El Ejército denuncia a toda una comunidad por proteger a la guerrilla

El Ejército denuncia a toda una comunidad por proteger a la guerrilla

19 de febrero del 2015

La gente se agolpó y forzó que el Ejército le entregara a varios sujetos que acababa de capturar, vinculados con acciones subversivas y terroristas.

El general Jaime Lasprilla, comandante general del Ejército, acudirá ante todas las instancias judiciales y legales para que sean castigados los responsables. Y considera que la situación es grave porque “las FARC siguen reclutando niños, siguen en actividades de narcotráfico, siguen en la minería ilegal, siguen en la extorsión”.

Lasprilla explica lo ocurrido:

– “Como lo ha manifestado el señor General Wilson Danilo Cabra, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, las tropas adelantaban una operación por información que daba cuenta de la presencia en la comunidad Huellas (indígena), en Caloto, Cauca. Las tropas se aproximan y reciben fuego por parte de los terroristas de las FARC. Las tropas capturan a cuatro terroristas, se logra la incautación de una ametralladora, 7 fusiles, 2 pistolas, municiones, granadas, material de explosivos, documentación para la inteligencia militar.

Logramos unas filmaciones que se van a poner a disposición de la Fiscalía, y allí forzan a la población civil, interfieren la operación y utilizan a la comunidad como escudo. La tropa, de una manera muy responsable y observando los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, asume una actitud responsable, entrega a los capturados y evita poner en riesgo la vida de la población civil.

Vamos a denunciar ante la Fiscalía a las personas que han interferido en el desarrollo de las operaciones, situación que ya se ha presentado unas cuatro veces. Nadie está por encima de la Constitución y la ley, y no hay un sitio donde las Fuerzas Militares y la Policía Nacional no puedan estar porque cumplen un deber sagrado, están cumpliendo con una misión constitucional, legal, orientada a proteger la población civil.

Ningún grupo terrorista, ningún grupo al margen de la ley, puede estar haciendo proselitismo armado, no puede estar reclutando menores. Hay una filmación donde se muestra el reclutamiento de niños por las FARC, y actividades de entrenamiento al lado de las comunidades. No puede haber sectores de la población dándole una lectura errada a los colombianos, de que estos terroristas están al lado de la población. Están desarrollando actividades criminales, y el Ejército no se va a quedar con los brazos cruzados”.

– ¿A quiénes van a denunciar?

A la comunidad. Corresponderá a los organismos de control determinar cuáles son los responsables, quiénes fueron los que propiciaron el movimiento de algunos integrantes de esa comunidad para abalanzarse sobre las tropas, quitarles los capturados, y servirle prácticamente de escudo para que estos terroristas se replegaran.

– General, si entendemos bien, cuando se está en plena operación militar, sectores de la comunidad o la población encubren a la guerrilla de las FARC y se enfrentan a la tropa. ¿Es así?

Ellos encubren a los terroristas. De igual manera les sirven de escudo, y precisamente -para no afectar la población- lo que hicieron las tropas de manera muy responsable, como le digo, observando los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, fue suspender el fuego, entregarles los capturados para no poner en riesgo la vida de la población civil. No podemos estigmatizar a toda la comunidad pero sí es un sector de la población. Le corresponde a los organismos de seguridad investigar.

De la misma manera que nosotros, el Ejército Nacional, siempre sale a poner la cara cuando se presenta algún inconveniente con algún miembro de la institución. Respetuosamente pedimos que se haga la investigación porque no se puede seguir presentando ese hecho, que las comunidades ataquen al Ejército, saquen a la Policía, o impidan el cumplimiento de las funciones propias de estas instituciones que están cumpliendo una misión constitucional y legal.

– ¿Entonces no hay tal tregua de la guerrilla?

Ustedes tienen que evaluarlo. Lo que debe quedar claro para todas las organizaciones al margen de la ley es que ninguna persona, ninguna organización está por encima de la ley ni por encima de la constitución.

Segundo, no puede haber organizaciones al margen de la ley dentro de las comunidades; no puede haber grupos armados ilegales en las comunidades; no pueden estar coaccionando a la población; no pueden estar reclutando, no pueden estar entrenando, no pueden estar dedicados al narcotráfico, a la minería ilegal, al reclutamiento forzoso, a la extorsión como lo están haciendo los grupos armados ilegales.

Eso no lo pueden hacer porque, mientras estén en la ilegalidad, el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional tienen la obligación de enfrentarlos y capturarlos o neutralizarlos de la forma legal, observando los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario como le corresponde a estas instituciones.

General Lasprilla

“Hay una filmación donde se muestra el reclutamiento de niños por las FARC, y actividades de entrenamiento al lado de las comunidades”, denunció Lasprilla.

 -¿Hacia dónde va, entonces, el proceso de paz?

Usted sabe que el Ejército, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, estamos comprometidos con la paz, con el propósito fundamental del Gobierno Nacional de lograr el cierre del conflicto.

La paz es un estado que se ha venido construyendo; no es de la noche a la mañana, se ha venido construyendo con el esfuerzo, el sacrificio de soldados de tierra, mar y aire, y policías de Colombia.

En estos últimos 20 años hemos venido recuperando el territorio nacional, la gobernabilidad, el Estado de Derecho. Hemos neutralizado las actividades criminales. Todo esto nos permite decir hoy que el 90 por ciento del territorio nacional se encuentra en proceso de consolidación.

A este esfuerzo militar se suma la gran participación de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional en obras de consolidación.

En el caso particular del Ejército, en este momento está adelantando 160 proyectos de ingenieros en todo el territorio nacional, jornadas de apoyo al desarrollo permanentemente. No es solamente el esfuerzo militar que nos corresponde hacer, sino participar donde por alguna razón no ha llegado el Estado. El Ejército Nacional, ayuda a la población civil marginada.

– Finalmente, General Lasprilla, y a manera de conclusión, ¿el Ejército no ha bajado la guardia en la lucha contra la subversión?

No, el Ejército no ha bajado la guardia porque tiene que proteger a la población civil, tiene que proteger los recursos privados y estatales, tiene que garantizar la vida, la honra, los bienes de los ciudadanos, y seguirá con determinación contra todas las organizaciones al margen de la ley.

-¿Y la moral del Ejército está alta?

Muy alta; la moral del Ejército en este momento es muy alta.