Eln: ¿Problema de Colombia y Venezuela?

19 de enero del 2019

Ambos países deberían enfrentar conjuntamente al grupo armado.

Eln

A raíz del atentado terrorista del pasado jueves en la Escuela de Cadetes General Santander, al sur de Bogotá, el gobierno colombiano responsabilizó al grupo guerrillero del Eln de las acciones violentas que acabaron, hasta ahora, con la vida de 21 personas. Ante este panorama, el presidente Iván Duque declaró nuevas medidas para mayor protección y seguridad en el país.

En particular, anunció el fortalecimiento de las fronteras, las entradas y salidas de las ciudades. “Nos enfocaremos en prevenir y neutralizar cualquier ataque de esta naturaleza. Los colombianos pueden tener la certeza de que estamos preparados para defender a nuestro país”.

Las declaraciones fueron interpretadas por distintos sectores como una alusión a que desde el país vecino, Venezuela, hubo ciertos nexos con el atentado de este jueves en Bogotá.

Por otro lado, una de las voces que más resuena en el país es la del senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien desde el primer momento del atentado en contra de los policías, envió un fuerte cuestionamiento en contra del gobierno venezolano: “La protección del terrorismo ha sido el amparo de Chávez y Maduro en contra de nuestra democracia”. Sin embargo, ante estas medidas y mensajes, se genera una tensión aun más grande entre Colombia y Venezuela. ¿Qué implicaciones causan estas palabras de Colombia en contra de Venezuela?

En diálogo con KienyKe.com el investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, Ronal Rodríguez, explicó que hay que tener en cuenta que una de las zonas donde más fuerte es el Eln, es precisamente la frontera. Y para los integrantes de esta insurgencia es un corredor común de movilidad: “Es normal tratar de generar algún tipo de cobertura y seguridad en la zonas donde este grupo se mueve”.

Sin embargo, según el experto, el tema también toca a Venezuela, porque este es utilizado como un espacio de retaguardia y existe una amplia presencia de este grupo armado allí, no solo en la frontera sino en el estado de Bolívar y al sur este país. “El entonces jefe de las Fuerzas Armadas, el general Mejía, dijo que dentro la estructura del Eln ya se habían reportado 300 venezolanos, lo que hace que este cuerpo no tenga solamente nacionalidad colombiana sino que se compone por las dos nacionalidades”.

Desde Venezuela, Jesús Castillo, politólogo y docente de la Universidad de Zulia, afirma que “la confrontación permanente de voceros del Gobierno colombiano con voceros del gobierno venezolano se ha vuelto una práctica muy cotidiana que se dibuja más en el plano personal que de interés geopolítico”. Lo que genera un deterioro en las relaciones diplomáticas, y esos incidentes podrían afectar los intercambios normales que se dan en las fronteras de ambos países, y sobretodo en el éxodo de venezolanos que crece en medio de la crisis que atraviesa Venezuela.

“El camino más sensato es llegar a entendimientos de ambos gobiernos y bajarle el tono de confrontación a la diplomacia de micrófonos, y comprender que por muchas diferencias que tengan ambos gobiernos la realidad de las fronteras los obliga a buscar puntos de entendimiento por el bienestar de ambas naciones”, afirma Castillo.

En suma, de todos estos acontecimientos y en la búsqueda de darle fin al conflicto en Colombia, ambos países deben entender que el Eln, es una organización diversa y compleja, que les atañe enfrentar a los dos. Sin embargo, ante la actual crisis venezolana la incertidumbre crece y ese camino se aleja más.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO