Ecomun, el primer negocio lícito de las Farc

Foto: Twitter/@Ecomun_co

Ecomun, el primer negocio lícito de las Farc

4 de julio del 2017

37 exmilitantes de las Farc recibieron sus certificados de economía solidaria ante representantes del Gobierno Nacional, organizaciones internacionales y medios de comunicación. Son hombres y mujeres que luego de dejar las armas regresan a la vida civil por medio de una ceremonia donde oficializan y celebran el fin de un proceso de educación y el comienzo de un nuevo reto dentro de la comunidad gracias a Economías Sociales del Común, Ecomun.

Para muchos esto demuestra el compromiso de las Farc frente a la reincorporación y el nuevo papel que deberán cumplir dentro de la sociedad. El exguerrillero Jairo Quintero declaró dentro del evento que la intención de ellos al ingresar en este gremio no es afectar a los demás participantes de las organizaciones solidarias.

“No somos un enemigo, no venimos a competir. Hay mucha gente en Colombia que cree que nosotros vamos a llegar al marco de la economía social y solidaria a obstaculizar los procesos organizativos que ya existen en Colombia. Eso no es así.”

El director de la Agencia Nacional de Reincorporación, Joshua Mitrioti, explicó que Ecomun se basa en cuatro aspectos fundamentales: social, cultural, economía y ambiental.

Además aclaró que los dineros deberán salir del bolsillo de los integrantes de la cooperativa: “Ellos, tendrá financiarse como normalmente se financias las cooperativas, a partir de la plata de los socios. Y esos dineros van a venir de los beneficios de inserción económica y todo lo productivo que son los 8 millones de pesos por persona por una sola vez”.

Pastor Alape no dejo pasar la oportunidad y también decidió compartir un comentario frente a este suceso en sus redes sociales.

Ecomun, a pesar de haberse inscrito en la Cámara de Comercio de Bogotá e iniciar todo el proceso de bancario pertinente, debe esperar el fallo de la Corte Constitucional sobre el decreto que crea la organización solidaria, sin embargo para los exintegrantes de las Farc es un proceso que apenas empieza y por el que seguirán trabajando.