El DIH no ampara intervención militar en ningún país

2 de marzo del 2019

Se ha especulado que Estados Unidos podría respaldarse con el DIH.

Derecho Internacional Humanitario

Una intervención militar de Estados en Venezuela aun no se descarta. Son varios los indicios que apuntan a que esta acción sea ejecutada, y se han escuchado especulaciones de que supuestamente estaría respaldada por el Derecho Internacional Humanitario (DIH).

Debido a que el DIH se aplica en los conflictos armados de todos los países del mundo, se pensaría que también apoyaría el uso de la fuerza en caso de que exista alguna circunstancia definitiva que implique una gran violación de Derechos Humanos, sin embargo este no contempla en ninguna de sus normativas una intervención militar en ninguna nación.

En diálogo con KienyKe.com Jeison Torres, director de la Maestría de Derechos Humanos de la Universidad Nacional, afirmó que: “El DIH no determina cuándo es una guerra justa, sino que asume que la guerra siendo despreciable debe tener unas reglas mínimas de humanidad”.

“El DIH no ampara el ataque de un país, no hay una norma específica del DIH que diga directamente ‘usted puede atacar ese país cuando viola los derechos humanos’. Eso no es verdad, porque eso no está regulado en ninguno de los cuatro convenios y los tres protocolos”, aseguró Torres.

Por otro lado, Ricardo Abello, director de la Especialización en Derecho Internacional de la Universidad del Rosario, también confirmó a KienyKe.com que no es posible que desde el DIH se apoye esa idea, ya que habría uso de la fuerza. “El único momento en el que el DIH permite el uso de la fuerza es cuando hay autorización del Consejo de Seguridad de ONU o por legítima defensa de algún país. Y en el caso concreto con Venezuela no hay ninguna de las dos”.

De modo que en el DIH no hay ninguna legislación que permita esta intervención. En una situación hipotética de que el Consejo de Seguridad lo apruebe, y solo en tal caso, se podría hacer uso de esa fuerza, pero esta no implica necesariamente el uso de una acción militar en el territorio específico, hay otras medidas como asistencia humanitaria, acompañamiento a las comunidades, presión diplomática.

“Para eso tendríamos que pasar que ni China ni Rusia hagan uso del derecho de veto, y eso es bastante difícil que no lo hagan. Que no utilicen el derecho de veto con esas características”, afirmó Abello en el caso de Venezuela.

Ya lo afirmaba en el 2002 Jacques Forster, el vicepresidente del Comité Internacional de la Cruz Roja decía que aún cuando existen violaciones serias estas no necesariamente llevan a desencadenar una acción coercitiva de la parte de las Naciones Unidas, particularmente porque representan una amenaza para seguridad internacional.

“El derecho internacional humanitario no puede ser utilizado como un fundamento para llevar acabo una acción fuera del marco de la Carta de las Naciones Unidas. Por lo tanto, la justificación legal de una intervención armada yace más allá de las fronteras del derecho humanitario y debe ser buscada en otra parte, notablemente en los Capítulos VII y VIII de la Carta”, declaraba Forster.

Pero ¿es posible que Estados Unidos haga una intervención en Venezuela?

Según Jeisson Torres existe una tensión evidente entre la fuerzas, pues se enfrentan la política internacional y el Derecho Internacional Humanitario. Pero no ve el camino fácil para que Donald Trump pueda ejecutar esta acción: “los demócratas están controlando la Cámara de Representantes, donde el presidente Trump necesitaría unas autorizaciones y no creo que los demócratas se lo vayan dar, no solo porque sea mala idea sino porque eso es darle piso político a Trump. Y la otra es que utilizando sus facultades lo haga pero es muy costoso esta intervención”.

“Matar a Maduro no resuelve el problema, pues después tienen a Diosdado y así. Eso va a tardar porque están metidos Rusia y China. Ellos están cuidando los intereses que todo el petroleo vendido en preventa”, aseguró Torres.

Ambos académicos coinciden también en que este escenario es perjudicial para Colombia ya que llevaría directamente a un conflicto, y esa no es la mejor salida para ninguno de los dos países.

“Colombia debe ser muy cauto, porque esa guerra en vez de beneficiarnos lo que nos puede generar es un perjuicio enorme porque Venezuela está armado”, agregó Torres.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO