¿El país le creyó las explicaciones al general Alzate?

¿El país le creyó las explicaciones al general Alzate?

2 de diciembre del 2014

Al extraño suceso del secuestro y posterior liberación del general del Ejército Rubén Darío Alzate, se sumaron ayer las declaraciones que el alto oficial dio a medios de comunicación y la presentación de su renuncia.

Después de que el presidente Juan Manuel Santos le exigiera al brigadier general Alzate entregar las respectivas explicaciones, éste último reconoció en rueda de prensa el error de viajar por el río Atrato sin escoltas, y al respecto señaló que lo hizo porque quería entrar en contacto de manera informal con los pobladores de esa zona del Chocó, dentro del plan social que cumplía en ese sector.

De igual, manera el alto oficial del Ejército se refirió a las polémicas fotos que publicó de manera exclusiva el medio de comunicación Telesur, y en las que aparece él abrazando a uno de los negociadores de las Farc en La Habana, alias Pastor Alape, quien se desplazó a Colombia para facilitar el secuestro del general, el cabo del Ejército y la abogada que los acompañaba.

Lea también: Las grandes dudas que quedaron sobre el secuestro del General

Al respecto, Alzate señaló que fue presionado por las Farc para que se tomara esa foto.

Estas declaraciones generaron una gran polémica en varios sectores. De un lado al ser entrevistados por Kienyke.com, el senador del Centro Democrático Alfredo Rangel y el analista político León Valencia criticaron las declaraciones del general.

Leon Valencia y Alfredo Rangel

El congresista uribista indicó que “las explicaciones son totalmente insatisfactorias. Parecen una versión hechiza, de última hora, que deja flotando un manto de dudas sobre las reales circunstancias en las que se produjo el secuestro del general Alzate”.

Respecto a la foto donde aparece el general con alias Pastor Alape, Rangel indicó que “es absolutamente inaceptable y condenable. En algunos ejércitos del mundo existe el delito de fraternización con el enemigo, lo que es equivalente a una traición y a colaborar con el enemigo (…) Desafortunadamente en Colombia no existe tipificado ese delito en el Código Penal Militar, y esa foto es un golpe moral a las tropas que no ha debido producirse en ninguna circunstancia. Nada justifica el hecho de que el general se haya dado esa confianza con el jefe de sus verdugos”, afirmó el parlamentario.

Por su parte, el analista León Valencia aseguró que tanto la actuación del general que permitió su secuestro, como la explicación de esa actuación, son descabelladas.

“Debemos tomar la declaración del general como la versión oficial, y mientras no tengamos otra versión nunca sabremos qué ocurrió. Sin embargo, la explicación fue algo descabellada, ya que él mismo reconoce en su versión que fue en una actividad social, en la que cometió todos los errores, lo que le llevó después a la renuncia. Descabellada la acción si se hizo con ese propósito, así hubiera sido muy altruista y políticamente correcto”, indicó Valencia.

En cuanto a las fotos de la discordia, Leon Valencia afirmó que el oficial del Ejército faltó a la verdad.

“Las fotos dicen que fue un acto voluntario, él está cómodo en esa foto. Lo que pasa es que hay un matoneo público frente a todo eso, y por eso el general trata de justificar su presencia en esas fotos, pero no fue capaz de afrontar que es un hecho normal que si uno va a una liberación, hay unos delegados internacionales, Cruz Roja, delegados de Noruega, Cuba, y estar en una reunión de esas lo más normal es que se tomen unas fotos para celebrar la libertad. Había que declarar que era un hecho espontáneo, y es exagerado echarle la culpa a las Farc”, señaló el politólogo.

Lea también: Bloque ‘Iván Ríos’: ¿el que más le hace pistola al proceso de paz?

Valencia también criticó al jefe negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle, quien “salió ayer a decir que eso es una utilización mediática de un hecho. Pero lo cierto es que si alguien tuviera una foto de esas, la publicaría, pues se trata de momentos históricos de la vida de las personas”.

De otro lado, Kienyke.com también habló con la ex candidata presidencial y exministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez y la senadora del Partido Alianza Verde, Claudia López, quienes defendieron al general.

Lea también: Claudia López: Me gusta bailar ‘ras-tas-tas’ y el reguetón me parece lo máximo

Marta Lucia Ramirez y Claudia Lopez

La exministra indicó que al general simplemente lo dejaron solo. “Me parece que se ha sometido al general al escarnio público, cuando realmente en una situación de estas, quién ha debido salir a poner la cara es el propio Gobierno. Cuando hay control civil sobre las Fuerzas Militares, ejerce tanto para representarlos en lo bueno como en los momentos de dificultades. No tiene ninguna lógica que en el momento de las dificultades los echen al escarnio público”, afirmó Ramírez.

La líder conservadora admitió que hubo fallas en el protocolo que se tenían que explicar, “pero yo no creo que sea la respuesta ni del gobierno, ni de la sociedad colombiana el dejar un general en esta situación de soledad, quien durante tantos años ha combatido a la guerrilla, ha protegido a los ciudadanos, ha hecho una labor social tan importante en el Chocó”.

Frente a la presunta presión mediática, la también exsenadora indicó que le parece inaudito que el Gobierno “haya prohibido el cubrimiento de los medios de comunicación colombianos, para permitir el ingreso de otros medios como Telesur, que continuamente ha venido cuestionando la legitimidad de varios gobiernos, la institucionalidad, y siempre han estado del lado de la guerrilla. Todo eso hace parte de una estrategia premeditada para mostrar debilitado al general Alzate y mostrar a la guerrilla en una actitud dominante”.

Por último, afirmó que “bajo las circunstancias en las que se encontraba el general en ese momento, le pudieron haber dicho que esa era una foto que muestra la reconciliación que hay en Colombia, y conociendo al general que siempre ha manejado una imagen y un gesto apacible y sonriente, entonces yo no sé de dónde sacan que estaba casi de amigo con sus captores”.

En igual tónica, la senadora Claudia López sólo tuvo palabras de agradecimiento para el oficial liberado.

“Le manifiesto al general todos mis respetos y mis agradecimientos en esos 33 años de servicio al país y al Ejército. Reconozco su gallardía de reconocer públicamente que cometió un error. Creo que es el primer servidor público de Colombia que reconoce un error y asume las consecuencias. Es una actuación que me parece valerosa, y confío en que superará este inconveniente”, puntualizó.