¿Lo de Ányelo Palacios fue un autosecuestro?

¿Lo de Ányelo Palacios fue un autosecuestro?

15 de marzo del 2016

Tras el supuesto secuestro y posterior fuga del capitán Ányelo Palacio, principal denunciante de la llamada ‘Comunidad del Anillo’, red de prositución homosexual que funcionaría en el interior de la Policía Nacional, las autoridades manejan múltiples hipótesis sobre lo ocurrido. Hay dudas.

Lea también: El capitán Ányelo Palacios cuenta por qué grabó al ex viceministro Ferro

La versión inicial indica que el pasado sábado, cuando el uniformado se desplazaba desde Cúcuta hacia Florencia con su padrastro, Orcilio Ortiz, el vehículo en el que se movilizaba fue interceptado por cuatro sujetos que se transportaban en dos motocicletas, quienes se llevaron al capitán. “Dijeron que lo liberarían una hora después”, dijo el padrastro de Palacio a la Policía, único testigo del hecho. 

Ortiz ha manifestado que no le informó a las autoridades sobre le ocurrido oportunamente esperando que los supuestos secuestradores cumplieran su palabra de entregar al capitán una hora después del plagio ocurrido en la vereda Caliche del municipio de Ragonvalia a dos horas de Cúcuta.

Lea también: Él es el policía que grabó al ex viceministro Carlos Ferro.

Después de lo ocurrido, la fuerza pública y los investigadores no han descartado ninguna hipótesis. Contemplan, desde la posibilidad de que se haya tratado de autosecuestro hasta un rapto por parte de un grupo ilegal.

Casa-C

Las autoridades departamentales también han puesto en tela de juicio la versión del uniformado ya que, según miembros de la Gobernación de Norte de Santander, en la zona donde se produjo la desaparición del policía no hay presencia de grupos ilegales.

Además hay dos dudas adicionales sobre lo ocurrido ya que la vereda donde fue encontrado Palacio se encuentra en dirección opuesta a la vía que habrían tomado los supuestos secuestradores y la masiva presencia de las autoridades tras el reporte del presunto rapto habría impedido la movilización del capitán sin que fuera detectado.

“Luego de conocer el secuestro hicimos desplazamientos a las fincas, veredas, cañadas, buscando información, movimientos raros sobre personas sospechosas o disparos, pero no encontramos nada”, dijo el Brigadier General Fabio Hernán López Cruz, comandante del Gaula de esa institución..

“Ya verificamos que el capitán pasó por el peaje de Los Acacios. Pero estamos buscando cámaras desde su casa hasta el sitio donde dijo que lo secuestraron y así armar alguna hipótesis”, agregó el general.

Algunos de los familiares de Palacio, quienes denunciaron el secuestro y luego hablaron de la fuga del uniformado, han sido los primeros en ser indagados por las autoridades.

El capitán, quien fue encontrado acostado y tapado con varias cobijas en una vivienda de la misma vereda donde fue supuestamente raptado, habría rechazado la protección que la Fiscalía General de la Nación le había ofrecido el pasado ocho de marzo y ha sido arduamente criticado por su institución ya que, según versiones de algunos uniformados, ningún miembro de la fuerza pública puede realizar un viaje como el que pretendía hacer el policía sin las medidas de seguridad necesarias.

Un hecho que ha llamado la atención de los investigadores, es que el denunciante de la ‘Comunidad del Anillo’ había informado, en una entrevista divulgada por una cadena de televisión internacional a primera hora de la noche del sábado, que había recibido amenazas contra su vida. Sin embargo, no tomó medidas al respecto.

Ányelo Palacio fue trasladado a la Unidad de Sanidad de la Policía Nacional en Cúcuta tras presentar síntomas de hipotermia. El Brigadier General Fabio Hernán López Cruz, comandante del Gaula de esa institución, espera el momento adecuado para entrevistar al capitán y conocer su versión de los hechos.

“La familia del capitán nos avisó y cuando lo recogimos estaba quieto y sin habla.  Entonces, lo alzamos y montamos a un carro y por el camino  iba como convulsionando. Por eso, íbamos a entrar a la unidad médica de Chinácota, pero se repuso un poco y alcanzamos a traerlo a la Dirección de Sanidad en Cúcuta”, señaló el general López Cruz.

El diario local la Opinión de Cúcuta plantea unas preguntas: ¿Cómo lo abordaron los cuatro sujetos en dos motos? ¿Por qué se detuvo y no aceleró la marcha en busca de ayuda? ¿Por qué no los estrelló y huyó? ¿Por dónde lo llevaron y cómo lo trataron? ¿Los plagiarios se identificaron y pudo hablar con ellos? ¿Cómo logró escaparse y llegar hasta Ragonvalia? ¿Por qué viajaba por tierra un oficial de la Policía? ¿Si estaba amenazado no era riesgoso viajar de noche? Y, finalmente, pero no menos importante, ¿por qué rechazó la oferta de la Fiscalía de hacer parte del programa de protección de testigos?