¿Cuál fue la estrategia detrás de la campaña de Quintero?

3 de noviembre del 2019

KienyKe.com habló con el director de comunicaciones del alcalde electo de Medellín.

Campaña, clave, estrategia, alcalde electo, Medellín,

@QuinteroCalle

Al terminar la jornada electoral del pasado 27 de octubre, uno de los resultados sorpresa fue que Medellín eligió a Daniel Quintero como su futuro alcalde. El independiente, en contra de lo que marcaban las encuestas de intensión de voto, sedujo al electorado y con 303.420 votos se impuso ante el candidato del uribismo Alfredo Ramos.

En abril el ex viceministro de Economía Digital en el Ministerio de las TIC oficializó su aspiración para dirigir a la capital antioqueña. Un reto que pese a la corta carrera en la política el alcalde electo superó. Y es que empezó a mostrarse en el espectro político en el 2013 cuando fundó el Partido del Tomate, movimiento en pro del medio ambiente y contra la corrupción.

Si bien la experiencia en años del nuevo gobernante no es abultada, Quintero y su equipo montaron una estrategia de comunicación y de campaña electoral que evidentemente lo llevaron a un puerto en el que recibió una gran responsabilidad, dirigir el futuro de más de dos millones de personas.

Para entender en qué exactamente trabajó el próximo alcalde de Medellín para llevar sus propuestas a la ciudadanía, KienyKe.com dialogó con su director de comunicaciones, Diego Romero.

En las campañas electorales de los políticos a los ojos de la ciudadanía se esconden promesas que muchas veces se sabe son mentiras. Y precisamente esa forma de hacer política según Romero no podía seguir. “La clave para que la campaña de Daniel fuera exitosa estuvo en decir la verdad”, expuso el comunicador.

Desde un principio analizaron que ante las campañas donde abundan las mentiras y las estrategias negras para persuadir a los ciudadanos, había solo un camino: “nosotros nos dedicamos a decir la verdad y a mostrar un buen programa de gobierno, diseñado con rigor y con expertos, que recogiera las necesidades de la ciudadanía, y buscar convencer con eso”.

Para el director de comunicaciones de Quintero, la táctica fue salir y mostrarle a la gente su plan de gobierno, en palabras de él “convencer con una visión de ciudad”. Y agrega que si la gente votó fue por esa visión, una que “no tiene manos negras detrás”, pues argumenta que son un grupo de jóvenes que entiende el desarrollo desde la tecnología: “queremos generar transformaciones en Medellín”.

Frente al candidato del Centro Democrático que tenía oportunidad de ganar según la mayoría de mediciones, Romero asegura que “eso de que Medellín sigue al uribismo es mentira porque nos eligió a nosotros”.

Para el nuevo alcalde el objetivo fue ganarse a los ciudadanos con lo que los representa, “el cambio, la pujanza y el progreso y eso es lo que significamos”, indicó Diego.

“El momento era propicio para tener un alcalde millennial y que representara el futuro. Lo que Daniel representa es la recuperación de una moral paisa de respeto, de trabajo mancomunado, y entonces el hecho de que sacara a relucir eso hizo que tuviera el triunfo”, concluye el comunicador.

¿Qué hicieron ante las noticias falsas?

A pocos días de las votaciones la campaña sucia contra el entonces candidato Daniel Quintero se intensificó. De hecho en su cuenta de Twitter el político escribió: “Le pido a la ciudadanía bajar los pasacalles fraudulentos que fueron instalados hoy para engañar a la ciudadanía y ayudarnos a identificar a las personas, empresas y funcionarios detrás de estas acciones”.

Ante los ataques Romero asegura que se creo una estrategia de en la que con noticias verdaderas le hacían frente a información falsa que se compartía en redes sociales. Otra maniobra de comunicación que utilizaron la nombraron “la estrategia del verdadero amor”, que iba dirigida a las personas que atacaban al candidato.

“A ellos les respondíamos con amor contándoles nuestra propuesta, quiénes eramos, eso escala más que ponernos a decir mentiras de los otros candidatos“, le contó a este medio el coequipero de Daniel Quintero.

Por último aseguró que haber dicho que el alcalde electo de Medellín era el candidato de Petro fue algo ilógico, “un voto no le define a la persona su ideología”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO