagar su matrícula. Por eso decidió presentarse a la Universidad de Antioquia, institución a la que pasó, pero cuando pensó que todo marchaba bien en su formación académica, le tocó hacer un alto en el camino debido, una vez más, a las dificultades financieras.

“A mi me tocó retirarme de la universidad por hambre, porque no tenía para los pasajes, porque no tenía para poderme mantener y pagarme la matrícula. Eso no ocurrió una vez, sino dos veces. Yo sé cuáles son las barreras que se encuentran las personas para salir adelante”.

Es por eso que decidió a dedicarse a actividades que despertaron en él esa semilla de emprendedor que llevaba en su interior y pudo continuar sus estudios en la Universidad de Antioquia,de donde se graduó como ingeniero electrónico.

Harvard y Boston University, sus grandes logros

Aunque su vida estuvo marcada por la falta de dinero desde que era muy joven, sus aspiraciones y sueños no tenían límites. Quintero recuerda que le tocó trabajar como vendedor ambulante, entro otros oficios para poder alcanzar su meta: estudiar en Harvard. Y es que, a pesar de las adversidades logró volver su sueño una realidad y lo materializó.

Asimismo, otro fruto de sus esfuerzo fue realizar sus estudios de maestrías en la Universidad de Boston, en los Estados Unidos. Además, adelantó estudios de Administración en Finanzas Públicas del Harvard Kennedy School of Goverment.

Cuando regresó a Colombia se dedicó al activismo político, trabajo que lo llevó a crear y  liderar el movimiento de jóvenes llamado ‘Partido del Tomate’, que buscaba que las personas se tomaran la política en serio. Dicha iniciativa asustó a muchas sectores políticos de la región y  provocó que el Consejo Nacional Electoral (CNE), no le diera el aval político. Desde ese entonces nació una semilla de cambio que se ha venido materializando con el paso de los años.

“Esta es la generación que va a traer las grandes transformaciones que necesita Medellín y también el país”, sostuvo Quintero.

Familia: el motor de su vida

Desde que era joven le tocó vivir el dolor de perder a su madre, pero eso no disminuyó la importancia de las mujeres de su vida. Su esposa e hija, son lo más preciado que tiene y es por eso que desde que inicia su día trata de compartir al máximo con ellas, porque es consciente que el ejercicio de la política exige mucho tiempo.

Maia es la luz de sus ojos, es el motivo de lucha día con día para lograr que Colombia y, en especial Medellín, sean mejor.

“Comparto tiempo valioso con mi niña. Bailamos, jugamos y en las noches cuando tengo tiempo, le leo algunos libros, cuentos y tocamos piano (…) Los momentos más duros de mi vida fueron cuando no tuve una voz femenina que me alentara, que me preguntara cómo te fue y ahora estoy rodeado por tres mujeres y eso me parece muy maravillosos”, dijo.

Diana Osorio es su complemento. La define como una mujer inteligente, con muchas cualidades y con un gran liderazgo. Es ella quien está pendiente de cada una de sus intervenciones, le cuenta cómo le fue en las entrevistas, le hace observaciones, le da ánimos. Pero, también es la primera en darle un jalón de orejas cuando lo cree necesario.

“Ella es mi esposa, mi novia, mi amiga, mi socia. Yo sé que ella va a tener un gran futuro político. Ella está hecha para eso, para liderar”, sostuvo.

Música como ejercicio de meditación

Consciente de los días difíciles que se vive cuando se decide decantarse por el camino de la política, Daniel asegura que encontró en la música el mejor de todos los ejercicios de meditación.

Es por eso que todas las mañanas toca un poco el piano y de esta forma canaliza sus energías y así prepararse para las extenuantes jornadas de trabajo que implica aspirar por un cargo de elección popular

“Tocar el piano es algo que me tranquiliza mucho y me conecta con la tierra, me recuerda quien soy yo antes de salir a la batalla de cada día”, comentó.

Convicciones políticas

Su carrera política se ha caracterizado por siempre luchar por la paz, pues considera que de esta forma las sociedades funcionan mejor económicamente. Por eso, fue uno de los grandes defensores del plebiscito por la paz. En la consulta contra la corrupción también hizo lo mismo. Todo abocado a tener una mejor sociedad para las futuras generaciones.

Ese liderazgo político le permitió ocupar importantes cargos a nivel nacional y no es para menos, fue viceministro de Economía Digital, viceministro de Tecnologías de la Información, gerente de Innpulsa Colombia, director de Piensa Verde y fundador de Intrasoft.

¿Por qué aspirar a la Alcaldía?

Entre sus planes no estaba aspirar a la Alcaldía de Medellín, por el contrario venía haciendo una serie de denuncias sobre la contingencia que se presentaron al interior del proyecto eléctrico Hidroituango y las consecuencias que esto les generaría a los ciudadanos.

Antes de tomar esta decisión Quintero tomó un tiempo para reflexionar sobre el tema. Conversó con varias personas, escuchó cuidadosamente cada una de las preocupaciones reales que tienen hoy en día los ciudadanos de Medellín.

Finalmente afirmó que su aspiración a la Alcaldía fue el resultado de la solicitud de la ciudadanía, que veían en él a la única persona que se atrevía a hacer denuncias públicas sobre las verdaderas preocupaciones de los medellinenses.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO