Cinco declaraciones que han puesto en la ‘cuerda floja’ al uribismo

Cinco declaraciones que han puesto en la ‘cuerda floja’ al uribismo

20 de octubre del 2016

Las recientes declaraciones del ex vicepresidente Francisco Santos en las que asegura que en el Centro Democrático hay personas que no quieren que haya avances en los consensos con el Gobierno frente a los acuerdos pactados con las Farc en La Habana, ponen nuevamente en evidencia posibles fracturas al interior del uribismo.

“Siento que en mi partido hay gente que no quiere que esto avance”, afirmó en Voces RCN.

No es la primera vez que miembros de la bancada del expresidente Álvaro Uribe Vélez generan confrontaciones y disgustos. Desde su conformación varias figuras visibles de ese movimiento han puesto en la ‘cuerda floja’ la unidad y  la disciplina que muestran ante la opinión pública.

Lea también: Francisco Santos: Uribismo tiene gente que no quiere avances con el Gobierno

En septiembre de 2013 la ‘tormenta’ la desató el excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga quien a través de una carta, le pidió al exasesor presidencial José Obdulio Gaviria que en un acto de grandeza retirara su nombre de la lista al Senado.

Zuluaga hizo pública la misiva luego de que el expresidente Uribe diera a conocer la lista de candidatos al Congreso de la República que lo acompañarían en las elecciones. Las fuertes críticas a la postulación de Gaviria se originaron por los señalamientos hechos por el expresidente Andrés Pastrana, quien lo acusó de haber recibido dineros de su primo, el extinto narcotraficante Pablo Escobar Gaviria para financiar sus campañas.

En abril de 2015 surgieron nuevamente enconadas disputas entre los militantes del Centro Democrático por cuenta de la jornada electoral. Miguel Uribe, quien en 2014 fue elegido casi que por unanimidad como director del partido para Bogotá, presentó su carta de renuncia al cargo directivo. “Ayudé a crear y fundar el Centro Democrático. No voy a participar en su destrucción”, dijo.

Lea también: Los 10 mensajes más controvertidos del Centro Democrático

El exdirector del movimiento uribista había manifestado su rechazo a que el partido le diera avales a dos aspirantes al Concejo de Bogotá cercanas al grupo político del exconcejal Hipólito Moreno, uno de los condenados por el carrusel de la contratación.

carta

Un mes más tarde, en mayo de ese mismo año, la otrora secretaria privada de Álvaro Uribe, Alicia Arango Olmos, también tomó la decisión de distanciarse del partido del exmandatario. “No soy del Centro Democrático, soy una uribista independiente” y argumentó no estar de acuerdo con aquellos que  “utilizan ciertos cargos en los partidos para llevar a otros cargos a sus familiares (…) gozo de defender al Uribe que conocí y no al que muestran muchas veces”.

Lea también: La soledad de Juan Carlos Vélez Uribe

En octubre de este año, tras conocerse los resultados del plebiscito por la paz citado por el presidente Santos para que los colombianos refrendaran los acuerdos pactados entre el Gobierno Nacional y las Farc en La Habana, el gerente de la Campaña por el ‘NO’ en el plebiscito y excandidato a la alcaldía de Medellín por el partido Centro Democrático, Juan Carlos Vélez, afirmó en una entrevista que para asegurar la victoria sobre el ‘SÍ’ “la estrategia fue dejar de explicar los acuerdos” con las Farc y señaló que como opositores buscaron que “la gente saliera a votar verraca”.

Inmediatamente, el senador Álvaro Uribe Vélez mostró públicamente su inconformidad con dichas declaraciones y a través de su cuenta en twitter  afirmó: “Hacen daño los compañeros que no cuidan las comunicaciones”. Posteriormente, en una entrevista para un medio radial, el expresidente trató de aclarar la situación: “Me acaba de decir que va para el periódico La República porque le tergiversaron la entrevista. Le dije que eso no era suficiente, que tenía que darle la cara al país. Me parece muy grave que el doctor Juan Carlos nos traiga esta dificultad. Le pido a él que diga la verdad”.

Lea también:  Insultan a Luis Carlos Vélez por culpa de Juan Carlos Vélez

La magnitud de lo dicho por Vélez fue tal, que en menos de 24 horas tuvo que presentar su renuncia al partido y públicamente aclarar punto por punto el contenido de la entrevista publicada días antes.