¿Desató el Procurador a un nuevo mártir político?

¿Desató el Procurador a un nuevo mártir político?

10 de diciembre del 2013

Segundos después de anunciada la destitución e inhabilidad por 15 años contra el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, la red social Twitter -que sirvió como pulso de opinión política en tiempo real- reaccionó con euforia a la decisión de la Procuraduría.

A escasos cinco minutos el tema ya era tendencia nacional. #PaFueraProcuradorOrdoñez, #DestituciónPetro, #SamuelMoreno, #ApoyoaPetro, #PorlaDemocracia, #M-19 se convirtieron en las etiquetas más comentadas en el ranking que mide lo que más hablan los tuiteros. Por el mensaje de dichas etiquetas perecía demostrarse cierta solidaridad por el mandatario.

Tras sus primeras reacciones públicas, el sancionado alcalde de Bogotá llamó a sus seguidores a una concentración frente al palacio Liévano para rechazar el veredicto del Ministerio Público.

En la tarde la afluencia de personas era importante, aunque no desbordara la Plaza de Bolívar. Había muchos funcionarios distritales, representantes de partidos políticos, gremios y manifestantes de grupos poblacionales como comunidad LGBTI. Todos condenaban el castigo de la Procuraduría sobre el mandatario distrital, y mientras tanto, continuaba movilizándose opinión en las redes sociales. Las marchas y opiniones por redes sociales continuaron el martes.

Muchos de los comentarios daban la razón al fallo leído por Alejandro Ordóñez y recordaban la desastrosa implementación de un nuevo esquema de recolección de basuras hace un año. Otros concordaban con la destitución pero cuestionaban la inhabilidad por década y media con la que el gobernante prácticamente recibía una muerte política. Pero muchos también calificaban de injusta y viciada la determinación disciplinaria. Lo cierto es que ayer el país habló de Petro.

¿Es posible que Alejandro Ordóñez, quizá sin querer, haya originado a un mártir político? ¿Al configurarse en la figura de ‘mártir político’, a caso Petro podría sacarle provecho a su destitución? ¿Gana o pierde el procurador Ordóñez por haber fallado con severidad en el caso Petro? KienyKe.com quiso conocer las opiniones de varios expertos para analizar si acaso el escarmiento a Petro pudo haberse convertido en un detonante para su popularidad y un arma de doble filo para la derecha.

“Petro es un favorecido político por la divina providencia”: Alfredo Serrano

Un seguidor del alcalde, el escritor y periodista Alfredo Serrano, sí cree en la hipótesis de que con la sanción de ayer el Procurador engendró un nuevo mártir. “Si usted ve lo que sucedió ayer, pues Petro salió fortalecido, y no solo en lo nacional sino en lo internacional, porque pasó a ser una víctima del procurador. Lo que se va a conformar es una corriente de indignados en Colombia. Es una corriente mediática muy fuerte a la que Petro sabe manejar como ninguno con sus redes sociales”.

Marcha Petro, Gustavo Petro, Kienyke

Miles de seguidores del alcalde Petro llegaron a la Plaza de Bolívar para manifestarle su apoyo.

La salida de Petro de la alcaldía podría devolver a los progresistas a su líder natural, que ha estado más concentrado en gobernar, pero que ahora regresaría a la política para preparar la candidatura que siempre ha soñado: la Presidencia. “Petro tuvo como deficiencia que no era buen administrador, pero es un buen político. Él tiene estatura de presidente, porque en ese cargo se necesita un político, no un administrador. Bogotá no necesitaba un presidente, sino un alcalde”, añadió Serrano.

Para el experto constitucionalista, Juan Manuel Charry, es exagerado en este momento pensar en que se ha creado un mártir político. “Es muy pronto para preverlo porque los colombianos somos demasiado emotivos y nos polarizamos con facilidad. Hay que esperar un poco. Si las manifestaciones se mantienen durante una o dos semanas, sería un fenómeno político importante”. Hoy a penas es el segundo día de movilización pública a favor del alcalde.

No obstante Alfredo Serrano, que está escribiendo un libro llamado ‘El fenómeno Petro’, insiste que esta efervescencia no será momentánea y en cambio podría crecer como bola de nieve hasta acorralar a ciertos poderes políticos que habrían estado interesados en sacar al alcalde del juego político. “Petro es un privilegiado de la política en Colombia. Es un favorecido político por la divina providencia. Su convocatoria ha demostrado que la medida del Procurador, aunque pueda estar en los términos de la Ley, es impopular y exagerada. Por eso está reacción. Y Petro sabe que la sanción podría quedar en firme, pero tiene mucha habilidad y también sabe que en el camino esa sanción de puede caer, por ejemplo, por presión internacional”.

“Petro no es buen alcalde, pero sí es un buen agitador”: Herrera

La polémica casi no se ha centrado en si Petro merecía o no el castigo del Ministerio Público por las irregularidades cometidas al momento de implementar la reforma al sistema de recolección de basuras cuyos efectos fueron evidenciados por casi toda Bogotá.

El punto es si fue acertada la cantidad de años en los que se prohibirá al político volver a ejercer cargos públicos. El columnista y analista Ricardo Felipe Herrera sostuvo a KienyKe.com que creía que la decisión fue jurídica fue merecida. “La decisión que debió haber adoptado fue la que adoptó. Las equivocaciones del alcalde daban para la destitución e inhabilidad correspondiente (…) (Sobre la cantidad de años) es un tema jurídico complejo, pues no se tiene una tasación específica. Pero si uno analiza a algunos excongresistas condenados o al mismo exministro Andrés Felipe Arias (16 años inhabilitado), sus sanciones en otros casos también han sido severas”.

De esta forma Ricardo Felipe Herrera, abogado y experto en régimen de servicios públicos, descarta que haya habido motivaciones políticas en esta decisión y no cree que con la sanción se haya beneficiado a Petro. “La mejor estrategia política hubiera sido que el Procurador dejara que el alcalde se cayera solo, porque se estaba desmoronando en la administración de la ciudad. Entonces si esta fue una jugada política de la derecha, sería torpe haberlo destituido”.

Juan Manuel Charry, Ricardo Felipe Herrera, Alfredo Serrano Zabala, Kienyke

Abogados y analistas coinciden que Petro ha tenido habilidad para convocar a las masas para rodearlo luego del castigo de la Procuraduría.

Analistas como Herrera coinciden que el alcalde estaba esperándose la estocada de la justicia disciplinaria y por ello, tan pronto se conoció la decisión, se apresuró a llamar a sus seguidores a plaza pública. “Ahí queda claro que el efecto político lo tenía previsto: él no es buen alcalde, pero sí es un buen agitador”.

Y sus discursos, desde la tarde del lunes, han sido de puyas a Alejandro Ordóñez, incrementando la animadversión no contra la institución sino contra el jefe del organismo de control. “Con este eco político, mucha gente querrá reivindicarse a favor de Petro, y muchos le tienen tirria al Procurador por su convicción religiosa. Entonces habrá muchos que se solidarizan con el alcalde; unos por convicción y muchos otros por estar contra el procurador”.

Más análisis vinculan la decisión a otras motivaciones con efecto a tres bandas. Uno de estos podría ser un mensaje al líderes de las Farc interesados en una eventual participación en política de lograrse el proceso de paz. Cabe recordar que Ordóñez ha sido contrario a los diálogos con los subversivos y su llegada a la escena pública. Petro fue guerrillero del M-19.

“Petro fue un desmovilizado también, y lo que generará esto es que las Farc quieran poner reglas anticipadas contra el procurador. La guerrilla va a poner en discusión las facultades que tiene el Procurador para que sean revisadas urgentemente”, advirtió el escritor Serrano.

El abogado Ricardo Herrera opina, por su parte, que las Farc “han llamado a hacer una constituyente y dijeron que hay que cambiar el artículo que reglamenta las facultades del Procurador. Las Farc lo aprovecharán como victimización internacional por las destituciones que ha hecho a funcionarios públicos”.

Y curiosamente las Farc darían pedal a otro debate: una reforma para evaluar el poder que tiene el Procurador. El abogado constitucionalista Juan Manuel Charry dice que el tema merece una discusión, pero no bajo el calor de la coyuntura que ha generado Petro.

“Hay convenios internacionales que dicen que los que ocupen cargos de elección popular solo pueden destituirse por orden judicial no disciplinaria. En Colombia se permite, pero deberíamos tratar de armonizar nuestro ordenamiento a los convenios internacionales”.

Las principales reacciones contra Ordóñez también le cuestionan el que aproveche una dignidad que le da poder para aplicar castigos tan severos a quienes fueron elegidos popularmente y cuya salida debería también ser determinado por esos mismos votantes.

Y es que tan solo en este año que está finalizando, la Procuraduría ha emitido sanciones disciplinarias contra 152 alcaldes, 87 concejales y 10 gobernadores. En el caso de destituciones desde 2009, 57 alcaldes han sido apartados de su cargo, 23 congresistas y una veintena de gobernadores como Héctor Fabio Useche del Valle del Cauca y Cielo González en el Huila. Analistas no juzgan si están de acuerdo o no con dichos castigos pues se limitan a concluir que lo que ha hecho Ordóñez ha estado ajustado a la Ley.

Vea también: Twitter estalló con la decisión contra Petro  y el Fotoshow “Lo que es con Petro, es conmigo”