En Colombia, la guerra ha dejado 46 mil desaparecidos

En Colombia, la guerra ha dejado 46 mil desaparecidos

31 de agosto del 2016

“Cada víctima que ha dejado el conflicto es una razón para que definamos como propósito nacional la paz”, así resumen Alan Jara los motivos por los cuales apoya la implementación de los acuerdos negociados entre las Farc y el Gobierno Nacional en La Habana. El excongresista hace referencia a los desaparecidos que ha dejado el conflicto.

Jara estuvo cerca de ocho años en poder de ese grupo guerrillero. Hace cuatro meses fue designado por el presidente de la República Juan Manuel Santos como director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, por eso aclara que su postura frente a esta nueva oportunidad que tiene el país no se da en muestra de agradecimiento por su nombramiento, sino en correspondencia por lo que vivió durante 2.760 noches en cautiverio.

Lea también:  ¿En qué van a trabajar los exguerrilleros de las Farc?

“Una cosa es perdonar y otra cosa es olvidar. Yo no puedo olvidar lo que me pasó. Nada en el mundo puede justificar un secuestro pero me sorprende muchísimo la generosidad de tantas personas que han sido víctimas y que piensan igual que yo, uno no quiere que eso le pase a nadie. Lo que a mí me pasó no quiero que le pase a otro”, cuenta el exsecuestrado.

Alajan Jara habla de los desaparecidos en Colombia

En Colombia, el conflicto armado ha dejado unas ocho millones de personas víctimas de la violencia, de las cuales dos millones y medio son menores de edad. El director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas explica que de todos los delitos cometidos en medio de la guerra, uno de los más atroces es la desaparición forzada. “Tenemos 46 mil personas que han sido dadas por desaparecidas en lo últimos treinta años. Es como imaginarse el estadio lleno y que de un momento a otro, todos desaparecieran. Es un drama terrible”, afirmó el funcionario.

Lea también: Gobierno Nacional publica el acuerdo final de paz

De acuerdo al sistema de registro de la entidad, no se obliga a la víctima indirecta, que pueden ser sus familiares, a declarar quién fue el actor del conflicto que causó el hecho. “Colombia tomó una decisión inédita, empezar a reparar sin terminar el conflicto. Muchos por temor no declararon quién era el que había causado la desaparición, otros sí. Hay casos de secuestro que fueron denunciados como cometidos por las Farc y que después no se volvió a saber nada de ellos”, indicó Alan Jara.

El acuerdo final para la terminación del conflicto, en su punto de víctimas, podría representar un paso importante para las familias de estos desaparecidos, pues de acuerdo con el director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, los guerrilleros que inicien el proceso de reintegración y se acojan a la Jurisdicción Especial para la Paz tendrán que contar toda la verdad acerca de los delitos que cometieron.

“En esta tarea también participará la Unidad Especial para la búsqueda de personas dadas por desaparecidas, junto a Medicina Legal y el CTI. Esto se ha venido implementando desde ya como una especie de avance humanitario y se han devuelto restos de personas que estuvieron desaparecidas por años”, expuso Jara.