El rostro del policía y contratista que salvó a Gustavo Petro

El rostro del policía y contratista que salvó a Gustavo Petro

14 de Enero del 2014

Dentro de las varias tutelas presentadas en semanas pasadas para reclamar amparo por la presunta violación de derechos políticos -en caso de que el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, fuera destituido del cargo por una decisión disciplinaria- hubo una que reventó hoy.

El ciudadano José Gotardo Pérez Soto, con cédula de ciudadanía expedida en Cúcuta, interpuso una acción de tutela ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Ayer, minutos después de que el procurador Alejandro Ordóñez ratificaba el fallo sancionatorio contra Petro que lo expulsaba de la alcaldía de Bogotá y lo inhabilitaba 15 años, un magistrado firmaba una decisión sorpresa. En ella solicitaba, de forma paralela, la aplicación de ciertas medidas cautelares que evitaran el castigo al mandatario.

“El petente, en su libelo introductorio, ha solicitado como medida cautelar o provisional, que con el auto admisorio de la presente acción se ordene o decrete la suspensión provisional de los efectos jurídicos del fallo disciplinario sancionatorio, a fin de evitar la consumación de un perjuicio irremediable, de conformidad con las disposiciones del Decreto No. 2591 de 1.991”, sostuvo el señor Pérez en su tutela.

Jose Gotardo Perez, Gustavo Petro, Kienyke

Kienyke.com obtuvo la fotografía de Pérez Soto, el oficial (r) que interpuso la tutela con la cual el alcalde Petro se salva, por ahora, de la destitución inmediata. Cortesía: edición impresa del Diario del Huila.

En efecto, la justicia consideró esta petición y en menos de 24 horas, el Tribunal profirió una medida provisional para suspender los efectos jurídicos del fallo disciplinario. José Gotardo Pérez se convirtió en el héroe de la administración Petro.

De él poco se conoce y la prensa lo busca para que relate su hazaña. Se sabe que fue miembro de la Policía Nacional y participó como comandante de la Fuerza Pública en el Huila a inicios de los 90.

Durante su formación académica como uniformado, Pérez Soto publicó en la Escuela Superior de Guerra un ensayo titulado “Filosofía de derecho y la Policía”, y en términos policiales publicó una tesis llamada “Manual del policía vial”, en el que analizaba las funciones de las autoridades en el tratamiento al infractor de tránsito; patrullaje urbano; patrullaje rural; los delitos y de las contravenciones.

Pérez Soto no resultó ajeno a la Administración de Gustavo Petro. Ha sido contratista del distrito con al menos cuatro trabajos de asesoría en temas de seguridad. Uno de los contratos es de apoyo en estrategias de seguridad urbana con la Secretaría de Gobierno, por valor de 54 millones de pesos. Prestó servicios profesionales al Fondo de Vigilancia y Seguridad por valor de 40 millones de pesos. Otros servicios de apoyo operativo a la policía por 8.9 millones de pesos, y un reciente contrato suscrito en 2013 para apoyar al Comando de la policía Metropolitana, por lo que cobró 80 millones de pesos. En total, se estima que su contratación con la Bogotá Humana asciende a $184 millones.

Las relaciones con la alcaldía vienen desde el gobierno anterior, pues incluso el 26 de diciembre de 2011, a través del decreto 644, la entonces alcaldesa Mayor Clara López Obregón, decidió condecorarlo a él y a otros dos ciudadanos con “la Medalla Cívica Ciudad de Bogotá”, por su contribución “al desarrollo de la seguridad en el Distrito Capital.”

José Gotardo Pérez tiene 70 años y hace uso de buen retiro de la institución policial. Fue uno de los cientos de ciudadanos que interpusieron una tutela para intentar bloquear la decisión sancionatoria de la Procuraduría contra Petro.